Abejorro

Revisión del 23:07 16 ago 2019 de Carlos idict (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «Category:» por «Categoría:»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Abejorro
Información sobre la plantilla
Abejorro1.jpg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Arthropoda
Clase:Insecta
Orden:Hymenoptera
Familia:Apidae
Género:Bombus
Especie(s):B. terrestris

Abejorro común (Bombus terrestris). Es una especie de himenóptero apócrito de la familia Apidae; es uno de los abejorro más comunes de Europa. Tiene el cuerpo negro con bandas amarillas. Se diferencia de otras especies de abejorros por el color blanquecino del extremo del abdomen. Es un abejorro grande, la reina es de 2 a 2,7 cm de longitud y las obreras son de 1,5 a 2 cm. La probóscide o lengua de la reina puede ser de 10 mm de largo, con la de las obreras algo más corta.

Biología

Al igual que otros miembros del género Bombus, las reinas son las únicas que sobreviven el invierno y que emergen en la primavera. Las obreras, que aparecen más tarde son más pequeñas. En cuanto la reina encuentra néctar para reabastecer sus energías empieza a buscar un lugar para anidar, que suele ser un nido abandonado de roedor, bajo la tierra. Construye ánforas para almacenar néctar y polen.

La reina pone un número pequeño de huevos al principio y los cuida ella sola. Más tarde, cuando maduran las obreras, ellas se encargan de todas las tareas de forrajeo, cuidado de la cría, construcción de ánforas, etc. Una colonia de Bombus terrestris puede llegar a tener 400 obreras. La alimentación de las crías consiste de polen y néctar. A veces los abejorros de esta especie, y también los de otras especies roban néctar, es decir que perforan un agujero en la base de la flor y colectan el néctar sin acercarse a las anteras y estigma de la flor; de esta forma no tiene lugar la polinización.

Hacia el fin del verano la reina pone algunos huevos no fertilizados (haploides) que dan lugar a machos y otros huevos que reciben más alimentación que las obreras y que serán hembras fértiles, es decir, las futuras reinas. Después que los machos y hembras se aparean, las nuevas reinas buscan un lugar donde hibernar y todos los demás miembros de la colonia mueren.

Los abejorros practican un sistema de polinización vibratoria que es la única forma de polinizar las flores de plantas tales como el tomate. En Europa los abejorros de ésta y otras especies son usados para efectuar la polinización de los tomates de invernadero. Estos abejorros también son exportados a los Estados Unidos con este propósito. Los abejorros pueden encontrar el camino a casa a distancias de 13 km.

Características

El abejorro de tierra o Bombus terrestris, es uno de los tipos de abejorros más empleados en la agricultura intensiva, debido a su alto nivel de polinización. Su nombre hace alusión a una determinada fase de su vida en la naturaleza, que como veremos posteriormente, la realiza curiosamente por debajo del nivel del suelo. El Bombus terrestris es negro, con una banda blanca al final del abdomen. El tórax y el abdomen están cruzados por una banda amarilla. El tórax es muy corto y está cubierto de pelo. Una característica diferencial de este tipo de abejorro respecto a otras especies, es que posee una cabeza pequeña y estrecha, con una lengua relativamente corta.

Posee un par de antenas en la frente, que se articulan mediante un gran número de piezas, que tienen función táctil y olfativa. Es por esta razón que estos insectos siempre están oliendo y tocando cualquier objeto con sus antenas, para comprobar si es comestible o no. Existen dos pares de alas membranosas en la parte superior del tórax, con gran cantidad de venas que le dan consistencia en el vuelo. Poseen también tres pares de patas, donde las primeras poseen una escotadura para limpiarse el polen de las antenas, y las últimas poseen una concavidad donde van acumulando granos de polen. A veces se forma una gran masa que impide y dificulta el vuelo del insecto.

El ciclo biológico del Bombus terrestris en la naturaleza, comienza en la primavera cuando la reina abandona su lugar de hibernación y va en busca de un nido adecuado. En el nido, la reina prepara un lugar para almacenar miel, reunir polen y poner los primeros huevos. Después de nacer las primeras obreras, la reina incrementa la puesta de huevos, mientras que las obreras tienen la misión de alimentar a las larvas y recolectar alimento, con lo que la colonia se incrementa en número y los nuevos individuos aumentan en tamaño. Posteriormente nuevas reinas y zánganos nacen, y para entonces la vieja reina estará generalmente muerta. Por último las jóvenes reinas se aparean y van en busca de un lugar adecuado de hibernación bajo la tierra.

Los abejorros dependen de dos tipos de alimento. Del polen obtienen las proteínas, las cuales son necesarias para el crecimiento del insecto y para la construcción de la colonia. El segundo tipo de alimento es el néctar, el cual contiene los azúcares necesarios para el aporte energético de los abejorros. La mayoría de las flores de las plantas hortícolas no producen mucho néctar, por lo que se recurre a cubrir las necesidades energéticas de los abejorros, con diferentes soluciones azucaradas en las colmenas. No pasa lo mismo con los frutales, por lo que no es conveniente en una explotación hortícola, que se encuentre una frutícola en las cercanías, ya que los abejorros volarían hacia los árboles.

Los abejorros son insectos sociales, esto quiere decir que hay generalmente cooperación entre individuos separados.

Ventajas

El comportamiento social de los abejorros, no está tan bien desarrollado como en la abeja común. Hoy en día el empleo de abejorros ha desplazado a la abeja común, debido a las siguientes razones.

Los abejorros tienen un patrón sistemático de visita y por eso evitan otra visita innecesaria en la misma flor. Generalmente, buscan los ramilletes de flores desde abajo hacia arriba y se conducen por el olor.
En comparación también con las abejas, los abejorros son más efectivos, porque son más grandes y pueden visitar un mayor número de plantas por vuelo, siendo la media de 20 a 30 flores por minuto. También logran un mayor contacto con el estigma y los estambres.

El clima tiene menos influencia en el comportamiento de los abejorros que en las abejas. Los abejorros se mantienen activos a bajas temperaturas, incluso a cinco grados, y con baja intensidad de luz. Sin embargo, con calor extremo no son muy activos. La lluvia, el viento y las nubes tienen poca influencia en sus actividades.

Existen signos aparentes en una flor que ha sido polinizada por un abejorro. Así por ejemplo, cuando un abejorro ha visitado una flor de tomate, después de un cierto tiempo, dicha flor mostrará una decoloración marrón en la corola. Este es el signo de la polinización. La decoloración marrón aparece al cabo de una o dos horas.

Los abejorros no vuelan al exterior del de las explotaciones agrícolas colectivamente, en busca de alimento. La razón de este comportamiento, es que en el abejorro al contrario que en las abejas, no hay un camino de comunicación entre unos y otros en busca de una atractiva fuente de alimentación, fuera de la explotación.

Utilización de las colmenas

En las colmenas de abejorros se suelen destacar en las partes laterales una serie de dibujos que explican perfectamente su funcionamiento. Existen colmenas diseñadas para la polinización de melón, sandía y calabacín, formadas por tres nidos. En estos cultivos existen flores machos y hembras y las flores permanecen poco tiempo abiertas, por lo que se necesitan colmenas con mayor número de individuos, que las tradicionales. Este tipo de colmenas se caracteriza también porque carecen de bolsa de jarabe o néctar, con lo que se obliga al insecto a visitar mayor número de flores.

Un aspecto muy importante en la utilización de abejorros en cultivos intensivos, es la aplicación de los insecticidas. Nunca se deben utilizar insecticidas con efectos residuales largos o con grandes espectros de actuación, ya que son mortales para los abejorros. Algunos insecticidas con corto efecto residual, se pueden aplicar en casos extremos.

En la lucha contra plagas, sobre todo contra mosca blanca en invernaderos, se aplica cada vez más métodos culturales para prevenir que la plaga se establezca en el cultivo. Se ha observado que bajo cubiertas que filtran la luz ultravioleta, la mosca blanca no se orienta bien y que, por lo tanto, la transmisión de virus en tomate es mucho menor.

Sin embargo, no solamente la mosca blanca se orienta por la luz ultravioleta, sino algunos de los empleados más importantes en tomate como son los abejorros.

Además de la luz ultravioleta, los abejorros son capaces de ver algo de azul y algo de amarillo, no pudiendo distinguir objetos de color rojo. Es decir ven colores fuertes. Por eso en más de una ocasión los abejorros chocan o les llama la atención nuestro pelo, cuando estamos cerca de ellos, porque es la parte de nuestro cuerpo que más les llama la atención.

Enlaces Relacionados

Referencias

  • Louisa Cheung. "Homing instinct of bees surprises", BBC News, 2006-07-26.

Michener, Charles D. (2000) The bees of the world. The John Hopkins University Press. Baltimore, Londres. ISBN: 0-8018-6133-0

  • O'Toole, Christopher, Raw, Anthony (1999) Bees of the world. Cassell Illustrated. ISBN: 0-8160-5712-5

Fuentes