Adenoma bronquial

Revisión del 12:15 3 abr 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Adenoma bronquial
Información sobre la plantilla
Adenoma bronquial.gif
Es un tipo de tumor en la tráquea o en las vías respiratorias grandes (bronquios) que generalmente provoca su obstrucción.

Adenoma bronquial. Con este nombre de se incluyen varios tipos de tumores que afectan al pulmón. Se originan en las células de la mucosa de los bronquios y sus glándulas. Se presentan con escasa frecuencia, pues corresponden únicamente al 1% del total de cáncer de pulmón.

Aunque se consideraban tumores benignos, actualmente se sabe que en realidad muchos de ellos son malignos y pueden diseminarse. Se clasifican como tumores de baja malignidad y su mortalidad es escasa.

Características

Microscópicamente son formaciones redondeadas de pequeño tamaño y desarrollo muy lento que crecen en la luz del bronquio, pudiendo llegar a obstruirlo y ocasionar tos irritativa, esputos con sangre (hemoptisis) o neumonías recurrentes en el mismo sector pulmonar. Aunque el término adenoma bronquial alguna vez se utilizó para referirse a tumores no cancerosos (benignos) de las vías respiratorias, estos tumores, con excepción de los adenomas de las glándulas mucosas, ahora se sabe que se diseminan a otras áreas del cuerpo.

Estos tumores son de muy variable malignos (cancerosos) potenciales, aunque la mayoría de ellos son de bajo grado tumores malignos, crece y se extiende mucho más lentamente que el cáncer de pulmón verdadero. Sólo adenomas de las glándulas mucosas son verdaderamente benignos (no cancerosos), carentes incluso de la posibilidad de convertirse en maligno.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Estos tumores crecen lentamente, rara vez se diseminan (hacen metástasis) y su causa se desconoce. Este tipo de tumor tiende a producir sangrado u obstruir un pulmón o un lóbulo pulmonar.

Síntomas

  • Esputo sanguinolento
  • Tos
  • Sibilancias
  • Neumonía recurrente
  • Neumonía de resolución lenta
  • Colapso de unlóbulo o segmento pulmonar
  • Tos que dura más de seis semanas

Otros síntomas que rara vez se presentan con esta enfermedad son:

  • Enrojecimiento/rubor de la piel

Diagnóstico

Adenoma bronquial pueden permanecer sin diagnosticar durante años debido al pequeño tamaño del tumor y el patrón de crecimiento lento. Esta condición se disfraza como el asma bronquial, bronquitis crónica o bronquiectasia (dilatación localizada de una parte irreversible del árbol bronquial, provocando la obstrucción del flujo de aire y la alteración en la depuración de las secreciones).

Signos y exámenes

Tratamiento

El tratamiento estándar es la extirpación del tumor con cirugía o endoscopía. Cirugía broncoscopio se puede realizar si el tumor es pequeño y se limita a las vías respiratorias. En esta cirugía, el tumor no puede ser eliminado por completo. Además, las posibilidades de sangrado profuso son más altas. Por lo tanto, la cirugía para la extirpación del tumor broncoscópica sólo se recomienda en personas que no pueden someterse a cirugía pulmonar a cielo abierto o videoasistida, debido a otras condiciones de salud. El tumor puede ser extirpado a través del broncoscopio usando un láser. Sin embargo, este método no se recomienda como un modo primario de la extirpación del tumor y generalmente se usa sólo para los tumores recurrentes.

Pronóstico

El paciente generalmente se cura por completo con la cirugía. La capacidad de estos tumores para diseminarse puede variar, pero la mayoría tiene un buen pronóstico con la extirpación quirúrgica.

Complicaciones

  • Sangrado
  • Obstrucción de las vías respiratorias
  • Neumonía
  • Diseminación del tumor a los ganglios linfáticos en el área (esto puede variar dependiendo del tumor)

Situaciones que requieren asistencia médica

Véase también:

Fuentes