Alfonso Valdés Cabrera

Revisión del 00:36 11 abr 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Alfonso Valdés Cabrera
Información sobre la plantilla
Alfonso Valdés.jpg
Mártir del Movimiento 26 de julio
NombreAlfonso Valdés Cabrera
Nacimiento20 de octubre de 1937
Pinar del Río, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento7 de diciembre de 1958
Esperanza, Villa Clara, Cuba.
Causa de la muerteAsesinado
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana

Alfonso Valdés Cabrera. Integrante del Movimiento 26 de julio, era el responsable de llevar medicamentos a los alzados en el Escambray.


Síntesis biográfica

Nació el 20 de octubre de 1937, en Pinar del Río, Cuba. Hijo de Isidoro Valdés y Adela Cabrera Martínez, ambos de nacionalidad cubana. Sus padres padecieron la miseria del campesinado cubano. Sus compañeros de juventud fueron: Pablo y Rensol Hernández y su hermano Ignacio.

Estudios

Comenzó sus estudios en la escuela rural de Chucho Morejón en San Juan y Martínez, Pinar del Río. A los 11 años alcanzó el 6to grado, no pudiendo continuar sus estudios por tener que ayudar a su padre en las labores del campo.

Trayectoria laboral

A los 17 años abandonó su natal San Juan y Martínez y se trasladó a la antigua provincia de Las Villas en busca de trabajo, conociendo a Carlos Caraballo Barnet, dueño de una farmacia en San Juan de los Yeras, quien le ofreció trabajo. Permaneció laborando en la misma hasta el día de su muerte. El mismo Caraballo se convirtió desde entonces en su padre de crianza.

Trayectoria Revolucionaria

Junto al dueño de la farmacia se incorpora al Movimiento 26 de julio, comprendiendo la terrible situación que padecía la Patria. Se dedicaba entre otras cosas a trasladar medicinas a los alzados en el Escambray.

Muerte

Fue asesinado el 7 de diciembre de 1958 por los esbirros de la tiranía, cuando se dirigía al Escambray junto a Caraballo, para cumplir con su misión cuando fueron apresados y torturados barbaramente para después ser trasladados de San Juan a Ranchuelo, su destino final era llegar a Placetas pero en la entrada de la misma fueron quemados vivos dentro del carro en el que iban. Sus restos fueron sepultados en el cementerio de Cruces y trasladados a San Juan y Martínez, su pueblo natal, en el año 1973, donde reposan actualmente.

Fuente