Alzamiento en Guayacán del Naranjo

Revisión del 15:44 12 nov 2019 de Carlos idict (discusión | contribuciones) (Fuente)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Alzamiento en Guayacán del Naranjo
Información sobre la plantilla
Fecha:14 de octubre de 1868
Lugar:Guayacán del Naranjo, Holguín
Descripción:
Alzamiento que se produce para secundar el movimiento iniciado por Carlos Manuel de Céspedes, en La Demajagua, en 1868
País(es) involucrado(s)
Bandera de Cuba Cuba
Líderes:
Julio Grave de Peralta
Ejecutores o responsables del hecho:
Grupo de hombres bajo el mando de Julio Grave de Peralta.

Alzamiento en Guayacán del Naranjo. Alzamiento de la Guerra de los Diez Años en la región de Holguín, bajo la dirección de Julio Grave de Peralta, secundando el movimiento iniciado por Carlos Manuel de Céspedes en La Demajagua.

Antecedentes

En la reunión que sostuvieron en la finca El Rompe en Las Tunas los conspiradores orientales, asistió por Holguín, Belisario Álvarez. Allí se pusieron de manifiesto dos criterios sobre el futuro alzamiento. La posición de los holguineros junto a la mayoría de los allí reunidos fue la de aplazar el alzamiento hasta que se tuviera suficientes recursos en armas, en oposición a los que no querían el aplazamiento estuvo Carlos Manuel de Céspedes.

Los conspiradores holguineros son sorprendidos por el alzamiento de La Demajagua. Calixto García recuerda en su diario, que en la noche del 10 de octubre Joaquín Castellanos le dijo que Céspedes se había alzado en armas, contactando inmediatamente con Belisario, quien le señaló que los holguineros secundarían el movimiento aunque fuera con bastones y piedras.

Alzamiento

Julio Grave de Peralta se sublevó en Guayacán de Naranjo al frente de unos 120 revolucionarios. Después de un breve descanso en su finca se dirigió con su improvisada tropa hacia Holguín, con el objetivo manifiesto de atacarla.

Entre el 14 y el 20 de octubre se produjeron numerosos levantamientos en otras partes del territorio: Manuel Hernández en Yareyal, Félix Camejo en San Andrés, Arcadio y Elías Leyte Vidal en Mayarí, Ladislao y Luis de Feria Garayalde en la zona de Alcalá y Tacajó.

Así las figuras de más arraigo en cada localidad asumieron las direcciones de los grupos de alzados en cada lugar, elemento este característico de la Guerra Grande, pues en esos momentos se carecía de un mando único. Carlos Manuel de Céspedes, días después designó al venezolano Amadeo Manuit como jefe de Holguín y fue aceptado por los jefes locales, aun cuando Julio Grave de Peralta era reconocido como jefe natural de los holguineros.

Fuente