Captura del Comanditario

Revisión del 14:59 19 mar 2020 de Wendy idict (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Captura del Comanditario
Información sobre la plantilla
Fecha:23 de marzo de 1869
Lugar:Roque, Cárdenas, Matanzas
Descripción:
Golpe de mano contra el buque español de ese nombre, el cual tuvo lugar, el 23 de marzo de 1869 en Matanzas.
País(es) involucrado(s)
Cuba
Líderes:
Ángel Loño y Agustín Santa Rosa

Captura del Comanditario. Primera acción naval cubana realizada por un grupo de patriotas dirigidos por Ángel Loño y Agustín Santa Rosa, consistente en un golpe de mano contra el buque español de ese nombre, el cual tuvo lugar, el 23 de marzo de 1869, cerca de cayo Roque, Cárdenas, Matanzas.

Historia

Fue planeada por la Junta Revolucionaria de La Habana, para lo cual los patriotas antes mencionados hicieron contacto con Juan López O’Connor, segundo comandante del buque; Eloy Felipe Camacho, piloto; Joaquín Aguiar, maquinista, y Juan Osorio, sobrecargo. Los complotados introdujeron clandestinamente en el buque un grupo de 18 patriotas en calidad de pasajeros. A las 18:00 h del 23 de marzo, el Comanditario zarpó de la bahía de La Habana rumbo a Cárdenas. Para la acción, los revolucionarios disponían de 12 machetes cortos, dos carabinas y seis revólveres. Durante ella hicieron prisionero al capitán del buque y a la tripulación, y decomisaron las armas que había a bordo.

El 24 de marzo desembarcaron en cayo Roque, donde dejaron a los miembros de la tripulación y a los demás pasajeros. El buque pasó a pertenecer a la República de Cuba en Armas, en su mástil se izó la enseña nacional, fue rebautizado Yara, y se llenó la patente de corso que, en blanco, había firmado el residente Carlos Manuel de Céspedes, como constancia legal, una vez consumada la acción. El Yara, fue el primer buque de guerra que paseó nuestra enseña nacional por los mares.

El 25 de marzo, los patriotas a bordo, designaron al alférez de navío Eloy Felipe Camacho comandante del buque y a López O’Connor como segundo, por desconocer que desde el día 16 del propio mes, Céspedes había nombrado a Juan B. Osorio como capitán de fragata de la Armada de la República de Cuba, quien a partir de ese momento se convirtió en el pionero de la Marina de Guerra cubana.

En una junta a la que asistieron Recio, Diego Loynaz, José de Armas, el Cor. Rafael de Quesada, O’Connor y Osorio, se propuso que el Yara llevara a Cuba la expedición que se encontraba lista en Nassau, a lo que se opuso O’Connor. Finalmente llegaron al acuerdo de que el buque se dirigiera a Ragged Island y pidiera la protección de un monitor peruano que allí se encontraba para servirle de buque auxiliar hasta que pudiera para armarse y equiparse con los medios necesarios.

Consecuencias

La audaz acción del Comanditario (Yara) provocó que el capitán general de la Isla, Domingo Dulce, dictara un decreto sobre piratería, según el cual los buques españoles podrían apoderarse en altamar de cualquier nave sospechosa. Esto originó fuertes protestas por parte de Inglaterra, EUA y otros países, lo que situó al gobierno español en una situación difícil y lo obligó a emplear para estos fines gran cantidad de fuerzas. A pesar de que el Comanditario (Yara) fue recapturado por las autoridades españolas el 31 de marzo de 1869, los objetivos que se propusieron los patriotas cubanos fueron cumplidos.

Poco después, ante las presiones de EUA y de las potencias europeas, el gobierno español se vio forzado a abolir el decreto sobre piratería.

Fuente