Cine de animación

Revisión del 01:49 16 nov 2017 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «Category:Dibujo_animado» por «Categoría:Dibujos animados»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Para otros usos de este término, véase Animación (desambiguación).
Cine de animación
Información sobre la plantilla
El-cine-de-animacion-1.jpg
Concepto:Técnica audiovisual donde se producen, mediante dibujos, las imágenes una por una

Cine de animación. El cine de animación o dibujo animado es una técnica audiovisual donde se producen, mediante dibujos, las imágenes una por una, de forma tal que al proyectarse consecutivamente promueva la ilusión de que dibujos, muñecos u objetos estáticos tienen movimiento propio y así dar vida a un personaje que forma parte de una historia. Es por esto que este género tiene sus antecedentes en la historieta o comic.

Generalidades

Lo que resulta realmente difícil en la realización del dibujo animado es que se construye una imagen que no existe en la realidad, a diferencia del cine de imagen real.

En su mayoría, los filmes de animación están dirigidos al público infantil, tal es el caso de los cuentos infantiles tradicionales que han sido llevados al cine por la productora Walt Disney, lo cual no quiere decir que los dibujos animados estén dirigidos solamente a los niños porque además se producen materiales para el público adulto como son los spots publicitarios de televisión “Para la Vida” que se transmiten en los canales de la televisión cubana, también muchos video clip musicales y filmes de ficción. La utilización de este tipo de producto audiovisual para los niños está determinada por el contenido de la información que trasmiten sus mensajes.

Acerca de la historia del cine de animación

El primer dibujo animado que se conoce fue titulado Gertie, el Dinosaurio (1909) desde entonces su producción se ha desarrollado hasta llegar a la moderna tecnología digital que permite elaborarlos en 3D (tercera dimensión) técnica que permite acercar la imagen mucho más a la realidad. Ejemplos como Blancanieves, primer cuento de la literatura infantil que fue llevado al cine de animación, se produjo una primera versión, en el año 1937, muchos años después con el desarrollo de esta tecnología se creo Shrek: con la primera versión en 3D en el año 2001.

El Cine de animación en Cuba

Elpidio-valdes-463510.jpg
Cuba tiene un reconocido trabajo en la industria cinematográfica de la animación, con la representación de Juan Padrón, creador y realizador de Elpidio Valdés y el filme Vampiros en La Habana entre otros, producidos en los estudios de animación del ICAI.

Elpidio Valdés es un personaje de ficción pero las historias que se narran en este dibujo animado están inspiradas en hechos reales, razón que le permite ser utilizado para la enseñanza de la historia de Cuba. En muchos casos cuenta la historia tal como sucedió, utiliza datos reales como la cantidad de soldados y de municiones. Por ejemplo, el capítulo “Elpidio Valdés contra la cañonera” se basa en las acciones que se llevaron a cabo por Carlos García Reyes, hijo de Calixto García, quien fue encargado de volar la cañonera y tuvo la idea de confeccionar el torpedo en el año 1897, lo cual sirvió para lograr dos victorias cubanas ya que explotaron dos cañoneras españolas.

Este dibujo animado cubano hace atractivo el tema histórico de la lucha de los mambises por lograr la independencia de Cuba, utilizando recursos estilísticos. Asimismo son tratados otros temas relacionados con la conservación del medio ambiente, la educación formal y la educación para la salud demostrando la intención educativa que poseen estos medios.

Otro resultado cubano ha sido la producción de la serie en dibujos animados Pubertad con el objetivo de desarrollar la educación sexual en los adolescentes de Secundaria Básica. En cada episodio siempre hay un protagonista, aunque el grupo está en primer plano por la importancia que tiene en esta etapa de la adolescencia. Hay diversidad de colores, de tamaño, de formas, y se ha utilizado de forma muy clara el vocabulario para que pueda ser entendido el mensaje verbal que se emite a los adolescentes de este nivel de enseñanza.

En esta serie se lleva a cabo un trabajo educativo de forma masiva, y ha tenido un impacto positivo en los televidentes a los que está dirigido, incluyendo a los miembros de la familia de estos. Todo el sonido ha sido grabado especialmente para la serie y el tema musical también compuesto para ella. Los diálogos que se establecen entre los personajes permiten adquirir el conocimiento científico de forma asequible a las edades de los adolescentes.

La mayor cantidad de información es transmitida en el sonido, con las voces de los personajes y la letra de las canciones y efectos sonoros empleados. Se refuerza con las imágenes, a diferencia de otros géneros audiovisuales, en que la imagen icónica prevalece sobre la imagen acústica.

Actualmente los estudios de animación del ICAIC se encuentran inmersos en la producción de su primer dibujo animado en 3D y está siendo precisamente el cuento Meñique, con una nueva adaptación del cuento original y se han tenido en cuenta para la elaboración del guion las ideas de un grupo de niños cubanos acerca de cómo se imaginan a este pequeño hombrecito de alma grande, como parte de un trabajo investigativo llevado a efecto para la producción de esta obra audiovisual.

El lenguaje en un filme de animación

Por regla general, se orienta mediante las imágenes dibujadas y la caricatura que coherentemente con el sonido dan sentido al relato irónico, cómico, dramático o trágico, en ocasiones violento. Utiliza la hipérbole como recurso expresivo semántico para exagerar la realidad, también es apropiada para la expresión de lo humorístico, como recurso cómico, pero igualmente puede usarse para expresar la desesperación. Otros recursos estilísticos como la personificación por ejemplo, cuando se presentan a animales hablando y realizando las acciones de los humanos, o la metáfora hiperbólica para hacer comparaciones imaginarias.

El uso de la hipérbole en el tratamiento de los sonidos permite recrear la fantasía, acompañando al dibujo, este es un elemento que atrapa la atención de los niños. Los sonidos pueden ser reales o artificiales, tratando de que sean lo más reales posible, se componen para cada obra. Siempre estarán en contrastes con las caricaturas, con las acciones que desarrollan los personajes y con la historia que se narra.

Tratamiento didáctico al dibujo animado como medio de enseñanza audiovisual

Dibujo animado.jpg

Aunque no hayan sido específicamente elaborados para la docencia y los niños se recrean, divierten y ríen al observarlos, también estos productos audiovisuales pueden resultar muy eficaces en el proceso de enseñanza aprendizaje que se desarrolla en la escuela primaria cuando su contenido es educativo e instructivo y el maestro lo planifique y oriente adecuadamente.

Siguiendo las adecuaciones didácticas necesarias se pueden lograr elevados niveles de aprendizaje en los niños porque el lenguaje en que es presentada la información en el cine de animación atrae su atención y los motiva a interesarse por el contenido que expresa el mensaje para que los alumnos construyan su significado. Diversas funciones didácticas pueden desempeñar los dibujos animados en la clase apoyando al método de enseñanza.

Se utilizan para la introducción de un nuevo tema de estudio, la comprobación del dominio del contenido estudiado, apoyar la explicación del maestro, profundizar en el estudio de un tema. Además son incluidos en la programación de la televisión escolar como son los programas de apoyo curricular de las asignaturas Lengua Española e Historia de Cuba y en los programas de ampliación cultural.

Cuando el maestro emplea debidamente los criterios de selección de un dibujo animado para el desarrollo de la clase, acompañado de la metodología para la utilización de un medio audiovisual se pueden apreciar logros en el aprendizaje de los alumnos relacionados con la ampliación del vocabulario al expresarse de forma oral, la narración de cuentos o historias, la producción de textos escritos, la argumentación de hechos observados y puede aumentar el nivel de participación oral de los alumnos en la clase. Pueden realizarse descripciones de personajes que se observan, también reconocer las características que identifican a un objeto o hecho observado.

Variadas actividades se planifican para realizar a partir de la observación de un dibujo animado por ejemplo los juegos didácticos de participación colectiva, dramatizaciones de personajes que aparecen en la historia del animado, creación de dibujos y trabajos con plastilina, cantar las canciones que se escucharon en los temas musicales, el debate del tema que aborda el dibujo animado entre muchas otras actividades que puede crear el maestro haciendo uso de su maestría pedagógica.

Es necesario que el maestro enseñe a los niños a distinguir las diferencias entre las situaciones de ficción que observan en el animado y la realidad en la que el vive, sin que se afecte su imaginación.

Los niños se refieren a los “muñequitos” para expresar que estos audiovisuales se encuentran hoy entre sus preferencias, entonces le dedican muchas horas de su tiempo libre. Esto nos indica que la escuela debe prepararlos para que puedan comprender la información que se les transmite mediante imágenes y sonidos en un texto audiovisual y así contribuir a su formación para la comunicación audiovisual.

Véase también

Fuentes

  • Córdova Cristian. Los efectos del dibujo animado en los niños. Ecuador, 2008. Disponible en: Efectos Dibujos animados.
  • Sevillano García, María L. Los programas televisivos preferidos por los niños de 6 a 9 años. Revista no. 25, Editorial Grupo Comunicar, España, 2005.
  • Domínguez Lucia. Preescolares pasan más de quince horas frente al televisor. Proyecto FONDECYT, México 2010 Disponible en: Panorama.
  • Ramos Rivero, Pablo. Educación y Comunicación: Un agujero negro en Selección de lecturas sobre medios de enseñanza. La Habana: Editorial Pueblo y Educación. 2002.
  • Itzcovich, Susana. El universo audiovisual del niño latinoamericano y caribeño en El niño y la Imagen. La Habana: Editorial Pablo de la Torriente Brau. 1996.