Diferencia entre revisiones de «Circuncisión»

m (Texto reemplazado: «Category:Enfermedad» por «Categoría:Enfermedades»)
 
(No se muestra una edición intermedia de otro usuario)
Línea 1: Línea 1:
 
{{Sistema:Moderación_Salud}}
 
{{Sistema:Moderación_Salud}}
<div align="justify">
+
 
 
{{Definición
 
{{Definición
 
|nombre=Circuncisión
 
|nombre=Circuncisión
Línea 20: Línea 20:
 
Ceremonia de la Brit Mila.
 
Ceremonia de la Brit Mila.
  
A los 99 años, Abraham se habría circuncidado, impuesto la práctica a su primogénito Ismael, así como a todos los hombres y niños de su casa. Repetiría la operación en su hijo pequeño Isaac a los ocho días de su nacimiento.
+
A los 99 años, Abraham se habría circuncidado, impuesto la práctica a su primogénito [[Ismael]], así como a todos los hombres y niños de su casa. Repetiría la operación en su hijo pequeño Isaac a los ocho días de su nacimiento.
  
 
En el [[Nuevo Testamento]], sólo uno de los cuatro evangelistas nombra de forma clara la circuncisión de Cristo. Se trata de Lucas (2:21) ''"Cuando se hubieron cumplido los ocho días para circuncidar al niño, le dieron el nombre de Jesús, impuesto por el ángel antes de ser concebido en el seno"''. Se cree que el primero de enero coincide con la circuncisión de Cristo según la religión Católica aunque se ha comprobado que [[Jesús]] no nació en noche buena.
 
En el [[Nuevo Testamento]], sólo uno de los cuatro evangelistas nombra de forma clara la circuncisión de Cristo. Se trata de Lucas (2:21) ''"Cuando se hubieron cumplido los ocho días para circuncidar al niño, le dieron el nombre de Jesús, impuesto por el ángel antes de ser concebido en el seno"''. Se cree que el primero de enero coincide con la circuncisión de Cristo según la religión Católica aunque se ha comprobado que [[Jesús]] no nació en noche buena.

última versión al 16:24 25 abr 2020


Circuncisión
Información sobre la plantilla
Circunsicion.jpg
Concepto:Proceso por medio del cual se corta el prepucio (la piel que recubre el pene), dejando el glande al descubierto, sin protección

Circuncisión. Es el proceso por medio del cual se corta el prepucio (la piel que recubre el pene), dejando el glande al descubierto, sin protección. Se realiza mediante cirugía irreversible. Esta puede ser total (cuando se elimina sólo la punta constrictiva del prepucio) o parcial (para que el pene se deslice a gusto, se recorta una pequeña parte de la punta del prepucio o bien se hace un corte dorsal).

Origen

La circunsición es un corte milenario y sagrado. Como se supone que el prepucio de Abraham fue cortado por imperativo divino, la circuncisión es, según La Torá, obligatoria para todos los judíos desde hace 5.700 años: al principio, los rabinos cortaban el prepucio con sus propios dientes a los niños de ocho días, aunque con el tiempo se pasó a hacer el corte con instrumentos más civilizados. Lo mismo ocurre en otras religiones (como la musulmana) y en la mayoría de las tribus africanas, para las cuales la circuncisión es un rito de paso a la edad adulta.

Curiosamente, aunque se sabe que el niño Jesús fue circuncidado al nacer, la religión católica no se pronuncia sobre el tema. Sin embargo, el origen de la circuncisión es mucho más antiguo que Cristo: los aztecas y otras culturas precolombinas ya la hacían (hasta que llegaron los españoles) y Herodoto la remonta a los egipcios: no en vano, existe un antiguo grabado de la tumba de Ankhamahor en la que puede verse cómo someten a un hombre a una operación de prepucio con una piedra de sílex. En la actualidad, se han cambiado los dientes y armas blancas por asépticos bisturís.

Circuncisión y religión

La circuncisión se cita en numerosas ocasiones en el Tanaj (para los judíos) o Antiguo Testamento (para los cristianos) de la Biblia. Según este texto, Abraham y su familia fueron los primeros circuncidados, a partir de que Dios se apareciera a este y le indicara las condiciones de su alianza con el pueblo judío (Génesis, XVII): "He aquí mi pacto contigo: serás padre de una muchedumbre de pueblos, de los que saldrán reyes. Tú, de tu parte y tu descendencia, circuncidad a todo varón, circuncidad la carne de vuestro prepucio y ésa será la señal de mi pacto entre mí y vosotros. A los ocho días de edad será circuncidado todo varón entre vosotros, de generación en generación, tanto el nacido en casa como el comprado por dinero a cualquier extranjero que no sea de tu linaje". Ceremonia de la Brit Mila.

A los 99 años, Abraham se habría circuncidado, impuesto la práctica a su primogénito Ismael, así como a todos los hombres y niños de su casa. Repetiría la operación en su hijo pequeño Isaac a los ocho días de su nacimiento.

En el Nuevo Testamento, sólo uno de los cuatro evangelistas nombra de forma clara la circuncisión de Cristo. Se trata de Lucas (2:21) "Cuando se hubieron cumplido los ocho días para circuncidar al niño, le dieron el nombre de Jesús, impuesto por el ángel antes de ser concebido en el seno". Se cree que el primero de enero coincide con la circuncisión de Cristo según la religión Católica aunque se ha comprobado que Jesús no nació en noche buena.

Y el mismo Lucas comenta que Isabel y Zacarías llevaron a su hijo Juan (el futuro Bautista) para circuncidarlo: "A los ocho días llevaron a circuncidar al niño. Querían que se llamara Zacarías, como su padre. Pero su madre dijo: «No. Se llamará Juan»". Por el contrario, en la mayoría de sus epístolas, San Pablo de Tarso, que vivía en diáspora y en el medio heleno, indica frecuentemente que la circuncisión no es necesaria (Corintios, VII:19): "Nada es la circuncisión, nada el prepucio, sino la guarda de los preceptos de Dios."

La circuncisión fue objeto de una querella entre helenistas o judíos helenizados y los judíos ortodoxos. Esta querella había sido lanzada por la coronación del rey seléucida Archelaus IV Epifano que preconizaba la helenización a ultranza con:

  • La efebía o preparación militar que suponía la gimnasia desnuda en la palestra.
  • Abandono de la circuncisión entre los griegos, en contra de los judíos.
  • La adopción de la lengua griega en detrimento del arameo.

Esta tentativa se estanca, pero dio lugar a la guerra de los Macabeos a la que hacen referencia dos libros del Antiguo Testamento (según el canon católico romano ampliado) y dos libros apócrifos. Uno de sus autores fue Jasón de Cirene, judío de la diáspora helenizado.

  • Judaísmo: fieles a la tradición de los hebreos, la mayoría de los judíos continúan practicando la circuncisión al octavo día después del nacimiento del niño, excepto en caso de contraindicación médica. El padre es el responsable de preparar la ceremonia, que debe realizarse por la mañana temprano y es precedida por una vigilia consagrada a los rezos. La circuncisión se llama en hebreo milah, pero la expresión completa es brit milah, cuya primera palabra significa 'alianza'. En efecto, esta circuncisión se practica para recordar el pacto establecido entre Yavé y Abraham, en el que éste sería hecho "padre de muchedumbre de gentes" (Gén. 17:4). La persona gentil que ha culminado su preparación con vistas a su ingreso a la familia judía, y que ha sido aprobada por un bet-din (especie de tribunal con tres rabinos) competente, debe necesariamente además realizar tres pasos ceremoniales (dos si es mujer): Circuncisión (sólo varones), Inmersión en pileta ritual, Ofrenda en el Templo (este paso en la actualidad es omitido, pues al no existir Templo en Jerusalén, está vedada la ofrenda de sacrificios).
  • Cristianismo: San Pablo de Tarso fue el primer cristiano que propuso el abandono de la circuncisión, en contra de los judeocristianos. Sin embargo, la circuncisión continuó practicándose entre las iglesias coptas de Egipto y Etiopía. Entre los cristianos, destaca de forma anecdótica que en Inglaterra, la reina Victoria creía que la familia real descendía del Rey David. Hizo circuncidar a sus hijos y nietos, manteniéndose la costumbre hasta finales del siglo XX, cuando la princesa Diana se opuso a la circuncisión de sus hijos. Un país de mayoría católica, las Filipinas, presenta una tasa de circuncisión del 100%. Parece que esta práctica cultural se remonta a unos orígenes prehispánicos y que fue fortalecida por la colonización norteamericana (1898-1946).
  • Islam: la circuncisión es practicada por la mayoría de los musulmanes, aunque su práctica procede de la tradición y no se menciona en el Corán. Es una tradición de origen bíblico, que ya se practicaba en tiempos preislámicos. Sólo una de las cuatro escuelas sunníes, la shafií, la considera preceptiva, pero para el resto de los musulmanes no es obligatoria. La edad a la que se debe practicar la circuncisión es objeto de debate y varía según los lugares. En algunos sitios, como Irán, tiene lugar a menudo en el mismo momento del nacimiento. Sin embargo, en otros lugares se puede esperar hasta los siete años, edad que muchos consideran como más adecuada. Lo más importante es que la operación sea realizada antes de la pubertad. La circuncisión de un niño se celebra con una fiesta familiar en la cual el circunciso recibe regalos. Los adultos incircuncisos que se convierten al islam no tienen, desde el punto de vista doctrinal, por qué hacerse practicar esta operación, aunque existe una arraigada creencia popular de que sí es necesario.

Causas por las que se practica

La circuncisión del frenillo se practica cuando el frenillo es demasiado corto o tenso. En estas ocasiones el afectado puede notar molestias o incluso dolor cuando se encuentra en erección o durante el acto sexual. Es recomendable circuncidarlo en estos casos, pues es muy común que el frenillo llegue a romperse y a sangrar profusamente.

La operación es más simple que la fimosis y a las dos semanas normalmente el afectado está completamente recuperado.

La circuncisión por razones médicas se practica principalmente cuando el prepucio es demasiado estrecho y no permite que el glande se deslice durante la erección (fimosis), provocando dolor o cuando es demasiado largo (prepucio redundante) y mantiene condiciones deficientes de higiene en el glande.

Fimosis

Es llamado Fimosis cuando el prepucio es demasiado estrecho y/o presenta un “anillo fibroso” que impide el paso del pene, provocando dolor y dificultando la penetración, estamos ante un caso de fimosis. Si la fimosis es parcial, es decir, que existe abertura pero es demasiado pequeña como para facilitar el paso del glande, el problema puede solucionarse a base de estiramientos y manipulaciones progresivas, aplicación de esteroides o circuncisión parcial (ver "plastia del prepucio"). Pero si el "agujerito" está muy cerrado, será inevitable cortar por lo sano para facilitar las relaciones sexuales.

La inmensa mayoría de los urólogos modernos opinan que no es conveniente operar sistemáticamente a los niños, siendo preferible esperar a ver la evolución del pene para calibrar si es necesaria o no la intervención. Hay fimosis que nacen y otras que se hacen: por eso, no es bueno practicar retracciones forzadas en la piel del prepucio en los primeros años de vida del chaval, como hacían antes los médicos.

En los niños la fimosis se opera cuando le impide orinar adecuadamente al niño porque la piel cierra la salida de la orina. En personas mayores se opera cuando molesta para mantener relaciones sexuales ya que no se puede descubrir el glande o lo hace con mucha dificultad. En personas ancianas es posible que su fimosis se estreche mucho de forma que también les impida orinar adecuadamente.

Se trata de una intervención que se realiza de forma ambulante, es decir, no precisa ingresar en el hospital como norma. Se realiza con anestesia local, que se pone en la piel del pene. Consiste en extirpar la piel del prepucio que no permite descubrir el glande. Una vez extirpada se dan puntos alrededor con un hilo especial que se caerá solo en 7-10 días. La intervención suele durar entre 30 y 45 minutos, dependiendo de la situación.

Riesgos ante el procedimiento quirúrgico

Proceso quirúrgico de la Circuncisión

Es un procedimiento quirúrgico y por tanto tiene algunos riesgos:

  • Hemorragia: como norma no suele ser importante y es controlable por el cirujano.
  • Infección: que puede requerir el uso de antibióticos.
  • Hematoma: que obligue a realizar un drenaje del mismo.
  • Rechazo de los puntos.

Indicaciones médicas

Entre las principales indicaciones médicas de la circuncisión se encuentran:

No existen otras formas realmente efectivas de tratar la fimosis, los tratamientos que evitan la circuncisión y pretenden conservan el prepucio termiman manteniedo solamente un tejido que se infecta una y otra vez.

Balanopostitis

La Balanopostitis se trata de una inflamación del glande que también afecta al prepucio y puede degenerar en una fimosis que requiera una circuncisión completa. Puede ser debida a una infección, a la falta de higiene y también a un exceso de la misma: un uso exagerado de jabón irritante en la zona puede provocar esta engorrosa inflamación.

Circuncisión neonatal

La Circuncisión neonatal es si los padres quieren y el pene del bebé no presenta anomalías que requieran intervenciones futuras, la circuncisión puede hacerse sin anestesia poco después de nacer el niño. Las razones suelen ser de higiene y de salud, aunque también se dan por motivos religiosos. En países como Estados Unidos, México, Filipinas o Corea del Sur se aplica de manera indiscriminada. Hoy, la mayoría de los médicos creen que es una medida innecesaria, ya que sólo el 10% de los hombres tienen problemas de fimosis, balanopostitis o infecciones que justifiquen tan molesta intervención.

Plastia del prepucio

La Plastia del prepucio es una circuncisión parcial que se hace en individuos que padecen fimosis y desean anchear el orificio para deslizar su pene a gusto. Para ello sólo hay que recortar la extremidad del prepucio. Es una operación mucho más sencilla que la circuncisión total, en la que se recorta el prepucio de tal manera que el glande queda siempre al descubierto.

Frenulectomía

La Frenulectomía es cuando el frenillo del pene es demasiado corto, existe un gran riesgo de que duela, se rompa y sangre durante las relaciones sexuales. Por eso, es conveniente pasar por el quirófano y cortarlo para que la cosa fluya bien. La frenulectomía o circuncisión del frenillo es una intervención mucho más sencilla que la de fimosis, con un postoperatorio que dura sólo un par de semanas.

Higiene fálica

Utensilios

Otra de las grandes razones que han motivado la circuncisión. Durante siglos, ha sobrevivido la creencia de que el glande del hombre circuncidado está más “limpio” que el del hombre con prepucio. La realidad nos demuestra que esto no es necesariamente cierto: aunque bajo la piel se produce una maloliente secreción blanca llamada esmegma (vulgarmente conocida como “requesón”) si el hombre se lava bien la zona a diario retirando el prepucio, la mantendrá tan limpia y a salvo de infecciones y edemas como la de un hombre circuncidado.

Fuentes