Día del Miliciano

Revisión del 08:24 17 abr 2014 de Renierjc (discusión | contribuciones) (Página creada con '{{Ficha_Hecho_Histórico |hecho= Día del Miliciano |imagen = diamiliciano.jpg |pie = Cuba conmemora el Día del Miliciano |fecha= 17 de abril de 1961 |resumen= Frente a un mar ...')
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Día del Miliciano
Información sobre la plantilla
Diamiliciano.jpg
Cuba conmemora el Día del Miliciano
Fecha:17 de abril de 1961
Descripción:
Frente a un mar de obreros y campesinos que enarbolaban sus fusiles en alto, el 16 de abril de 1961, hace 48 años, el Comandante en Jefe Fidel Castro proclamó el carácter socialista de la Revolución y la fecha quedó instituida como el Día del Miliciano.
Resultado:
Derrota del imperialismo en Playa Girón


Historia

El 15 de abril de 1961, mientras la agrupación naval mercenaria navegaba rumbo a Cuba escoltada por buques de la Marina de Guerra de Estados Unidos, ocho bombarderos B-26 pintados con insignias de la Fuerza Aérea cubana, bombardearon dos bases de la aviación y un aeropuerto civil. El día 16, en el sepelio de las víctimas del ataque, fue proclamado el carácter socialista de la Revolución y se decretó la alarma de combate para todo el país. En esta fecha se celebra cada año el “Día del Miliciano.”

A las 01:30 horas del día 17 de abril comenzó el desembarco mercenario de la denominada Brigada 2506, similar a las unidades de asalto anfibio de Estados Unidos, que reunía a unos mil 500 efectivos fuertemente armados con tanques y artillería de campaña, y treinta aviones.

Las tropas cubanas estaban compuestas por combatientes del Ejército Rebelde y la Policía Nacional Revolucionaria, pero el grueso fueron milicianos voluntarios, entonces con escasa o ninguna experiencia militar.

A las 17:30 horas del 19 de abril, la invasión estaba totalmente derrotada, aunque a un elevado costo: 176 muertos, 300 heridos y 50 discapacitados.

Como expresara el General de Ejército Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros: “No vino al mundo nuestro Socialismo en pañales de seda, sino en el rudo algodón de los uniformes de las milicias obreras, campesinas y estudiantiles; de los combatientes del Ejército Rebelde y la Policía Nacional Revolucionaria.

“No hubo agua bendita en su primer bautismo de fuego en medio del combate contra los enemigos de la nación, sino sangre de patriotas, una vez más derramada en esta Isla por sus bravos hijos, en su prolongada lucha por la libertad, en su largo camino por la independencia”.


Fuentes