Espionaje

Revisión del 13:11 11 oct 2019 de Arnold.santana (discusión | contribuciones) (Revertidos los cambios de Lacentenaria (disc.) a la última edición de Carlos idict)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Espionaje
Información sobre la plantilla
Espionajes.jpg
Concepto:Actividad encaminada a obtener información reservada o secreta.

Espionaje. Es la actividad secreta encaminada a obtener información sobre un país, especialmente lo referente a su capacidad defensiva y ofensiva. Existen diferentes tipos de espionaje: el espionaje industrial, el espionaje cibernético, entre otros.

Historia

El primer texto histórico que se refiere a los espías es "El Arte de la Guerra" de Sun Tzu, escrito unos 500 a.n.e. Y los antecesores del espionaje fueron los Ninja del Japón feudal.

Características

La palabra espionaje proviene del término en francés espionagge, tiene sus raíces léxicas compuestas por el verbo speculari (mirar desde arriba, observar) y el sufijo age proveniente del latín y cuya escritura en castellano se transforma en aje, este sufijo suele dar diferentes significados como pertenencia o relación.

Según la definición de la Real Academia Española, el significado de esta palabra refiere a la acción de espiar. Es la actividad secreta encaminada a obtener información sobre un país, especialmente lo referente a su capacidad defensiva y ofensiva. Esta actividad tuvo su auge en la primera y segunda guerra mundial en la cual lo métodos utilizados fueron la infiltración y la penetración.

Infiltración

La infiltración es la técnica utilizada para introducir unidades propias en las filas del contrario o blanco, para que suministren información de interés inmediato o potencial sobre las actividades, capacidades, planes, proyectos, etc. del contrario. También podría decirse que es la acción que consiste en la utilización de una persona, conocida como topo, cuyo cometido básico es ganarse la confianza de aquéllos que poseen la información para tener acceso a la misma.

Penetración

La penetración es la técnica que consiste en lograr la colaboración consciente o inocente de un miembro de la organización o grupo contrario con el fin de que proporcione datos e información confidencial del grupo al que pertenece. Generalmente, esta actividad se realiza de forma encubierta y emplea personas reclutadas que han sido persuadidas para trabajar en secreto en contra de su propia organización por diferentes motivaciones: ideológicas, económicas, morales, religiosas o personales.

Tipos de espionaje

Espionaje industrial

Este concepto se utiliza también, en el ámbito industrial y refiere a la obtención ilícita de información relativa a la investigación, desarrollo y fabricación de prototipos, mediante las cuales las empresas pretenden adelantarse a sus competidores en la puesta en el mercado de un producto novedoso. Hoy en día la velocidad de producción e innovación es fundamental para la maximización de ganancias productivas por lo que las empresas suelen tener equipos especializados en estas prácticas.

Espionaje cibernético

Esta práctica se ha desarrollado en los últimos años del siglo XX y está en desarrollo constante ya que el avance de la tecnología ha llegado a ser tal, que son muy pocos los sistemas de seguridad que puedan ser inquebrantables. No son muchos los países que poseen legislación sobre esta actividad. Estados Unidos es uno de los países que cuenta con legislaciones que contienen penas de prisión para los que se encuentren culpables de espiar al Estado. Pero a su vez es uno de los países que más lo practican.

Instrumentos para el manejo de fuentes humanas

El soborno es la compra de la información con dinero u otros medios, aunque también se ha utilizado la coacción para obtenerla, técnica que se denomina chantaje generalmente mediante la obtención de información de carácter personal acerca del chantajeado, que éste no desea que se haga pública. El soborno es un método muy empleado en la técnica de "Penetración".

En cualquier caso, dichas técnicas se basaban en la utilización de informantes, que como tales personas, son susceptibles de ser utilizadas y cuyos datos son acopiados por agentes de inteligencia quienes remiten informes una "central de análisis" que tiene la misión de separar los hechos concretos, de las suposiciones o aportes subjetivos del informante, comparar los datos recibidos (exactos, inexactos, completos o incompletos) con los hechos conocidos y verificados a fin de dar una clasificación sobre la exactitud de la información recibida y sobre la veracidad de la fuente.

Nociones sobre inteligencia de señales

Inteligencia de señales

Con el desarrollo de las nuevas tecnologías, han aparecido técnicas que permiten obtener información objetiva como fotografías, conversaciones, etc. sin intervención humana. Así, existe hoy día una floreciente industria destinada a facilitar sofisticados medios tecnológicos, desde satélites espía hasta microcámaras, tanto para el espionaje como para la protección de la información.

Aplicaciones comerciales del espionaje

El espionaje industrial es la obtención ilícita de información relativa a la investigación, desarrollo y fabricación de prototipos, mediante las cuales las empresas pretenden adelantarse a sus competidores en la puesta en el mercado de un producto novedoso. La creciente reducción de los plazos transcurridos entre la idea novedosa y la puesta en el mercado del producto, así como la cada día mayor obsolescencia de los productos de las nuevas tecnologías, hacen que estos sectores industriales sean el caldo de cultivo ideal para este tipo de actividades ilícitas.

Igualmente, con la aparición de los nuevos medios de transmisión de la información, del que internet es uno de los más populares exponentes, se encuentran en auge las técnicas para codificar la información, no sólo técnica sino incluso privada, que dificultan la decodificación de un mensaje interceptado por un tercero.

Contraespionaje

La contrainteligencia es la actividad de evitar que el enemigo obtenga información secreta, tales como la clasificación y el control cuidadoso de información sensible y crear desinformación.

El contraespionaje está dirigido contra el sistema de espionaje de un enemigo, por ejemplo reclutando agentes en órganos de inteligencia extranjera. La mayoría de los gobiernos y de los militares tienen organizaciones que satisfacen específicamente este papel. Los métodos incluyen agentes encubiertos, supervisando el comportamiento del “personal diplomático legalmente acreditado” (alguno de quién son a veces realmente espías o tratantes del espía), y medios similares.

Cuando se descubre un espía, las agencias del contraespionaje generalmente se autorizan formalmente para arrestar a sospechosos del espionaje, pero es a menudo más productivo vigilar cuidadosamente a ellos para ver lo que saben, adónde van, y con quién hablan. Además, la desinformación se puede utilizar para engañar a las organizaciones hostiles (tales como grupos terroristas) o a los espías y a sus patrocinadores de los países hostiles, o hacer que cesen sus actividades si creen que su información ha llegado a ser no fiable y/o se ha comprometido su secreto. Las actividades del espionaje y de la contravigilancia ocurren no sólo entre los gobiernos, también pasa entre las industrias así como en lo criminal y, según lo indicado antes, en los grupos terroristas.

Agente provocador

Un agente provocador es un agente de policía o una persona empleada por la policía u otra entidad para actuar encubiertamente y provocar a otra persona a cometer un delito o actos punibles o comprometedores. El término es habitualmente utilizado para hablar de agentes infiltrados en manifestaciones para inducir actitudes violentas que susciten la represión o el desprestigio de la organización o la causa que esta defiende. En ocasiones el término se usa para referirse a una persona o grupo que practica tales actos de provocación aunque no tengan ninguna relación con la policía.

Los medios para ello suelen consistir en una estrategia engañosa desplegada o en un facilitamiento material, en la creación de oportunidades, o en la simple provocación para cometer el delito.

El agente provocador no es un instigador punible porque quiere evitar el delito, o sea la contrapartida de la instigación; en contraposición a tal afirmación se ha planteado la opinión que considera que nada quita a que la actividad provocadora se plasme mediante un comportamiento de autoría o de participación, en todas sus formas. La creación o instigación al delito con el fin de que el eventual sospechoso caiga en la celada, generando así el dolo delictivo en quien no lo tiene, es lo que lo diferencia del agente encubierto. La jurisprudencia sostiene que, como la función de prevención excluye la producción misma del delito tentando inocentes, los medios de prueba que aporte un mero agente provocador no serán utilizables.

Fuentes