Gilberto María Espiñeira Cabrera

Revisión del 04:05 31 may 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Gilberto María Espiñeira Cabrera
Información sobre la plantilla
Gilberto maría espiñeira cabrera.jpg
NombreGilberto María Espiñeira Cabrera
Nacimiento16 de octubre de 1924
Perico, MatanzasBandera de Cuba Cuba
Fallecimiento13 de marzo de 1957
La Deseada próximo a Perico, Matanzas, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteAsesinato
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
PadresValentín Espiñeira y Julia Cabrera

Gilberto María Espiñeira Cabrera. Joven revolucionario cubano, natural de Perico. Miembro del Movimiento 26 de Julio. Fue Jefe de Acción y Sabotaje de la provincia de Matanzas. Es torturado hasta morir por lo esbirros de la tiranía de Batista.

Síntesis biográfica

Primeros años

Nace en Perico, Provincia de Matanzas, el 16 de octubre de 1924. Hijo de Valentín Espiñeira y Julia Cabrera.

Cursó sus estudios primarios en escuelas públicas de las localidades de Perico, Limonar y Coliseo. En la Escuela Primaria Superior de Colón, cursó hasta el octavo grado.

Desde muy joven comenzó a trabajar, primero como panadero, en el comercio, después en la construcción de la “Planta Libertad”, donde luego fue operario. Su último oficio fue chofer de alquiler.

Trayectoria revolucionaria

Se incorpora al Movimiento 26 de julio desde los primeros momentos de su fundación, labora incansablemente, llegando a ser jefe de Acción y Sabotaje en la provincia de Matanzas.

Cuando iba a una misión hacia La Habana, es detenido en Ceiba Mocha, presuntamente por una delación, siendo conducido al Cuartel de Jovellanos y después al de Perico. En ambos fue sometido a toda clase de torturas, atropellos y vejámenes, tratando de obtener confesiones que nunca le arrancaron.

Muerte

Estuvo en poder de los brutales agentes batistianos desde el 6 de diciembre de 1957, fecha de su detención, hasta el día 13 de marzo del mismo mes en que apareció su cuerpo acribillado a balazos y con las muestras de las múltiples torturas que había sufrido, en un callejón de la finca “La Deseada” próxima a Perico.

Entregado el cadáver a sus familiares, sus restos, fueron inhumados y descansan en el cementerio de Colón.

En el lugar donde fue encontrado su cadáver fue levantado un sencillo obelisco, que señala a las futuras generaciones el sacrificio de este combatiente, que dio su vida por la libertad de la patria.

Fuentes

  • Síntesis Biográficas Mártires de la Región de Colón (sa). Comisión de historia PCC regional. Imprenta "Martí", Manguito, provincia Matanzas.