Hans Horst Meyer

Revisión del 00:06 7 jul 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)


Hans Horst Meyer
Información sobre la plantilla
Hans horst.jpg
médico e investigador
NombreHans Horst Meyer
Nacimiento17 de marzo de 1853
Insterburg (antigua Prusia oriental)
Fallecimiento6 de octubre de 1939
Viena
EducaciónGymnasium de Königsberg. Estudió después en la Universidad de Königsberg, en la de Leipzig y en la de Berlín.
Ocupaciónmédico
Padres(padre) Heinrich Meyer
Obras destacadasExperimentelle Pharmakologie

'

Hans Horst Meyer Descubrió la reacción del alcanfor, cetona obtenida de Cinnamomum camphora (Lauraceae), con el ácido glucorónico. Meyer fue el creador de la teoría de la narcosis. También descubrió con sus colaboradores el efecto antiflogístico de los anestésicos locales.

Síntesis biográfica

Nace el 17 de marzo de 1853 en Insterburg (antigua Prusia oriental). Su padre Heinrich Meyer fue un conocido consejero de justicia. Se crió en un ambiente liberal.

Estudios realizados

Estudió en el Gymnasium de Königsberg, donde recibió una esmerada formación en ciencias naturales, especialmente en química y botánica.

Estudió después en la Universidad de Königsberg, en la de Leipzig y en la de Berlín. Se graduó en la primera de ellas en 1877. En Leipzig estuvo con Carl Ludwig (1816-1895). La etapa clínica la realizó en Berlín con Ludwig Traube (1818-1876) y Theodor von Frerichs (1819-1885).

En 1877 obtuvo el grado de doctor con una tesis sobre el metabolismo de la urea de los pollos, en la Universidad de Königsberg con Jaffe, quien combinó la enseñanza de la química fisiológica con la farmacología.

Descubrió la reacción del alcanfor, cetona obtenida de Cinnamomum camphora (Lauraceae), con el ácido glucorónico. Todavía hoy se usan pomadas con esta sustancia que se aplican por vía externa.

El alcanfor se absorbe rápidamente en los sitios de administración. Es hidroxilado en el hígado hasta alcanzar metabolitos hidroxialcanforados, los cuales se conjugan con el ácido glucorónico y se excretan por la orina.

El alcanfor actúa como un rubefaciente y analgésico suave, se emplea en forma de linimentos como controlador de la irritación en las fibrositis, neuralgia y condiciones similares. Meyer también investigó la alcalosis en la respiración, la acción de los fosfuros y el hierro, así como los alcaloides del jaborandi, entre los que se encuentra la pilocarpina.

Durante esta etapa conoció y se relacionó con otros farmacólogos destacados como W. von Schröder, E. Harnack, V. Cervello, A.R. Cushny y F. Williams. Obtuvo la venia legendi en Estrasburgo, pero su trabajo se vio interrumpido en 1881 cuando fue llamado para suceder a Rudolf Boehm (1844-1926) en la cátedra de farmacología de Dorpart, la única universidad alemana en el Imperio Ruso.

En 1884 fue llamado para suceder a Boehm, esta vez en Marburgo. En esta Universidad permaneció por espacio de veinte años. Fue aquí donde planteó investigaciones sobre varios problemas de farmacología y terapéutica experimentales. Tuvo la colaboración de varios estudiantes tanto del país como del extranjero, entre los que se mencionan Sohieranski, Eugen Rost.

Estudió la influencia de los diuréticos en la función renal, el papel desempeñado por la reabsorción tubular y el excepcional descubrimiento de la liposolubilidad para la acción de los narcóticos.

En 1899 presentó en la Sociedad para el avance de las Ciencias de Marburgo la conferencia Eine Theorie der Alkoholnarkose. Estudió a fondo las acciones y efectos del alhohol. Señala que en algunas tribus se utilizaba el alcohol, por ejemplo, el vino de palma, para producir una especie de anestesia.

Meyer fue el creador de la teoría de la narcosis. Según él ésta se apoya en una serie de leyes demostradas experimentalmente.

En 1904 la Universidad de Viena decidió crear un Departamento de Farmacología experimental y pidió a Meyer que ocupara la cátedra.

Meyer reconoció el significado de las teorías de Langley de las funciones del sistema nervioso vegetativo para explicar el modo de acción de los agentes farmacológicos y crear los primeros experimentos comparativos sobre los efectos de los distintos derivados de adrenalina.

También descubrió con sus colaboradores el efecto antiflogístico de los anestésicos locales; la prueba experimental de la acción antiflogística de las sales de calcio.

Publicaciones realizadas

En colaboración con su amigo R. Gottlieb, de Heidelberg, publicó su libro Experimentelle Pharmakologie, con dedicatoria a Naunyn y Schmiedeberg. Aparecieron nueve ediciones que se iban poniendo al día. Su Experimentelle Pharmakologie se tradujo a otros idiomas, entre ellos al inglés y al castellano.

Con su obra Meyer demostró la importancia que tenía el estudio de la farmacología en la enseñanza clínica y en la práctica médica. Creía que la terapéutica debía basarse exclusivamente en la experimentación, pero que debía de establecerse una intensa relación entre ésta y la clínica.

La fuerte relación de la farmacología con la clínica la llevaron a cabo Meyer y el cardiólogo R. Kaufmann cuando finalizada la guerra, crearon la “Herzstation” en Viena. Allí, los resultados del trabajo experimental se aplicaban a los enfermos con el fin de crear una terapéutica racional.

Apreció también las buenas cosas de la vida y tuvo un gran sentido del humor. Fue nombrado miembro de varias asociaciones científicas. Recibió nombramientos honoríficos de las universidades de Viena, Koenigsberg, Marburgo, St. Andrews y Edimburgo.

Fallecimiento

Murió en Viena el 6 de octubre de 1939.

Fuentes