La viuda alegre

Revisión del 15:30 13 oct 2017 de Carlos idict (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «Category:Proyecto_cultural» por «Categoría:Proyectos culturales»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
La viuda alegre
Información sobre la plantilla
La Viuda Alegre016-12.jpg
Concepto:Es una opereta vienesa. Gran éxito escénico producido en Cuba durante el siglo XX.

La viuda alegre. Opereta vienesa cuyo título original en alemán es "Die Lustige Witwe".
Es una opereta en tres actos con música del compositor austro-húngaro Franz Lehár y libreto en alemán de Victor Léon y Leo Stein basados en la comedia L'attaché d'ambassade (1861) de Henri Meilhac, relativa a una rica viuda, y el intento de sus paisanos de mantener su dinero en el principado encontrándole un buen marido. Fue estrenada en Viena el 30 de diciembre de 1905 y desde entonces es considerada una de las obras más importantes del género.
La opereta ha disfrutado de un éxito internacional extraordinario desde su estreno y sigue representándose y grabándose con frecuencia. De ella se han hecho adaptaciones al cine.
En Madrid fue estrenada en el Teatro-Circo Price el 12 de febrero de 1909.
Entre los pasajes musicales conocidos se encuentra la "canción de Vilia", "Da geh' ich zu Maxim" ("Me encontraréis en el Maxim's") y el "Vals de la viuda alegre".
Se estrenó en Cuba por primera vez el 9 de octubre de 1909 en el Teatro Payret, de La Habana. La puesta se representó durante más de ciento cincuenta noches consecutivas.
Desempeñaron los papeles protagónicos, Esperanza Iris, como Ana de Glavary; Josefina Peral, en el rol de Valencienne; Modesto Cid, como Danilo y Amadeo Llauradó, en el Camilo de Rosillón, junto a Santiago Marco (Mirko Zeta), Rafael Riera (Vizconde Zancada), Ramón Boffill (Kromow), Poncho Castillo (Niegus), Josefina Segarra (Prascowia).
Dirigió la orquesta Mario Sánchez, (quien estaba casado con la Peral. Esperanza Iris -llamada «Emperatriz de la opereta»-).

Historia

La opereta se estrenó en el Theater an der Wien en Viena el 30 de diciembre de 1905 con Mizzi Günther como Hanna, Louis Treumann como Danilo, Siegmund Natzler como el barón Zeta y Annie Wünsch como Valencienne. Fue el primer gran éxito de Lehár, convirtiéndose internacionalmente en la opereta más conocida de la época. Lehár posteriormente hizo cambios para las producciones de Londres en 1907 (dos nuevos números) y en Berlín en los años veinte, pero la versión definitiva es básicamente la de la producción original.
La opereta hizo una gira por Austria y en 1906 disfrutó de producciones en el Neues Operetten-Theater de Hamburgo, el Berliner Theater de Berlín con Gustav Matzner como Danilo y Marie Ottmann como Hanna, quienes hicieron la primera grabación completa en 1907, y Magyar Szinhaz de Budapest. Su adaptación inglesa por Basil Hood, con letras de Adrian Ross, fue una sensación en Londres en 1907 y tuvo un extraordinario número de representaciones (778), seguida por una amplia gira británica.
Estrenada también en el Teatro-Circo Price de Madrid el 12 de febrero de 1909.
La primera representación en París fue en el Théâtre Apollo el 28 de abril de 1909. Le siguieron muchas producciones internacionales, así como reposiciones, y secuelas, versiones filmadas y parodias.
Asimismo se estrenó en Cuba por primera vez el 9 de octubre de 1909 en el Teatro Payret, de La Habana. La puesta se representó durante más de ciento cincuenta noches consecutivas.

Grabaciones

La opereta se ha grabado tanto en vivo como en estudio muchas veces, y hay varios vídeos.
En 1906, los Hanna y Danilo originales (Mizzi Günther y Louis Treumann respectivamente), grabaron sus arias y dúos, y también algunos números escritos para Camille y Valencienne; se transfirió a CD en 2005.
En la primera grabación de una versión sustancialmente completa de la partitura se hizo en 1907 con Marie Ottmann y Gustav Matzner en los papeles principales. Después de eso, aparecieron extractos periódicamente en disco, pero no hubo más grabaciones completas hasta 1950, cuando CBS Records lanzó un conjunto cantado en inglés con Dorothy Kirsten y Robert Rounseville.
En 1953, el sello Columbia de la EMI lanzó una versión casi completa producida por Walter Legge, dirigida por Otto Ackermann, con Elisabeth Schwarzkopf como Hanna, Erich Kunz como Danilo, Nicolai Gedda como Camille y Emmy Loose como Valencienne. Estaba cantada en alemán, con diálogo hablado abreviado. Loose cantó Valencienne de nuevo para la Decca en la primera grabación estereofónica, producida en 1958 por John Culshaw, con Hilde Gueden, Per Grundén y Waldemar Kmentt en los demás papeles, y la Orquesta Filarmónica de Viena dirigida por Robert Stolz.12 Una segunda grabación con Schwarzkopf como Hanna se lanzó por la Columbia en 1963; los otros papeles principales los cantaron Eberhard Wächter, Gedda y Hanny Steffek. Esta grabación, dirigida por Lovro von Matačić, se ha sacado de nuevo al mercado en CD en la serie "Great Recordings of the Century" de EMI.
Entre las grabaciones posteriores completas o casi, están las dirigidas por Herbert Von Karajan con Elizabeth Harwood como Hanna (1972); Franz Welser-Möst con Felicity Lott (1993); y John Eliot Gardiner con Cheryl Studer (1994).
La grabación de Ackermann recibió la valoración más alta por The Record Guide de 1956 y la posterior de EMI con Matačić es altamente valorada en The Penguin Guide to Recorded Classical Music de 2008, pero Alan Blyth en su Opera on CD lamenta la elección de un barítono como Danilo en ambas grabaciones y prefiere la versión de 1958 para la Decca.
Entre las producciones filmadas en DVD, la Penguin Guide recomienda la de la Ópera de San Francisco, grabada en vivo en 2001, dirigida por Erich Kunzel y Lotfi Mansouri, con Yvonne Kenny como Hanna y Bo Skovhus como Danilo.

La obra

A pesar de los siglos que han pasado después de creada esta obra y de haber sido peresentada en disímiles escenarios de todo el Mundo por diferentes directores y actores, su idea central y la música empleada en cada uno de sus actos mantiene su esencia.
Por ejemplo, esta vez fue estrenada en el Teatro-Circo Price de Madrid el 12 de febrero de 1909:
PERSONAJES Y REPARTO

  • Sonia Glavary .................................. Dolores Pérez
  • Valentina ........................... María Francisca Caballer
  • Conde Danilo .................................. Luis Sagi-Vela
  • Fernando Rosillón ................................ Fernando Bañó
  • Mirko Zeta .................................. Santiago Ramalle
  • Vizconde de Anglada ............................. Pascual Bloise
  • Raúl de Saint Brioche ............................. Gregorio Gil

Acto I

La acción de la obra transcurre en París, en la Embajada de Marsovia, país imaginario.
Al iniciarse la opereta se celebra una gran fiesta en la Embajada para celebrar el cumpleaños del rey, en dicha fiesta se habla de Sonia Glavary, una antigua muchacha aldeana que casó con un riquísimo banquero y es hoy una viuda millonaria a la que asedian los hombres; pero el embajador dice que no debe casarse con ningún parisién, ya que debe haber algún marsoviano que se sacrifique aceptando por la patria los millones de la viuda.
La señora embajadora coquetea con Fernando y este escribe en su abanico una declaración de amor: “Te quiero”.
Llamado por el embajador Mirko, llega el conde Danilo, un noble secretario de la Embajada de París que se divierte alegremente, pasando más tiempo en los reservados del Maxim’s que en las oficinas diplomáticas. Llega también la viuda Sonia, promoviendo una gran revuelo en todos los caballeros que la asedian por sus millones y no por sus prendas personales.
La embajadora tiene como candidato para matrimoniar con la rica viuda a su adorado Fernando, pero el embajador aboga por Danilo. Este, cansado por las muchas noches de no dormir, se echa en un sofá y roncando le sorprende Sonia, que queda asombrada al encontrarle, aunque le asegura que su nombre es una de las muchas cosas que ha olvidado para siempre al venir a París. Le recuerda cuando sus parientes no le dejaron casarse con una muchachita aldeana, aunque tal vez ahora no vieran con malos ojos que se desposara con sus millones. Terminan declarándose la guerra y diciéndose que se odian.
Scamadovich, que es un hombre celosísimo, ha encontrado el abanico y supone que es de su mujer. El embajador trata de calmarle, asegurando que pertenece a la suya, y a esta se lo entrega, proporcionándola el susto correspondiente por creer que está enterado de todo, que sólo se le pasa cuando su marido la dice que lo tome para despistar a Scamadovich, pues sería capaz de matar a su esposa.
El embajador dice a Danilo que le necesita para una misión delicada: “Necesita que se case”. La patria lo exige. Ya está el conde dispuesto al sacrificio, pero al decirle que la esposa ha de ser Sonia, Danilo se niega. Promete al embajador que él ahuyentará a los parisienses que traten de matrimoniar con la viuda.
Para finalizar el primer acto se celebra un gran baile. Todos los concurrentes pretenden bailar con Sonia, pero ella dice que no quiere ser causa de disgustar a tantos sinceros admiradores, que bailará con el más indiferente y elige como pareja a Danilo.

Canciones empleadas en este Acto

1. En Marsovia
2. Duo de Valentina y Fernando
3. Canciones de Sonia
4. Salida de Danilo

Acto II

El acto segundo tiene lugar en el jardín de la casa de la viuda millonaria. En el centro hay un pabellón elegante y discretamente dispuesto. Hay bailes y canciones de la patria lejana, aunque la viuda asegura que prepara como sorpresa una gran fiesta parisienseal estilo de Maxim’s.
Sonia y Danilo se tirotean con frases de doble intención entre el amor y la guerra que hay entre ellos.
Todos los caballeros andan desafiándose por el amor de Sonia, pero Danilo interviene para sembrar entre ellos la duda, terminando por no saber cada uno cuál puede ser su rival.
El famoso abanico con las palabras “Te quiero” va a parar a manos de Sonia, y ella sospecha que es de Danilo, que no queriendo dar su brazo a torcer se le declara de ese modo; mas la rica viuda asegura que se lo habrá de decir de palabra y en voz muy bajita.
Para darle celos le dice que está dispuesta a casarse con un parisién.
La embajadora y su adorador Fernando entran en el pabellón, pero los ve Niegus, que queda aterrado pensando en el mal papel que está haciendo el embajador. Cuando éste llega y pregunta quién está en el pabellón, el pobre Niegus no sabe qué contestar y dice que es Fernando con...
Y cuando se abre la puerta del pabellón salen de él Sonia y Fernando.
Hay una gran sensación en todos. El más molesto es Danilo, sobre todo cuando ella asegura que se casará con Fernando. Ella goza al verle sufrir, y al ver que hace intención de marcharse le pregunta a dónde va, contestando él que al restaurante Maxim’s.

Obra musical empleada en el Acto II

1. Vilia
2. Duo de Valentina y Fernando
3. Las mujeres
4. Duo de Valentina y Fernando
5. Romanza de Danilo

Acto III

El acto tercero se desarrolla durante la fiesta que da la viuda rememorando las famosas del Maxim’s, en donde la embajadora y sus amigas remedan las canciones de las alegres muchachitas asiduas al famoso restaurante.
Danilo busca a Sonia para pedirla, en nombre del embajador y en el suyo propio, que después de lo pasado en el pabellón debe casarse con Fernando. Ella se niega, él insiste y, al fin, la viuda dice que no se casará porque ella no estaba con Fernando en el pabellón. Salió con él para salvar a una amiga.
Danilo no puede ocultar su alegría y la situación da lugar a una graciosa escena entre los maridos que comentan la aventura del pabellón, creyendo cada cual que la dama, al no ser Sonia, puede ser la mujer del amigo, pero nunca la propia.

53 La viuda alegre 15*123.jpg

Está el abanico a punto de echarlo todo a rodar, ya que aparece por última vez, traído por un camarero que lo encontró en el cenador y, finalmente, Sonia dice que no se puede casar, ya que el testamento de su marido dispone que no heredará un solo céntimo si contrae un nuevo matrimonio. Entonces Danilo le dice que él se casará con ella, ya que ahora, siendo pobre, no creerá que sólo viene tras sus riquezas. Ella accede y le entera luego de que no hay tal disposición testamentaria, disfrutando, pues, de la fortuna y del amor, que es la mejor fortuna para el simpático Conde y para la alegre viuda.

Obra musical desarrollada en el Acto III

1. Baile de las grisetas
2. Vals y final

Fuentes

Referencias