Síndrome de insuficiencia renal crónica (IRC)

Revisión del 16:27 24 abr 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Síndrome de insuficiencia renal crónica (IRC)
Información sobre la plantilla
Insuficiencia renal crónica.jpg
Es una pérdida progresiva (por 3 meses o más) e irreversible de las funciones renales, cuyo grado de afección se determina con un filtrado glomerular (FG) <60 ml/min/1.73 m2. Como consecuencia, los riñones pierden su capacidad para eliminar desechos, concentrar la orina y conservar los electrolitos en la sangre.
Enfermedad poliquistica adulto.jpg


Síndrome de insuficiencia renal crónica (IRC). La insuficiencia renal crónica es un síndrome clinicohumoral resultante de la pérdida sostenida y progresiva de la función renal; este síndrome puede variar desde la etapa subclínica hasta la etapa sintomática florida, y cuyo destino final es la uremia. En su fase final es fatal a plazos más o menos largos, a menos que pueda realizarse un tratamiento que sustituya la función renal mediante diálisis y/o trasplante renal.

Sindromogénesis o fisiopatología

Para que una nefropatía dé lugar a este síndrome debe poseer dos caracteres fundamentales: ser bilateral y difusa, y de evolución lenta y progresiva. Distintas teorías han tratado de explicar los cambios fisiopatológicos que acontecen en la insuficiencia renal crónica: − Teoría de las nefronas intactas. − Teoría de los mecanismos patogénicos de las manifestaciones urémicas

Sindromografía o diagnóstico positivo

Cuadro clínico Antecedentes Historia personal previa de nefropatía (hematuria, proteinuria, cólicos nefríticos, expulsión de cálculos, infección urinaria, edemas, hipertensión arterial) coma, toxemia gravídica, consumo excesivo de analgésicos (que contengan fenacetina); historia familiar de nefropatías.

Sintomatología

La I.R.C. puede dividirse en dos fases: I.R.C. compensada (grados I, II, III y IV) y la I.R.C. descompensada.

Fase compensada

I.R.C. (grado I). Esta solamente se pondrá de manifiesto desde el punto de vista humoral por una filtración glomerular, que aunque disminuida, se encuentra por encima de 50 ml/min.

I.R.C. (grado II). Se encuentran ligeros aumentos de la creatinina y de la urea. La filtración glomerular se encuentra entre 30-50 ml/min.

I.R.C. (grado III). Aparece la poliuria con nicturia, puede encontrarse además una pérdida renal importante y aparecer la hipertensión arterial. La anemia es llamativa, la urea y la creatinina están elevados.

I.R.C. (grado IV). Todos los signos y síntomas descritos anteriormente están más alterados. La piel se vuelve terrosa, hay manifestaciones digestivas y edemas en miembros inferiores. Hay aliento alitoso.

La creatinina está aproximadamente en 10mg% y la urea en 100 mg%. Generalmente hay hipocalcemia o hiperfosfatemia.

Fase descompensada

I.R.C. descompensada.

Este cuadro clínico es compatible con el estado conocido como uremia terminal, en el cual hay agravamiento de todas las manifestaciones descritas anteriormente que incluyen encefalopatías, neuropatías, enfermedad ósea, calcificación y necrosis de los tejidos blandos, prurito, hiperlipemia, intolerancia a la glucosa, anemia, tendencia a las hemorragias, trastornos inmunológicos, miocardiopatías y disfunción sexual.

Tratamiento

El tratamiento de esta entidad en dependiencia de la fase en que se encuentre el paciente. En una primera etapa tendrá carácter profiláctico y se:

a) evitarán las infecciones.

b) evitar los ejercicios físicos fuertes.

c) evitar y corregir los desequilibrios hidrominerales.

d) mantener controlada la presión arterial.

En una segunda etapa:

  • Dieta que debe contener:
50 cal por Kg de peso.
1,5 g de proteína por Kg de peso.
400 ml de líquido aproximadamente.
pobre en sodio, potasio y fosforo.
  • Aporte de líquido según el equilibrio hidromineral.
  • Aporte electrolítico.
  • Medicamentos:
alusil.
antibióticos si focos sépticos.
lavados gástricos si vómitos
metoclopamida
  • Transfusiones de glóbulos rojos si hemoglobina menos de 6 g.

Tercera etapa

De inicio es necesario restituir los líquidos según el equilibrio hidromineral. En casos de hiperpotasemia se aplicará el tratamiento indicado.

Se realizará el método depurador de elección y trasplante renal.

Véase También

Fuentes