Simón el Cananeo

Revisión del 12:25 16 nov 2014 de Guines1 jc (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Información sobre la plantilla
Santo
Simon cananeo.jpg
Religión o MitologíaCatólica
Día celebración28 de octubre
Patrón(a) o Dios(a) dePatrón de los curtidores, aserradores y los tintoreros
Venerado enCuba

Simón el Cananeo . También llamado el Zelote, es uno de los doce apóstoles. Antes de unirse a Jesús habría pertenecido al grupo de los zelotes, que luchaban contra Roma. Predicó en Egipto, Libia y, posiblemente, en Persia. Su atributo el serrucho y una cruz

Historia

Simón el cananeo fue uno de los doce discípulos de Jesucristo. También se le conoce como Simón, llamado Zelotes. Su nombre aparece en Mateo 10 y Marcos 3 como Simón el Cananeo y en Lucas 6, Simón, llamado Zelotes. La única otra mención de él es después de que Jesús ascendió al Cielo, cuando los discípulos, entre ellos Simón el Cananeo, los hermanos de Jesús, y varias mujeres que incluía a la madre de Jesús, María, se reunieron en el alto aposento para orar.

Los doce discípulos fueron llamados a predicar el Evangelio de Jesucristo, pero se les prohibió ir a los gentiles o samaritanos. (Una visión dada a Pedro más tarde permitiría que el evangelio sea enseñado a todos.) En lugar de eso, fueron en busca de las ovejas perdidas de Israel. Ellos podían curar a los enfermos y, a través del sacerdocio, realizaban muchos milagros.

Cuando los discípulos viajaban, no llevaban nada con ellos, sino que debían depender de Dios para conducirlos a los alimentos, vestido y vivienda o a los que se los proporcionarían. Los que los aceptaban y les daban lo que necesitaban o escuchaban sus enseñanzas iban a recibir las bendiciones de la paz en sus hogares. Si eran rechazados, debían sacudir el polvo de sus pies al salir de la casa.

Jesús les advirtió que a menudo serían perseguidos a causa de su trabajo al servicio de Jesucristo. Él les aseguró que los que perseveraban hasta el fin serían salvos, y que eran de más valor que los gorriones. Dios conocía todos los detalles del gorrión, por lo que no dejaba lugar a dudas que Él también era consciente de ellos y de sus necesidades.

La raíz hebrea para Zelote es Qana, y Jerónimo creyó erróneamente que esta palabra venía de Caná o Canaán. Esta es la fuente de Canaán utilizado en las traducciones de la Biblia para distinguir a este Simón de Simón Pedro. La Biblia no tiene más información acerca de él, convirtiéndolo en el apóstol de quien sabemos menos. Si bien hay leyendas de que sirvió en misiones a Egipto y Glastonbury, y que fue asesinado, no hay ninguna evidencia real que nos diga algo más sobre su vida aparte de que se desempeñó como uno de los doce discípulos originales.

Su muerte

San Judas Tadeo y Simñon Zelotre llegaron a Suamyr, gran ciudad de Persia. Los dos Apóstoles se alojaron en casa de un discípulo llamado Semme. A la mañana siguiente a su llegada, los sacerdotes idólatras de aquella ciudad, seguidos por una gran multitud del pueblo, azuzados por las venenosas presiones de Zaroes y de Artexat, rodearon la casa de Semme pidiendo a gritos la entrega de los dos Apóstoles.

“Entréganos, oh Semme, inmediatamente a los enemigos de nuestros dioses, o si no te quemaremos la casa”. Ante estas amenazas que no admitían réplica, San Judas y San Simón se pusieron en manos de aquellos malvados que los obligaron inútilmente a adorar a sus falsos dioses; golpeados hasta la sangre, encontraron aún fuerzas para mirarse a los ojos y San Judas, dirigiéndose a su compañero de martirio le dijo:“ Hermano, veo a Nuestro Señor Jesucristo que nos llama”.

La turba de los idólatras, ignorando estos coloquios celestiales, movida por un insano furor, se arrojó con mayor encarnizamiento sobre los cuerpos ya sangrantes de los dos Santos Apóstoles hasta destrozarlos: ¡la corona del martirio brillaba sobre sus cabezas gloriosas! A San Simón lo mataron aserrándolo por el medio, y a San Judas Tadeo le cortaron la cabeza con un hacha y por eso lo representan con una hacha en la mano. Se cree que el martirio ocurrió en el año 70 de la era cristiana, es decir, 36 años después de la Ascensión de Jesucristo al Cielo. Como fueron martirizados juntos, la Iglesia celebra la festividad el mismo día de su martirio para ambos: 28 de octubre.

Mientras sus santas almas eran acogidas en la Patria celestial y colocadas a la derecha del Padre, por el que habían ofrecido su vida en holocausto, el cielo de Suamyr, escenario de aquel bárbaro martirio, se quebraba con terribles fulgores, el templo idólatra se derrumbó y los dos sacerdotes, Zaroes y Arfexat, autores del hecho, fueron fulminados por la justicia divina.

Oración de Simón el Cananeo

¡Oh glorioso San Simón, que eres primo de Jesús y también un fiel seguidor devoto. Te llaman "el Zelote" (el defensor) indicando que estaban dispuestos a entregar tu vida por defender tu religión y dar tu libertad como persona humana. Te pedimos nos obtenga la gracia de estar dispuestos a dar nuestra vida por Cristo y a trabajar por la libertad y la paz que solamente Dios puede dar. Ayúdanos a entregarnos a nosotros mismos a Dios aqui en la tierra y ser recibido por él para gozar de la dicha eterna en el cielo. Amén.

Fuente