Simbiosis

Revisión del 07:11 3 sep 2019 de Carlos idict (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Simbiosis
Información sobre la plantilla
Simbionte.jpeg
Concepto:Asociación por parte de dos o más individuos de especies diferentes con el fin de recibir provecho mutuo para todos ellos
(Ej. en la imagen: Peces payasos y anémonas).

Simbiosis o mutualismo. Relación estrecha y persistente entre organismos de distintas especies.

Tipos de simbiosis

  • Atendiendo a la relación espacial entre los organismos participantes:
    Ectosimbiosis. El simbionte vive sobre el cuerpo –en el exterior- del organismo anfitrión, incluido el interior de la superficie del recorrido digestivo o el conducto de las glándulas exocrinas.
    Endosimbiosis. El simbionte vive o bien en el interior de las células del anfitrión, o bien en el espacio entre estas.
  • Otros contrastes extremos en simbiosis son la diferenciación entre simbiosis facultativas u obligatorias y la de simbiosis permanentes o temporales.

Trasmisión de la simbiosis

  • Transmisión vertical: existe una transferencia directa de la infección desde los organismos anfitriones a su progenie.
  • Transmisión horizontal: el simbionte es adquirido del medio ambiente en cada generación.

Relaciones simbióticas

Las relaciones simbióticas en la naturaleza pueden clasificarse en:

  • Mutualismo: ambas especies se benefician.
  • Comensalismo: relación beneficiosa para una de ellas e indiferente para la otra.
  • Parasitismo: relación positiva para una, aunque perjudicial para la otra.

Ejemplos de simbiosis

  • Líquenes: Unión de un hongo y un alga que se unieron para beneficiarse mutuamente, hasta el punto de perder cada uno su identidad y convertirse un simbionte independiente.
Es interesante, que los hongos simbiontes de esta unión buscan una especie específica de alga para dar lugar al liquen. Ambas especies no podrían sobrevivir por sí mismas a condiciones extremas; en cambio, el liquen sí puede hacerlo.
  • Micorrizas: Uniones o asociaciones de hongos y raíces de algunos árboles. El beneficio mutuo en esta simbiosis consiste en que las raíces del árbol aprovechan el poder de absorción de los hongos para obtener los nutrientes que necesita la planta, que a su vez, produce las sustancias que los hongos necesitan para desarrollarse.
  • Otro ejemplo es el de los cangrejos ermitaños que se asocian a las actinias. El cangrejo busca una concha vacía para proteger su abdomen que es blando y vulnerable. Al introducirlo en la concha, pone encima una actinia, que lo protege de los enemigos mediante las células urticantes que ella posee.
La actinia recibe la recompensa de alimentarse de los restos de las presas del cangrejo. Existe simbiosis también, entre algunos peces grandes que se benefician de otros peces o especies pequeñas de crustáceos que les limpian la piel de impurezas, comidas o células muertas. Los últimos reciben el beneficio de la alimentación, mientras el pez grande se mantiene limpio sin riesgo de enfermedades.
  • Otro increíble ejemplo es el de algunas hormigas que protegen y alimentan a los pulgones para que ellos produzcan un líquido azucarado del que las hormigas se alimentan.
  • Famoso es el caso de los peces payaso, que nadan entre las anémonas para protegerse mientras ellos las cuidan de peces que se alimentan de ellas.
  • También existe simbiosis entre rumiantes, protozoos y bacterias. Estos últimos viven en el estómago de los herbívoros dándoles la capacidad de digerir la celulosa para alimentarse de las hierbas.
Como recompensa, los protozoos y las bacterias obtienen un recurso alimenticio que no podrían obtener de otra manera. En los seres humanos, también existe una simbiosis con las distintas especies necesarias en la flora intestinal.

Véase también

Fuente

  • Liliana Gómez Luna. Pequeña Enciclopedia del Medio Ambiente.