Tras la guitarra la voz (Libro)

Revisión del 23:20 21 jun 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Tras la guitarra la voz (Libro)
Información sobre la plantilla
Tras la guitarra la voz.JPG
Título originalTras la guitarra la voz
Autor(a)(es)(as)Orlando Castellanos
Editorial:Ediciones La Memoria
PaísCuba

Tras la guitarra la voz. Este libro contiene varias entrevistas realizadas por el periodista cubano Orlando Castellanos a diferentes representantes de la canción cubana, entre ellos: Silvio Rodríguez, Noel Nicola, Vicente Feliú, Alberto Faya, Augusto Blanca, Amaury Pérez, Sara González y Pablo Milanés.

Sinopsis

Del archivo de voces de Orlando Castellanos, nos llegan estas entrevistas que registran experiencias, vivencias personales y colectivas, opiniones y verdades de esos artistas que pertenecieron al Movimiento de la Nueva Trova y que imprimieron con su quehacer un sello distintivo dentro de la rica vida cultural de la Isla. En estas páginas se le ofrece al lector la posibilidad de acercarse aun más a los protagonistas de un movimiento musical que revolucionó la canción en nuestro continente y que, a 40 años de su surgimiento, sigue siendo referente para muchos en estas y otras latitudes.

Sirva también este libro –como expresa Virgen Gutiérrez, quien tuvo a su cargo la selección de las entrevistas– como un pequeño homenaje a Orlando Castellanos:

"ese hacedor memorioso quien, con estas grabaciones impresas estará presente en este nuevo siglo ayudando consustancialmente a que las nuevas generaciones se nutran de su sabia inteligencia y tenaz capacidad intelectual”

Datos del autor

Orlando Castellanos Molina (Ciego de Ávila, 1930-La Habana, 1998) Comienza su labor profesional en la radio en 1945. En 1959 realiza sus primeras entrevistas. Es uno de los iniciadores de la Onda Corta Experimental de Cuba y fundador de Radio Habana Cuba. Entre 1966 y 1968 fue corresponsal en Europa del Instituto Cubano de Radio y Televisión y atendió la corresponsalía de Prensa Latina en Praga. En 1971 creó y dirigió, hasta 1986, el programa Formalmente informal en Radio Habana Cuba. Fue acreedor, entre otros lauros, de la Distinción por la Cultura Nacional. En 1995 recibe el Premio Nacional de Periodismo José Martí por la obra de la vida y en 1996 la Medalla Alejo Carpentier. La colección Palabra viva, del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, está conformada fundamentalmente por entrevistas que fueron realizadas por Orlando Castellanos.

Criterios sobre la obra

Silvio Rodríguez, cantautor cubano:

" Eso es este libro: la obra y la voz de Orlando Castellanos, lanzador de señales al aire que conmovían en remotos parajes del mundo, como cuando aquella noche lloré en alta mar, frente a las costas de la legendaria Dakar, oyendo una tonada de Carlos Puebla y sus tradicionales tocadores de marímbulas y latas de betún. Artes de un viejo amigo inolvidable, excelencia de oficio que ahora nos permite recordar cómo veíamos las cosas en eras tan variadas como de 1976 a 1991.”

Virgen Gutiérrez, intelectual cubana

" Aunque los músicos aquí reunidos tienen su propia personalidad es fácil percibir las influencias cruzadas entre algunos de ellos a través de un repertorio con temas comunes: el amor, la muerte, la poesía, los conflictos sociales; sin embargo, las canciones tienen un sello propio que permite distinguir a cada trovador. Se puede identificar perfectamente una canción de Pablo o de Vicente, de Silvio o de Nicola, pese a que aborden tópicos similares. Y es que bebieron de una misma fuente y completaron su formación bajo la dirección del maestro Leo Brouwer, director del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC, fundamental escuela que dio a estos jóvenes, conjuntamente con otros como Eduardo Ramos, Emiliano Salvador o Martín Rojas –por citar algunos–, el completamiento de la técnica, el poder sintetizar forma y contenido en textos armoniosamente acoplados a la melodía, que les permitieron alcanzar elevados resultados estéticos.”

Leonardo Depestre Catony, periodista cubano

" La lectura de Tras la guitarra la voz evoca disímiles recuerdos. Se hicieron 20, 30 años atrás, a veces más, y las carreras de los trovadores de entonces a acá se enriquecieron extraordinariamente. De ahí que además de aportar datos sobre los comienzos y un período dado de sus vidas, sean reveladoras de su época, aspiraciones y conflictos. Hoy constituyen no solo entrevistas, sino documentos de interés para la historiografía musical y para el completamiento en su momento de las biografías de los entrevistados. El trabajo editorial resulta decisivo y meritorio en el caso de Tras la guitarra la voz. La actualización de las informaciones, discografías y premios; la inclusión de letras de las canciones; el aporte de nuevos datos, y la incorporación de tres anexos, referidos al Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC, las canciones de los trovadores en filmes del ICAIC y las canciones de los trovadores incluidas en discos de la Casa de las Américas, devienen un valor agregado muy útil para especialistas y seguidores del camino recorrido por los trovadores, todo lo cual se cierra con una “memoria de la imagen” o galería de retratos profesionalmente logrados, la mayoría del español Juan Miguel Morales, pero que presenta también uno de Alain Gutiérrez, artista del lente del propio Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau.”

Celia Medina Llanusa, periodista cubana:

" Lo que más resalta luego de la lectura de estos textos es la coherencia en el pensamiento de todos acerca de dos figuras fundamentales en su quehacer: Haydée Santamaría y Leo Brouwer, la primera como apoyo material y espiritual, sobre todo en los momentos iniciales; el segundo como forjador de conocimientos técnicos para el mejor desempeño como músicos y compositores, para la formación de una conciencia musical acorde con las tradiciones de nuestro país, rico como sabes, en este acervo.”

Estrella Díaz, periodista cubana:

" En este 2013 se cumplen quince años del fallecimiento de Castellanos y Tras la guitarra la voz constituye un meritorio empeño por llevar al papel esas palabras dichas y transmitidas por el programa Formalmente Informal, ideado y dirigido por él en 1971 y que mantuvo al aire hasta 1986. Ese espacio emitido por la emisora internacional de onda corta, Radio Habana Cuba, estuvo, por años, entre los más escuchados de esa planta que, desde sus momentos fundacionales y hasta hoy, sostuvo y sostiene el marcado propósito de dar a conocer al mundo la realidad de nuestro país. Y en ese contexto, la cultura y sus protagonistas son elementos indispensables que Castellanos supo aprovechar.”

Fuentes