Vitoria-Gasteiz

Revisión del 08:55 9 abr 2014 de Edeliochajc (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Vitoria-Gasteiz
Información sobre la plantilla
Ciudad de España
Bandera de Vitoria
Bandera

Escudo de Vitoria
Escudo

EntidadCiudad
 • PaísBandera de España España
 • Fundación1181
Vitoria.jpeg

Vitoria, oficialmente Vitoria-Gasteiz es una ciudad española, capital de Álava y sede de las instituciones comunes de la comunidad autónoma del País Vasco.Fue fundada en 1181 por el rey Sancho VI "el Sabio" de Navarra y la llamó Nueva Victoria. Lo mandó construir al lado de la aldea de Gasteiz, situada en una colina, como forma de defensa avanzada para el reino de Navarra. La ciudad tenía forma de almendra, estaba rodeada por una muralla y los nombres de sus calles nos recuerdan su origen medieval y sus costumbres, su forma de vida. Es una ciudad con una intensa historia que se manifiesta en un valioso patrimonio monumental. Ostenta el título de «muy noble y muy leal».

Como capital de facto del País Vasco, Vitoria es sede de las principales instituciones políticas de la comunidad autónoma: el Gobierno y el Parlamento Vasco.

Historia

Tradicionalmente se ha afirmado que la ciudad denominada Victoriacum, que fue fundada por el rey visigodo Leovigildo en el año 581, corresponde a Vitoria. Sin embargo, este dato no está suficientemente probado y expertos historiadores opinan que Victoriaco no estaba en la actual Vitoria o antigua Gasteiz sino en una zona cercana, probablemente a los pies del monte Gorbea donde hay un pueblo llamado Vitoriano en el municipio alavés de Zuya. A. Barbero y M. Vigil opinan que también pudo tratarse del oppidum de Iruña, la Veleia de Ptolomeo, complejo romano de gran importancia ubicado en tierras alavesas, a 11 km de Vitoria.

La actual Vitoria fue fundada por el rey navarro Sancho VI el año 1181 en el lugar de Gasteiz con la denominación de Nova Victoria. El origen de la fundación fue, al igual que en el caso de otras ciudades de la zona (Antoñana, Bernedo, Lapuebla de Arganzón, Laguardia), la necesidad por parte del rey navarro de crear una línea defensiva ante el reino de Castilla.

Durante la guerra del Rosellón, Vitoria, así como gran parte del País Vasco, fue ocupada por un corto período por las tropas francesas, las cuales avanzaron hasta Miranda de Ebro, la que concluyó con la Paz de Basilea que puso fin al conflicto.

Entre los acontecimientos históricos más reseñables está el de haber sido escenario de la Batalla de Vitoria el 21 de junio de 1813, en la que las tropas francesas, moviéndose en retirada, fueron derrotadas por el Duque de Wellington junto al vitoriano General Álava. Como resultado de la contienda, José Bonaparte huye perdiendo casi todo el botín robado a los españoles. Con esta batalla se puso fin prácticamente a la Guerra de la Independencia Española.

El 20 de mayo de 1980, Vitoria se convirtió en capital oficiosa (es decir, a efectos administrativos, y de forma no oficial) de la Comunidad Autónoma del País Vasco por decisión del Parlamento Vasco, que así lo acordó por medio de su Ley de Sedes. Así, Vitoria es capital de la provincia de Álava y a su vez de la Comunidad Autónoma Vasca siendo sede de la Diputación Foral de Álava, las Juntas Generales de Álava, el Gobierno Vasco y el Parlamento Vasco

Iglesias y Conventos

  • Catedral de Santa María (Catedral Vieja). Edificio gótico del siglo XIV con una torre del XVII. Bajo el pórtico se abren tres portadas decoradas con estatuas y relieves. En el interior, las capillas contienen imágenes góticas, flamencas y renacentistas italianas. En las capillas de la izquierda se pueden ver pinturas de Rubens y Van Dyck. La catedral está en período de restauración y ha sido estudiada por expertos de todo el mundo por sus curiosidades arquitectónicas, entre ellas las deformaciones que ha sufrido debido a reformas y restauraciones anteriores. Las obras de restauración que se están realizando actualmente bajo el nombre de «Abierto por obras» pueden ser visitadas y están teniendo un gran éxito. Además se han desarrollado numerosos congresos, seminarios y conferencias con diferentes personalidades literarias. Por el trabajo realizado, la catedral de Santa María recibió el premio Turismo Vasco 2000, concedido por el Gobierno Vasco así como el premio Europa Nostra 2002, la máxima distinción que la Unión Europea concede a los trabajos de restauración y conservación del patrimonio.
  • Catedral de María Inmaculada (Catedral Nueva). Templo catedralicio construido y consagrado en el siglo XX, de estilo neogótico. Su principal valor radica en la riqueza escultórica, en muchos casos correspondiente al estilo modernista, que ornamenta los paños de las naves y el ábside en el exterior, así como las capillas de la girola, el transcoro y la cripta en el interior. El edificio, de imponentes proporciones, consta de 5 naves longitudinales, la principal y cuatro laterales, un crucero de tres naves, una girola de dos naves con siete capillas absidiales, pórtico, cripta y sacristía. Con sus 118 metros de ábside a pórtico, sus 48 metros de ancho entre los dos testeros del crucero y sus 35 metros de altura en el crucero, se trata de la segunda catedral más grande de España después de la Catedral de Sevilla. Desde 1999 la girola catedralicia sirve de espacio para el Museo Diocesano de Arte Sacro de Álava, que recoge una rica muestra del patrimonio artístico religioso de la provincia, dividida en secciones de talla en piedra, talla en madera, pintura sobre tabla, pintura sobre lienzo, orfebrería y mobiliario litúrgico.
  • Iglesia de San Pedro Apóstol. Templo gótico del siglo XIV. Destaca el Pórtico Viejo, con un conjunto de relieves con escenas de las vidas de San Pedro y la Virgen María, bajo los cuales discurren las imágenes de la Virgen y los apóstoles. En su interior, en la cabecera, hay varios sepulcros de valor. Adosado a la muralla de poniente, la mayor parte de la fábrica corresponde al siglo XIV. La torre es barroca, con cubo del siglo XVII y chapitel del XVIII, obra de Valerio de Ascorbe, muy parecido al de la torre de la cercana iglesia de San Miguel Arcángel. Entre 1892 y 1896 sufrió una restauración de la que se conserva el pórtico neogótico en el lado sur, obra del arquitecto vitoriano Fausto Íñiguez de Betolaza. Las vidrieras, fabricadas enBurdeos, por la casa Dagrant, fueron colocadas entre 1861 y 1901.
  • Iglesia de San Miguel Arcángel. Templo gótico-renacentista de los siglo XIV a XVI en cuyo pórtico se sitúa la imagen de la Virgen Blanca, patrona de la ciudad. Retablo mayor deGregorio Fernández. Fue levantada a finales del siglo XIV en la ladera meridional de la colina de la primitiva Vitoria, fuera de sus muros y de la puerta de San Bartolomé. Ocupa seguramente el mismo lugar de la iglesia juradera dedicada también a San Miguel, que cita y sitúa a las puertas de la villa el documento del fuero fundacional concedido por el rey navarro Sancho VI el Sabio en 1181. La iglesia se asoma a la calle Mateo Moraza y domina las plazas de la Virgen Blanca y del General Loma, centros vitales de la ciudad, y su factura mayormente gótica contrasta con el conjunto de construcciones neoclásicas que discurren a sus pies. Bien de Interés Cultural (BIC), es Monumento Histórico-Artístico Nacional desde 1995.
  • Iglesia de San Vicente Mártir. Templo gótico tardío de los siglos XV y XVI. El templo se construyó sobre una de las fortalezas de la Vitoria de la época del rey Sancho VI de Navarra, entregada para tal fin al Concejo de la ciudad por los Reyes Católicos en el año 1484. Desde el siglo XIII existiría en el emplazamiento un templo de pequeñas dimensiones que fue derribado para dar lugar a la nueva iglesia. Bien de Interés Cultural (BIC), es Monumento Histórico-Artístico Nacional desde 1984.
  • Iglesia del Carmen. Templo de tipo neoclásico construido entre 1897 y 1900 como parte del Convento de los Padres Carmelitas Descalzos.
  • Basílica de San Prudencio de Armentia. Desde el Parque de la Florida, una larga sucesión de paseos, conducen a Armentia, donde puede contemplarse una de las joyas del románico vasco: la Basílica de San Prudencio (patrón de Álava). El templo fue levantado en las últimas décadas del siglo XII, coincidiendo seguramente con la fundación de la ciudad de Vitoria en 1181, aunque se cree que en ese mismo solar se conservaban los restos de una edificación religiosa más antigua, del siglo VIII. Entonces, ya hacía un siglo que se había extinguido el antiguo Obispado de Armentia, surgido a finales del siglo IX, unas décadas después de la fundación del cercano Obispado de Valpuesta, en tierras occidentales alavesas y burgalesas. En la época altomedieval, el poblado de Armentia era un importante núcleo de población al ser encrucijada del Camino de Santiago y de la antigua calzada romana Astorga-Burdeos, que tenía aquí un hito llamado Suisaco, citado en el itinerario de Antonino, entre Veleia (Iruña) y Tulonio. Todo ello, unido al reconocimiento de Armentia como lugar de nacimiento de Prudencio, santo de época visigótica (hacia el siglo VI) muy venerado, además de en Álava, en tierras riojanas, sorianas y zaragozanas, donde transcurrió su vida de ermitaño, evangelizador, conciliador y obispo, convirtió a Armentia en el centro espiritual más importante de Álava.
  • San Martín de Abendaño. Fechable antes del siglo XIII, presenta nave rectangular de muros románicos, anteriores a los arcos, bóvedas y contrafuertes exteriores, que responden a reformas posteriores. La imagen del titular es de finales del siglo XIII. Lo más destacable de San Martín de Abendaño son las pinturas murales de la antigua cabecera, hoy en los pies del templo. Desplegaban un gran plan iconográfico con fines didácticos, hoy de difícil reconstitución; las identificables por su mejor estado de conservación representan escenas de la Crucifixión y Anunciación. Los muros exteriores conservan así mismo restos de pinturas que atestiguan la práctica de la decoración exterior de los templos medievales.
  • Santuario de Nuestra Señora de Estíbaliz. Situado en el concejo de Argandoña, a 8 km de Vitoria, data del siglo XI y es una verdadera joya del arte románico. Nuestra Señora de Estíbaliz es la patrona de Álava. En la iglesia hay una Virgen sentada con el Niño que se mantiene desde el Siglo XII y es venerada como patrona de la provincia de Álava. De particular interés es la portada sur, llamada Porta Speciosa. Ya en 1074 el monasterio fue mencionado por escrito. Desde 1138 estaba bajo el monasterio benedictino de Santa María la Real de Nájera. La iglesia actual fue en el siglo XIII. En 1542, don Atanasio de Ayala, descendiente y heredero de aquel donó el monasterio de Estíbaliz al hospital de Santiago de la ciudad de Vitoria que lo cedió a la provincia de Álava previa condición de proceder a la restauración de tan preciada basílica. Después de la disolución del monasterio en el Siglo XV se utilizó como iglesia parroquial. Desde mediados de el siglo XVI la planta era propiedad de la Hospital de Santiago, Vitoria-Gasteiz hasta principios del Siglo XX, la provincia de Álava se hizo cargo. Entonces se comenzó a restaurar la iglesia y en 1923 se trasladó de nuevo a los benedictinos.
  • Convento de San Antonio. Convento de monjas Clarisas del siglo XVII. El edificio, dedicado a la Purísima Concepción de María, fue fundado en 1608 a iniciativa de Doña Mariana Vélez Ladrón de Guevara, condesa de Tripiana y viuda de Don Carlos de Álava, quien cuatro años antes dejó en su testamento el dinero, 1.150 ducados, para las obras. Se contrató, para ello a los canteros trasmeranos Juan Vélez de la Huerta y su hijo, Pedro, quienes terminaron el edificio en 1622. Ubicado extramuros de la ciudad, el Convento fue habitado inicialmente por religiosos Franciscanos Recoletos. En 1855 el Ayuntamiento lo cedió a las hermanas Clarisas. De la fábrica original sólo se conserva la iglesia; el edificio conventual propiamente dicho es un inmueble moderno.
  • Convento de Santa Cruz. Convento de monjas Dominicas del siglo XVI. A partir de 1530 se levantó el Convento de Santa Cruz en la calle Pintorería con el patrocinio del licenciado Hortuño (o Fortunio) Ibáñez de Aguirre, miembro del Consejo Real y de la Inquisición, y su esposa María de Esquível y Arratia. Los señores de Aguirre convirtieron parte del edificio en su residencia privada. En 1547 las obras concluyeron bajo la tutela de Mateo de Aguirre, sobrino y heredero del licenciado. Se trata de una construcción formada por dos núcleos: la iglesia y el convento, propiamente dicho. El convento, habitado por la comunidad de religiosas dominicas, tiene planta cuadrada y un gran claustro central en el interior. Al exterior presenta el aspecto de un muro sólido muy cerrado que le confiere una apariencia sobria y austera, pero posee un elemento de gran interés: la portada, donde encontramos un acceso sencillo, en arco de medio punto, con el escudo de la comunidad dominica sobre él.

Museos

  • Museo Vasco de Arte Contemporáneo, Artium. Su colección permanente está considerada como una de las mejores y más importantes en arte contemporáneo vasco y español. Fue inaugurado el 26 de abril de 2002 y es un museo abierto y dinámicos. La monumental La Mirada, escultura de hierro de 45 m. de altura obra (2001) del artista Miquel Navarro, se yergue frente al edificio en la plaza que asoma a la calle Francia.
  • Museo Diocesano de Arte Sacro de Álava. Ubicado en la girola de la Catedral Nueva, ofrece muestras del patrimonio artístico religioso de la provincia, dividida en secciones de talla en piedra, talla en madera, pintura sobre tabla, pintura sobre lienzo, orfebrería y mobiliario litúrgico.
  • Museo de Ciencias Naturales. El museo está instalado en la Torre de Doña Otxanda, un ejemplo de arquitectura medieval. Es además un centro de investigación y divulgación de las Ciencias Naturales.
  • BIBAT: Es el conjunto de dos museos: Museo de Arqueología y Museo Fournier de Naipes. Crea uno de los puntos más interesantes del casco medieval combinando antigüedad y modernidad. Mientras que el de arqueología es de construcción reciente, el de naipes tiene como sede el gótico palacio de Bendaña. La fabricación de naipes ha sido una de las actividades más características de Vitoria. En el museo se exponen más de 6.000 barajas, algunas de ellas muy antiguas.
  • Museo de Bellas Artes. En una mansión renacentista, el museo muestra tallas del siglo XIV, trípticos flamencos del XVI, cuadros de maestros españoles como Ribera y pintura moderna española entre la que pueden verse obras de Picasso o Zuloaga. El museo presta especial atención a la pintura costumbrista vasca.
  • Museo de Armería de Álava. Muy cerca del anterior, se halla este museo, en el que pueden verse armas de todas las épocas, desde hachas prehistóricas hasta pistolas del siglo XX. Hay una gran colección de armamento medieval y la reconstrucción de la batalla librada en Vitoria en 1813 durante la guerra de la Independencia.
  • Museo de los Faroles. Este original museo ubicado en el casco medieval, alberga las 267 piezas de vidrio policromado que, desde hace más de 100 años, lucen en procesión por el centro de Vitoria-Gasteiz cada 4 de agosto, con motivo de las fiestas de la Virgen Blanca.
  • Museo de la Policía Vasca. Ubicado en la academia de la Ertzaintza en el concejo de Arcaute. Su objetivo es recuperar, restaurar, conservar, documentar y exponer los testimonios materiales que contribuyan a comprender el actual régimen peculiar del País Vasco en materia policial.
  • Museo de Heráldica(Torre de Mendoza). Torre medieval que data del siglo XIII, fue construida por Íñigo López de Mendoza en el concejo de Mendoza. El museo cuenta con una colección de escudos e indumentaria medieval y abundante información sobre heráldica alavesa. La planta superior del museo-torre es una magnifica atalaya con estupendas vistas de la parte occidental de la Llanada.

Parques

  • Parque de La Florida Considerado un verdadero jardín botánico. Con 35.000 metros cuadrados, fue diseñado en el siglo XIX según el estilo romántico imperante en la época, con riachuelos y bosquetes. Acoge el quiosco de música de la década de 1890 y las estatuas de cuatro reyes godos.
  • Jardines del Obispo Fernández de Piérola. Podría decirse que son una continuación del parque de la Florida. Bordean la parte de la girola de la catedral nueva y albergan una curiosa escultura de un enorme rinoceronte.
  • Parque de San Martín. Es conocido popularmente como «Parque de las Conchas» por la forma de los edificios que lo rodean o «Parque de los Patos» por la gran cantidad de patos que habitan en su estanque. Se trata de uno de los más bellos parques urbanos construidos en la ciudad . Se encuentra en el barrio homónimo y cuenta con numerosas zonas para el ocio infantil, un skate-park y un gran estanque con un vistoso géiser.
  • Parque del Norte. También conocido como Parque de Molinuevo, se encuentra al norte del casco medieval. Además de una gran variedad de especies de frondosas y coníferas, destacan su pícea azul y sus palmeras excelsas.
  • Parque de Judimendi. Judimendi (traducido al castellano sería 'Colina de los judíos') está ubicado en el antiguo cementerio judío de la ciudad que fue entregado a las autoridades en el siglo XV cuando los Reyes Católicos ordenaron su expulsión. Dentro del parque se puede contemplar el monolito que recuerda su historia. Este bonito espacio sobresale por sus álamos blancos.
  • Parque de Arriaga. Se ubica en el distrito de Lakua-Arriaga y está configurado en torno a una ermita juradera. Destaca, sobre todo, por sus 190.000 metros cuadrados poblados con acacias, chopos, rosaledas y numerosas plantas aromáticas. Cuenta, además, con un lago frecuentado por diversas especies de aves.
  • El Prado. Es un parque muy utilizado por los vitorianos, sobre todo, por los amantes del footing. La historia de este parque se remonta más allá del siglo XII cuando era una antigua dehesa para el pasto de los animales domésticos. Alberga 21 especies de árboles, todos ellos caducifolios. Los especímenes más notables que se pueden contemplar son los castaños de Indias, fresnos, tilos y arces.
  • Parque de Aranbizkarra. Se encuentra en el nordeste de la ciudad y cuenta con gran número de abedules, hayas y robles.
  • Paseo de La Senda. Conecta desde hace más de un siglo el parque de la Florida con la románica Basílica de San Prudencio de Armentia. Con más de 2 kilómetros de longitud, el agradable paseo que ofrece bajo sus castaños conduce hacia otros puntos verdes de gran interés como los Jardines del palacio Zulueta, El Prado o Las campas de Armentia. En el paseo de la senda, se encuentran otros puntos de interés como el Palacio de Ajuria-Enea, el Museo de Armería o el Palacio Augusti-Museo de Bellas Artes.

Anillo Verde

Red de parques seminaturales que rodea el perímetro de la ciudad. Una iniciativa que surge en la década de los 90 del siglo XX y que fue seleccionada por la ONU entre las 100 mejores actuaciones mundiales en el III Concurso Internacional de «Buenas Prácticas para la mejora de las condiciones de vida de las ciudades», celebrado en Dubái en el año 2000. Actualmente se compone de 6 parques: Parque del Río Zadorra, Parque del Río Alegría, Parque de los Humedales de Salburua, Parque de Olárizu, Parque del Bosque de Armentia y Parque de Zabalgana todos ellos conectados a través de sendas urbanas con el fin de facilitar el desplazamiento entre la ciudad y la naturaleza que la rodea. Una buena forma para conocer los citados parques es en bicicleta por lo que el ayuntamiento ofrece un servicio de préstamo gratuito de bicicletas (con más de 500 bicicletas disponibles y 17 puntos diferentes de préstamo localizados por toda la ciudad).

Premio Capital Verde Europea

El 21 de octubre de 2010, Vitoria fue designada por la Comisión Europea como Capital Verde Europea 2012, las ciudades que acceden a este título son examinadas sobre una lista completa de criterios medioambientales. Esta distinción pretende reconocer a aquellas ciudades que: Han dado pruebas constantes de cumplir las normas medioambientales, se comprometen a plantear nuevos objetivos ambiciosos para la mejora del medio ambiente y desarrollo sostenible, pueden actuar como un modelo, inspirando a otras ciudades y promover las mejores prácticas a todas las otras ciudades europeas. De esta manera, Vitoria se ha convertido en un modelo de actuación verde y ahora le corresponde compartir sus prácticas con otras ciudades para contribuir a la defensa del medio ambiente en toda Europa Este galardón supone el máximo reconocimiento a más de treinta años de propuestas e iniciativas respetuosas con el medio ambiente y a un compromiso de políticas de desarrollo sostenible. Este aspecto, unido al compromiso e implicación de la ciudadanía le ha conducido finalmente a ser Green Capital en 2012.

Fuente