Saltar a: navegación, buscar

Áncora

Áncora
Información sobre la plantilla
Ancora reloj.jpeg
El áncora es un elemento del sistema de escape del reloj mecánico, su función es recibir el impulso de la rueda de escape y trasmitirlo al volante u órgano regulador..

Áncora. Órgano de impulsión, generalmente de acero que, en los movimientos que lo incorporan, se interpone entre la rueda de escape y el volante; su forma recuerda el ancla de un barco y de ahí su nombre.

Las hay de distintas clases, aunque la más extendida es la del "escape de áncora suizo", su trazado es laborioso por la multiplicidad de ángulos y cotas que comporta. Se compone de dos partes, principalmente, el áncora propiamente dicha, con dos brazos, alojándose una paleta en cada uno; y la palanca, a cuyo extremo va la horquilla.

Tipos de Áncora

Existe una gran variedad de áncoras Pieza de acero o latón del escape de los relojes y péndolas, cuya forma recuerda la del áncora de los barcos.

  • Áncora de retroceso: determina los escapes de áncora en los que la rotación de la misma durante el desprendimiento ocasiona un retroceso más o menos fuerte de la rueda de escape.

En acero, de una sola pieza, para reloj de pared.

  • Áncora para reloj fijo: con paletas fijas en tapones (buchones) que permiten modificar la posición de las mismas.
  • Áncora de reloj de péndulo: con paletas regulables sujetas por plaquetas atornilladas, llamada también áncora Graham.
  • Áncora de rastrillo: uno de cuyos brazos termina por un segmento dentado que engrana en un piñón fijado al árbol del volante.
  • Áncora de clavijas: para relojes de péndulo. Lleva dos clavijas que trabajan con la rueda de escape.
  • Áncora de reloj pequeño: el áncora utilizada en el reloj consta de dos órganos: el áncora propiamente dicha y la horquilla ; lleva dos paletas de rubí, la paleta de entrada y la de salida; la varita de la horquilla, la entrada de la horquilla, los cuernos, el dardo fijado al pitón y el vástago o tija del áncora.
  • Áncora de contrapeso: en los relojes antiguos se atornillaba en el áncora un contrapeso con el fin de equilibrar el áncora y la horquilla. En los relojes de calidad, el áncora de contrapeso representaba un trabajo de limado y pulido característico del cuidado puesto en los más mínimos detalles de ejecución.
  • Áncora completa: término de oficio para designar un áncora provista ya de sus dos paletas.

Áncora línea recta: los centros de rotación de la rueda de escape, del áncora y del volante, están en línea recta.

  • Áncora de canto: los centros de rotación del volante de la rueda de escape y del áncora están situados en triángulo.
  • Áncora de clavijas: clavijas de acero perpendiculares a su plano, en lugar de las paletas de rubí del escape del áncora suizo. Sólo es utilizada en relojes baratos. Para evitar confusiones con el escape de áncora suizo en Suiza se la denomina "escape de clavijas".

Áncora de escape suizo

Es un órgano de impulsión, generalmente está fabricado de acero, en los movimientos que lo incorporan, se interpone entre la rueda de escape y el volante; su forma recuerda el ancla de un barco y por analogía de ahí su nombre. Las hay de distintas clases, aunque la más extendida es la que se muestra en la ilustración, propia del "escape de áncora suizo", su trazado es laborioso por la multiplicidad de ángulos y cotas que comporta. Se compone de dos partes, principalmente, el áncora propiamente dicha, con dos brazos, alojándose una paleta en cada uno; y la palanca, a cuyo extremo va la horquilla.

Ancora 450.jpg

Partes del Áncora

El áncora básicamente tiene tres partes que son:

  • La horquilla: tiene un cuerno A y uno B además tiene una pieza central sub paralela (que se encuentra en una sección más bajo) de la horquilla llamada dardo, dicho dardo va remachado a la palanca que es la pieza más grande del áncora y que es un barra que separa la horquilla de los brazos
  • Las paletas: Son rubíes diseñados poliédricamente, en el sistema de escape suizo el áncora tendrá dos paletas la de la derecha es la paleta de salida y la izquierda la paleta de entrada. La marcha normal del reloj se comienza con el pico de retención del diente deslizándose sobre la cara de impulso de la paleta, y se termina con el pico de la paleta deslizando sobre el talón del diente estando el dardo fijo en la palanca gracias a una barra vertical llamada tija de dardo. Los brazos tienen unas entalladuras entre los cuales van embutidas las paletas del áncora.
  • El eje: es la pieza encargada de dar un centro y tiene dos pivotes que se encargan de hacer pivotear la pieza. En la figura de abajo vemos todas las partes del áncora.

Ángulos recorridos por el áncora

Los ángulos son despeje, impulsión, camino perdido. 1. El despeje de áncora: Estando la horquilla apoyada en alguno de los topes un diente de la rueda de escape está descansando en alguna de las paletas. El ángulo de despeje del áncora recorre desde el momento en que la punta del dente deja su apoyo en el plano de descanso del labio, hasta el momento en que dicha punta del diente se pone en contacto con la arista formada por la intersección de los planos de descanso y de impulsión del mismo labio. El valor del ángulo de despeje es igual al ángulo de penetración total, o sea de 1º 45’ a 2º. 2. El ángulo de impulsión lo recorre el áncora durante la impulsión de la rueda. Su valor varía de 8º30’ pero en las piezas pequeñas puede llegar a 12º. Se obtiene el ángulo de alzamiento del áncora sumando los ángulos de despeje y de impulsión su valor generalmente es de 10º a 10º30’ pero puede llegar a 14º en algunas piezas pequeñas. 4. El camino perdido lo recorre el áncora desde el momento en que un diente ha llegado a descansar en la paleta hasta el momento en que la horquilla toca el tope. El camino perdido en una seguridad necesaria, debido a las imperfecciones del tallado y al juego de los pivotes en los agujeros de las piedras. Según la calidad de las piezas varía entre 0º15’ y 0º30’

La retención

Ancorax.jpg Después de haberse dado el impulso, es absolutamente necesario que le órgano regulador pueda realizar su oscilación sin ningún contacto con el dardo y los cuernos, Con ese fin se ha dado a los dos labios del áncora (paletas) tal inclinación que la presión del diente en el plano de descanso tiende a hacer que la paleta entre en la rueda, lo que obliga a la horquilla a quedar descansando en el tope. Esa inclinación en las paletas se llama “ángulo de retención” y su valor es de 13º30’ para la paleta de entrada y de 15º para la de salida. Detenida la horquilla, deja que el volante recorra el arco de oscilación suplementario de las funciones del escape en toda libertad, hasta que lo detiene la tensión del espiral. Por eso, el escape del áncora se ha clasificado entre los escapes libres.

Fuente