A lo marciano (libro)

A lo marciano
Información sobre la plantilla
A los Marcianos.JPG
Título originalA lo marciano
Autor(a)(es)(as)Isaac Asimov
Diseño de cubiertaAndres Ajoy
Primera edición2006
PaísBandera de Cuba Cuba

A lo marciano. Dos novelas cortas y dos relatos de Isaac Asimov publicados originalmente a principios de los años cincuenta, década que se recuerda como la más fructífera y memorable de toda la su trayectoria como escritor de ciencia ficción.

Las dos narraciones largas son particularmente sólidas y merecen figurar entre las obras más destacadas de Isaac Asimov. Planteando un cierto grado de expansión de la humanidad por el sistema solar, A lo marciano describe la crisis que padece una colonia afincada precariamente en Marte como consecuencia de los intereses políticos conservadores de un mandatario terrestre; es una reflexión sobre las condiciones necesarias y los problemas implicados en la carrera espacial, al tiempo que un lamento sobre el derroche energético…, veinte años antes del advenimiento de la crisis de la energía. Engañabobos se centra en el estudio que lleva a cabo una expedición científica de los restos de una colonia afincada en un planeta bellísimo, que ha sucumbido a los efectos mortales de una misteriosa enfermedad; a la fascinación del poder llegar a conocer los posibles escenarios del universo y las virtudes de una trama impecable, hay que añadir el examen a fondo sobre las supuestas virtudes del conocimiento especializado.

Narrativa

Desde la entrada al pequeño corredor que unía las dos cabinas en la proa de la astronave, Mario Esteban Rioz miraba con gesto irritado cómo Ted Long ajustaba con dificultad los mandos del video. Long probó ligeramente hacia la derecha y luego hacia la izquierda: la imagen era defectuosa. Rioz sabía que seguiría siendo defectuosa: estaban excesivamente lejos de la Tierra y en mala posición, cara al sol. Pero no cabía esperar que Long lo supiese. Rioz siguió de pie en la entrada por unos instantes, con la cabeza gacha para no ocar en el dintel superior, y el cuerpo encogido para adaptarse a la estrecha abertura. Luego saltó hacia la cocina como un tapón que salta de una botella.

Fuente