Saltar a: navegación, buscar

Alfredo Gutiérrez Lugones

Alfredo Gutiérrez Lugones
Información sobre la plantilla
Alfredi G Lugones.jpg
Nacimiento2 de febrero de 1938
Camagüey, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento9 de febrero de 1958
Santiago de Cuba, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
PadresAntonio y Rita

Alfredo Gutiérrez Lugones. Joven revolucionario que se vincula a la causa del movimiento 26 de julio en aras de un futuro mejor para su país y muere asesinado por la dictadura batistiana.


Síntesis biográfica

Nació en Camagüey el 2 de febrero de 1938. Hijo de un matrimonio humilde entre Antonio Gutiérrez y Rita Lugones. A los 2 años de edad fue a vivir con sus padres para Ciego de Ávila, donde tuvieron otros diez hijos.

Alfredo estudió en la escuela publica No.1 de Ciego de Ávila hasta los 13 años. Abandonó los estudios, por la situación económica que pasaba su familia. Empezó a trabajar en una fabrica de hacer envases para piñas, impidiéndole continuar superándose.

Labor revolucionaria

En Ciego de Ávila comenzó a militar en la Juventud Ortodoxa. En esa época hace contacto con estudiantes del Instituto de Segunda Enseñanza de Ciego de Ávila, y sin ser alumno concurre al mismo y se gana el afecto y la estimación del estudiantado.

En 1957 se vincula a la causa revolucionaria del movimiento 26 de julio y con su máximo dirigente Fidel Castro que en aquellos tiempos era el guía indiscutible de la juventud cubana que combate la dictadura batistiana.

Cuando se produjo el desembarco del Granma, al mando de Fidel con un grupo de compañeros el 2 de diciembre de 1956 por playa Las Coloradas, Alfredo Gutiérrez Lugones se hace cargo de una célula del movimiento. Es perseguido y detenido por espacio de un mes en Camagüey, siendo acusado de terrorista.

Después de varias acciones en Ciego de Ávila, la familia teme por su vida y hace que marche a Santiago de Cuba, para la casa de una familia de apellido Soto. Luego el movimiento acepta su ingreso al tener conocimiento de sus actividades en Ciego de Ávila. Se le ubica entonces en la casa del matrimonio formado por Antonio Pardo y Dolores Ribat.

De regreso en Santiago

Luego de innumerables acciones en las que participó, el 2 de febrero de 1958, al celebrar su cumpleaños en la Sierra Maestra, el hoy comandante Julio Martínez Páez y otros compañeros le obsequiaron un cake de vianda.

Al padecer de una hernia, lo afeitan y envían para Santiago de Cuba para que fuera atendido por un medico. El 7 de febrero, lo ve un médico, y ese mismo día, lo vio una mujer del barrio quien se había prendado de él pero de la que no quería saber por ser hija de un militar batistiano. Se supone que alguien del barrio tuvo que denunciarlo, pues de inmediato, arribaron autos de la policía y un jeep del ejercito, sin tener tiempo de huir.

Alrededor de las 2 de la tarde del 8 de febrero se lo llevaron. El 9 se oyeron rumores de que habían asesinado a varios jóvenes. Dolores Ribat fue a identificar el cadáver y dijo que tenia más de 40 perforaciones y además había sido torturado. Al otro día llegaron los padres y en el entierro de Gutiérrez Lugones solo permitieron mujeres.

Después del triunfo revolucionario, el pueblo de Ciego de Ávila recibió sus restos en el Instituto de Segunda Enseñanza en un acto donde se le rindieron honores póstumos al heroico joven avileño. Hoy varias escuelas, un parque, un joven club de computación, y un Consejo Popular del territorio avileño llevan su nombre.

El martes 11 de febrero de 1958 se publicó en el diario Cuba el cintillo siguiente: "Estuvo en la Sierra Maestra el joven que apareció muerto en la avenida Yarayo", dando cuenta del asesinato de Alfredo Gutiérrez Lugones dos días antes, el 9 de ese mismo mes. El subtitulo añadía: "Actualmente se encontraba enfermo y estaba bajo tratamiento médico. Inhibición a la jurisdicción militar por aparecer acusado un oficial del ejercito. Presentaba más de 40 heridas “.

Fuentes

  • Archivo histórico de Ciego de Ávila
  • Álbum familiar.
  • Antonio Gutiérrez Romero (sobrino del mártir)