Saltar a: navegación, buscar

Anastasio Aquino

Anastasio Aquino
Información sobre la plantilla
Anastasio aquino.jpg
NombreAnastasio Aquino
Nacimiento15 de abril de 1792
Santiago Nonualco, Bandera de El Salvador El Salvador
Fallecimiento24 de julio de 1833
San Vicente (El Salvador), Bandera de El Salvador El Salvador
Causa de la muerteFusilamiento
NacionalidadSalvadoreña
CiudadaníaSalvadoreña
PadresThomas de Aquino
María de San Carlos

Anastasio Aquino. Fue un líder indígena salvadoreño y Comandante general de las armas libertadoras que encabezó la insurrección de los nonualcos, un levantamiento campesino a comienzos del año 1833 durante la existencia de la República Federal de Centro América.

Síntesis biográfica

Nació en Santiago Nonualco el 15 de abril de 1792, en el seno de una familia que pertenecía al linaje de los Taytes (Caciques) de la etnia de los Nonualcos, pueblo indígena que ocupaba el actual territorio del departamento de La Paz. Descendiente de los Mayas y Nahoas, era hijo legitimo de Thomas de Aquino y María de San Carlos.

Anastasio Aquino al igual que todos los de su raza estaban condenados al analfabetismo, los terratenientes consideraban que para el trabajo que los obligaban a realizar no era necesario, mucho menos indispensable que supieran leer y escribir.

Levantamiento de Anastasio

Fue caudillo, líder del levantamiento armado de las comunidades indígenas de la región paracentral del Estado de El Salvador que iniciaron en la hacienda Jalponguita, en Santiago Nonualco, hasta expandirse entre los ríos Comalapa y Lempa a finales de enero y principios de febrero de 1833. Se sublevó contra el gobierno que dirigía Mariano Prado y Joaquín de San Martín, quienes de manera infructuosa intentaron en repetidas ocasiones someter a los indígenas alzados en armas, pero siempre eran derrotados. El gobierno de Prado trató una vez más de vencer a los indígenas liderados por Anastasio y se valió de la intervención del presbítero Juan Bautista Navarro, quien fracaso en su intento de convencer a Aquino para que se rindiera. Los terratenientes explotaban a los indígenas hasta "exprimirlos" y los trataban como esclavos, pisoteándoles su dignidad.

Aquino fue el Comandante general de las armas liberadoras de los indígenas, venció cuatro veces a la fuerza armada salvadoreñas, las huestes de Anastasio tenían una moral alta, luchaban por sus derechos y sus tierras, y tenía la alternativa de morir o vencer.

El analfabetismo y el subdesarrollo político y militar de los indígenas, fue el talón de Aquiles de su derrota, esta condición y situación fue al final aprovechada por las fuerzas militares de la oligarquía. Anastasio pedía al gobierno salvadoreño el reconocimiento y autonomía política del territorio liberado por su ejército que comprendía los departamentos de La Paz y San Vicente, cuando bien pudo marchar hasta San Salvador y deponer al gobierno, y convertirse en el primer indígena presidente de un país de América Latina.

Su valor y filosofía de libertador lo llevó a dejar un legado de generaciones, no solo en los santiagueños, si no en todos los municipios aledaños. Por ello es que la comuna de Santiago Nonualco rindió tributo a ese espíritu de valentía que mostró el indígena ante el gobierno que en la época dirigía Mariano Prado y Joaquín de San Martín, quienes según historiadores, de manera infructuosa intentaron en repetidas ocasiones someter a los indígenas alzados en armas, encabezados por Aquino.[1]

Muerte

Muere el 24 de Julio de 1833 en San Vicente, fusilado, decapitado y su cabeza fue exhibida en una jaula de hierro.

Referencias

Fuentes

  • Anastasio Aquino: recuerdo, valoración y presencia. [2]. Consultado el 12 de agosto de 2014
  • Anastacio Aquino. [3]. Consultado el 12 de agosto de 2014
  • El levantamiento indígena de 1833. [4]. Consultado el 12 de agosto de 2014