Saltar a: navegación, buscar

Anura

Anura
Información sobre la plantilla
Otros nombresAnuros, Eucadata, Batrachia
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Amphibia
Orden:Anura

Anura. Son un grupo de anfibios dentro del cual se hallan las comúnmente conocidas ranas y sapos. Al orden Anura también se le llama Ecaudata, Batrachia, Batrachia Ecaudata y Salienta. A las especies de este orden se les conoce también como anuros, saltadores. Los anuros son el grupo más numeroso de anfibios; se estima que existen más de 5.000 especies, repartidas en 48 familias.

Descripción

Presentan boca ancha, con dientes diminutos o sin ellos, dependiendo de las especies, y con una lengua protráctil. Los ojos carecen de párpados y los oídos de pabellones externos. Las patas anteriores terminan en cuatro dedos, mientras que las posteriores lo hacen en cinco y suelen estar palmeadas. Los ojos están provistos de párpados y los oídos no tienen pabellones externos. Se caracterizan por carecer de cola, por presentar un cuerpo corto y muy ensanchado, y por las patas posteriores más desarrolladas y adaptadas para el salto. Los dos pares de patas son muy diferentes entre sí, adquiriendo un mayor desarrollo y robustez el par posterior, que, además, se encuentra adaptado al salto. Las patas anteriores terminan en cuatro dedos, mientras que las posteriores lo hacen en cinco. Presentan una columna vertebral reducida y rígida llamada urostilo. Su tamaño puede variar desde unos escasos 8,5 milímetros, como es el caso de las especies del género Eleutherodactylus, hasta tallas que superan los 30 centímetros, destacando la rana goliat, el anuro más grande del mundo. Aunque por regla general se dividen en ranas y sapos, por rana, más que a las especies del género Rana, se conocen aquellos urodelos de piel húmeda y lisa, buenas saltadoras, y de hábitos trepadores o acuáticos, y por sapos a aquellos de piel más seca y rugosa, más robustas, marchadoras, menos ágiles y que suelen habitar en el suelo húmedo excavando galerías.

Hábitat

Los renacuajos (fase larvaria) llevan una vida acuática, mientras que los adultos son terrestres y únicamente vuelven al agua en el momento de la reproducción.La mayoría pasa su vida dentro o cerca del agua, medio del que dependen en sus fases larvarias. A veces viven incluso en los desiertos. Esto demuestra su éxito ecológico. Los climas cálidos son especialmente ricos en especies grandes y de colores variados. Los anuros de regiones frías y templadas duermen un sueño invernal, para los cual se ocultan profundamente en la tierra, en rincones escondidos o en el fondo limos de las aguas.

Reproducción

La reproducción se efectúa generalmente en primavera. La fecundación, externa, se suele producir en el agua; los huevos, que salen en cordones y rodeados de una masa elástica gelatinosa que se hincha en el agua, son fecundados por el macho fuera del cuerpo de la hembra. Generalmente los huevos fecundados se desarrollan abandonados en el agua; sin embargo se dan notables casos de ser cuidada la cría por ambos sexos. En el genero Pipa el macho extiende los huevos sobre el dorso de la hembra en la cual quedan retenidos por anfractuosidades de la piel; en los Alytes el macho se entierra con los cordones de huevos arrollados alrededor de las extremidades abdominales; en los Rhinodema, el macho alberga durante un tiempo a los renacuajos dentro de la bolsa laríngea, etc.

Metamorfosis

Los pequeños anuros, salen del huevo en estado de renacuajos, esto es, de larvas pisciformes, sin patas ni boca, pero con una cola en forma de remo. Por medio de unas ventosas se adhieren a los restos del huevo y empieza su metamorfosis desarrollados tres pares de branquias externas ramificadas. En la metamorfosis los renacuajos pierden el pico, la cola y las branquias, y adquieren las extremidades, los pulmones sirviendo ya, al mismo tiempo que las branquias, para la respiración, y en algunas especies los dientes. En general dura ésta de tres a cinco meses, aunque hay algunos anuros que la realizan en menos tiempo y aun dentro del huevo, como por ejemplo el Hylodes martinicensis, que sale del huevo provisto de las cuatro extremidades, no faltándole nada mas que perder la cola para llegar a su estado adulto. También es posible detener artificialmente la metamorfosis durante años enteros.

Alimentación

Los adultos se alimentan sobre todo de insectos, gusanos y animalillos acuáticos; devoran exclusivamente presas vivas y cazan por lo común, a la hora del crepúsculo. Las larvas, llamadas renacuajos, pueden filtrar plancton o comer plantas y restos animales.

Fuentes