Saltar a: navegación, buscar

Apasote

Apasote
Información sobre la plantilla
Apasote2.jpeg
Reino:Plantae
Familia:Quenopodiáceas
Apasote. Planta medicinal cultivada en Cuba que puede llegar a convertirse en venenosa, utilizada en comidas, jarabes, contra cólicos, dolores de estómago, entre otras.

Nombre

Apasote.

Nombre Científico

Chenopodium ambrosioides L. Fam. Quenopodiáceas.

Nombres Vulgares

Pasóte, semen contra (Antillas); wormseed (Estados Unidos); West Indian goose foot (Antillas Inglesas).

Hábitat y Distribución

Es una yerba anual que se encuentra comúnmente cerca de las costas bajas de toda la Isla, y a veces en terrenos yermos y cultivados. Crece también en Puerto Rico y en algunos de las Antillas Menores. Está ampliamente distribuida en las regiones templadas y tropicales de ambos mundos.

Partes empleadas

Toda la planta, sumidades floridas, las semillas y el aceite extraído de éstas.

Propiedades

Acre, aromática y antiespasrródica. La infusión de las hojas es estomáquica; la decocción se recomienda moderadamente al interior, como hemostático en las gastrorragias y las semillas son antihelmínticas. Preparación farmacéutica y posología; al interior, infusión de sumidades floridas, al 8 %. Otra especie silvestre cubana, llamada apasote blanco y cenizo blanco (Chenopodium álbum L.) tiene también propiedades antihelmínticas.

Aplicaciones

Es muy conocida esta planta como vermífugo eficaz, y se usa con ese fin en muchas países del mundo. Es el ingrediente principal del específico Fahnesto. En Cuba se le usa como vermífugo desde hace muchos años principalmente en La Habana y Santiago de Cuba. La hoja es estomática y la raíz antihelmínica. La planta se emplea en cocimiento en los cólicos y dolores de estómago. Igualmente se usa el jugo del apasote en livados para curar las almorranas y se asegura que con tres tratamientos basta para que se recojan las hemorroides.

Es completamente inofensivo cualquiera que sea la dosis que se emplee. Se usa el polvo de la planta desecada a la dosis de tres granos hasta tres dracmas, equivalente de una a tres cucharaditas de café, mezclado con miel de abejas o un lamedor adecuado, en cuatro 3 o cinco tomas en el término del día.

También aconseja la preparación de una infusión hecha con una botella de agua hervida y con medio, hasta un manojo de la planta, que se toma en el término del día, después de ser convenientemente endulzada. También se usa el zumo exprimido de la planta, con el cual se hace un jarabe vermicida. Igualmente se usa la infusión de apasote contra las indigestiones.

El tallo, las hojas y las flores, son carminativas y antiespasmódicas. También causa serios envenenamientos al ganado.
Se usa toda la planta y principalmente el fruto para la destilación del aceite. Muchos autores americanos la incluyen entre los antihelmínticos poderosos. Se considera antiespasmódica, estomáquica, digestiva y venenosa usada en dosis excesivas. 

El aceite esencial se usa para expeler las lombrices o parásitos intestinales. El cocimiento o infusión de toda la planta se usa para lavar los ojos cuando están inflamados y se reputa esta infusión soberana contra la dispepsia y los cólicos. Sirve también la infusión en las indigestiones laboriosas y en las anemias. Además se usa en fricciones para destruir artrópodos parásitos. Se emplea el aceite contra el asma. La principal utilidad es la antihelmíntica.

La infusión teiforme y el aceite etéreo que contienen estas yerbas muy aromáticas, son digestivos, ligeramente estimulantes y diaforéticos. Se usan en casos de histeria, empacho, indigestión, dolores de cólicos catarro del estómago, disentería, pleuresía, lombrices, calambres, asma y especialmente en casos de parálisis de la lengua. En el Brasil usan el cocimiento de la planta como emenagogo y abortivo. Se atribuyen también a estas yerbas propiedades vulnerarias. Pueden, además, usarse para ahuyentar las pulgas y las moscas con sólo colocarlas en las piezas.
«Los aceites esenciales que suministran son utilizados como vermífugos y dan, de esta forma, excelente resultado contra el anquilostoma duodenalis y el ascaris lumbricoides Esta esencia se administra a los niños a la dosis de 10 a 15 gotas en un terrón de azúcar cada dos horas, tres dosis semejantes, después de lo cual se le dará un purgante de aceite de ricino. Las gotas mencionadas ejercen su acción sobre los gusanos cilindricrs y rinden eficaz servicio para desembarazar el intestino de los protozoarios que lo arasitan y que pueden fácilmente dar lugar a graves trastornos. Es bueno, por lo tanto, administrar esta esencia o aceite en los casos de diarreas rebeldes.

Algunas personas en Cuba acostumbran a echar una hoja de apasote al condimento de frijoles negros, pues dicen le da buen sabor. Si bien es cierto que por muchos años se ha empleado el apasote como remedio casero contra las lombrices de los niños, no es menos cierto que la planta tomada en cantidad excesiva produce envenenamientos más o menos graves, por lo cual no debe tomarse sin consultar, con un médico; sobre todo debe tenerse en cuenta que las semillas son mucho más peligrosas que las hojas porque contienen mayor cantidad de aceite. La prensa radiada dio la noticia en julio de 1951 de dos defundones ocurridas en Baracoa, las víctimas fuero dos niños a los cuales se les administró apasote para curarles los parásitos. Se agregaba que en días anteriores había tenido lugar otra defunción en la misma provincia. El aceite de quenopodio es una droga oficinal que se encuentra en el comercio mundial; pero a las farmacias comúnmente viene esa droga en forma de preparado; vermicidas.

Fuentes

  • Libro: Plantas medicinales, aromáticas o venenosas de Cuba. Dr. Juan Tomás Roig.

Véase también