Saltar a: navegación, buscar

Arte celta

Arte celta
Información sobre la plantilla
Arte celta.JPG
Concepto:Fuerte abstraísmo de las formas naturales
 

Arte celta. El arte celta tiene varios puntos en común independientemente del territorio en el que fue elaborado, pues los distintos pueblos célticos tenían las mismas costumbres, mitología y también sentido estético. Este sentido estético está dominado por un fuerte abstraísmo de las formas naturales, llevado al punto en que la figura humana y animal pierden toda materialidad.

Al artista celta no le interesa tanto la fidelidad con el mundo natural o físico, sino la idea que quiere representar, así como la posibilidad de poner en práctica toda su imaginación en decorar o adornar sus productos artísticos. Si bien, tenemos el conocimiento actualmente, sobre todo por manuscritos y códices de época alto medieval (Ca.800 d.c. Book of Kells, Irlanda) que no obstante sabían cómo expresar el naturalismo en sus obras, pero, el convecionalismo estético del abstraísmo les llevaba a reuhir esta forma de expresión artística clásica de Griegos y Romanos, contemporáneos suyos.

Características del arte celta

  • Originalidad: el esfuerzo del artista celta por ser distinto a todo lo predominante en su época, así como frente a compañeros propios del mismo oficio.
  • Abstraísmo: se desmaterializa el arte, guardando solamente las formas que nos ayudan a distinguir incluso a veces ni eso, las líneas esenciales de la figura representada. el arte celta es muy "simbolista"
  • Variación en las formas: dentro de un mismo esquema nos encontramos con variantes en la plantilla general de un mismo motivo, ya sea animal o vegetal.
  • Imaginación desbordante que supera la obra propiamente dicha: muchas veces la obra propiamente dicha solo es un pretexto para dar rienda suelta a la técnica y genialidad del artista.
  • Horror Baccui: el llamado horror al vacío, acuñado por los romanos (véase la Columna de Trajano) también es característica común del arte celta, no encontramos practicamente ningún punto vacío en el espacio dispuesto por el artista.
  • Predilección por las figuras de caracter zoomórfico: los animales, ya vengan de una especie existente o bien sean de caracter fantástico, tienen preferencia a la hora de ser incluidos en la decoración céltica, quizás sea porque es más fácil manipular las formas animales a la hora de conseguir una forma abstracta. Estas figuras normalmente tenían carácter apotropaico, es decir, protector.
  • Predominancia de la decoración "marginal" frente al contenido principal: el artista celta puede situar una escena en el centro de la obra pero siempre se recreará en los adornos secundarios, que, para éste, parecen ser lo más atractivo y que conjuntan mejor con su manera de expresarse.

Arte celta en España

Su construcción más característica en los castros, poblados con recintos amurallados levantados en las cimas de los montes, que se localizan en las áreas ocupadas por los celtas en el valle del Duero o en Galicia: Las Cogotas (Ávila) y Castro de Santa Tecla (Pontevedra), respectivamente.

Algo más tardía y en relación con la cultura ibérica, son las ciudades de los arévacos, algunas de ellas con gran desarrollo urbanístico como en Numancia, y otras más primitivas, excavadas las casas y calles sobre la roca como en Termancia.

Toros de Guisando..JPG
La escultura esta representada fundamentalmente por los verracos, figuras de animales que se asemejan a toros, protectores de la ganadería. Son característicos de esta escultura animalista los Toros de Guisando (Ávila).






Fuente