Saltar a: navegación, buscar

Ataque a Santa Clara (1896)

Ataque a Santa Clara (1896)
Información sobre la plantilla
Combate5.JPG
Ataque a esta ciudad por efectivos del Ejército Libertador al mando de Máximo Gómez.
Fecha:24 de marzo de 1896


Ataque a Santa Clara (1896). En la madrugada del 24 de marzo de 1896, fuerzas del Cuartel general y del 4 Cuerpo del Ejército Libertador, bajo el mando del mayor general Máximo Gómez, atacaron esta ciudad villareña. En esta acción cayó el teniente coronel Leoncio Vidal.

Localización

Santa Clara, capital de la antigua provincia de Las Villas y actualmente de la de Villa Clara, siempre ha ocupado una posición estratégica no solo por la cantidad de su población y desarrollo económico, sino por encontrarse en el centro del país dominando las vías de comunicación (ferrocarril y carretera) entre el occidente y el oriente del país.

Contexto

El 7 de enero de 1896 Máximo Gómez se separó de Antonio Maceo, que marchó hacia occidente para la culminación de la invasión en la provincia de Pinar del Río. Gómez continuó combatiendo en la antigua provincia de La Habana, y Maceo regresó a esta provincia el 19 de febrero, encontrándose ambos líderes cerca de Jaruco. Se separaron por última vez en El Galeón, Matanzas, el 11 de marzo, y Gómez emprendió el regreso a la región central del país. Tras varias acciones como el frustrado ataque a Santa Clara y el combate de Manajanabo, cruzó la trocha el 26 de mayo de 1896, adentrándose en Camagüey.

Desarrollo

El ataque a Santa Clara por las fuerzas al mando de Máximo Gómez se hizo con el objetivo de dar un golpe que tuviera amplia repercusión político-militar en el mando español en Cuba.

La columna insurrecta salió del campamento de Guarina a las 06:00 horas del día 23 y marchó por Manacas, donde se le unió el coronel Juan Bruno Zayas, procedente del occidente. Realizaron un alto para almorzar en el sitio conocido como Margarita y a las 16:00 horas reanudaron la marcha formados en tres columnas de cien hombres cada una, dirigidas por los tenientes coroneles Higinio Esquerra, Leoncio Vidal y Nicasio Mirabal, respectivamente.

El ataque comenzó alrededor de la 01:30 horas. Los cubanos lograron entrar por las calles principales de la ciudad; pero el enemigo presentó fuerte resistencia. Ante la difícil situación, Gómez ordenó la retirada, la cual sudeste realizó por el parque de la estación bajo el fuego enemigo.

La columna dirigida por el teniente coronel Leoncio Vidal había logrado avanzar hasta la Plaza de Armas y allí, bajo el fuego de soldados y guardias civiles, cayó muerto este heroico oficial quien, según Loynaz del Castillo, era una de las mayores esperanzas de la república.

En la confusión los insurrectos no se percataron de la muerte de Vidal y su cadáver quedó en poder del adversario. La retirada se realizó a las 05:00 horas. Las bajas cubanas fueron ocho, además del teniente coronel Vidal, y se desconocen las del enemigo.

Fuentes

  • Arcadio Ríos. Hechos y personajes de la Historia de Cuba. Recopilación Bibliográfica. La Habana, 2015. 320 p.
  • Diccionario enciclopédico de Historia Militar de Cuba. Tomo II. Acciones combativas. Centro de Estudios Militares de las FAR, 2006.
  • Enrique Ubieta. Efemérides de la revolución cubana, 4 t., La Habana, 1920. Tomo II. Págs. 220-221; 228.
  • Enrique Loynaz del Castillo. Memorias de la guerra, La Habana, 1989. Pág. 333.
  • Abelardo Padrón. El general más joven: Juan Bruno Zayas, La Habana, 1984. Págs. 51-52.