Saltar a: navegación, buscar

Basidiomycota

Basidiomycota
Información sobre la plantilla
Basidiomicota.JPG
Reino:Plantae
División:Basidiomycota

Basidiomycota. Los basidiomycetes son uno de los grupos más diversos de hongos, formado por unas 20.000 especies entre las cuales se encuentran las conocidas setas, los bejines, falos, hongos de la madera, las royas y carbones y también los hongos gelatinosos; entre todos forman aproximadamente el 30% de los hongos conocidos.

Características

Su característica principal es la formación de basidios, meiosporangios que producen basidiosporas exógenas, uninucleadas y haploides. El micelio está formado por hifas bien desarrolladas, septadas que penetran en el sustrato del que absorben su alimento.

El ciclo vital de un basidiomiceto típico es simple. Aunque hay especies levuriformes, lo más corriente es que las basidiósporas (haploides) germinen y den lugar a un micelio primario, monocariótico. Esta fase suele ser corta, ya que pronto ocurre la somatogamia o fusión de hifas y se obtiene un micelio secundario, dicariótico, que crece mediante fíbulas. Este micelio es el más abundante en la naturaleza. En algunos casos de hongos micorrizógenos, puede ocupar varias hectáreas, pesar bastantes toneladas y tener una edad de varios milenios. Los septos son complejos ya que presentan un poro central (dolíporo) rodeado de una serie de membranas (parentosoma). En ocasiones, el micelio puede formar cordones o rizomorfos. También se dan casos en que el micelio es un diploide estable, como en Armillaria.

Aunque no es tan corriente como la somatogamia, el micelio secundario puede originarse por un proceso de espermatización. Algunos hongos producen oídios (es importante no confundirlos con las conocidas cenizas, que ya se vieron al tratar los ascomicetos) en unas hifas especiales, los oidióforos. Estos oídios están rodeados de una gotita de mucus, para su dispersión por el agua o los insectos. Tarde o temprano, contactarán con una hifa compatible y ocurrirá la dicariotización.

Compatibilidad sexual

En cuanto a la compatibilidad sexual, las especies homotálicas son raras, y las heterotálicas abundan. De estas últimas, casi el 25% regulan el tipo de sexo mediante alelos en un único locus (heterotalismo unifactorial o bipolar). Es el caso de royas, casi todos los carbones y algunos yesqueros y levaduras. En cambio, la mayoría de basidiomicetos regulan el tipo sexual mediante más de un par de genes, localizados en diferentes cromosomas (heterotalismo bifactorial o tetrapolar, aunque, a pesar de lo que indica el nombre, puede implicar a más de dos pares de genes).

El micelio secundario puede reproducirse asexualmente por medio de conidios (raro), por gemación (en levaduras y carbones), por esporas especiales (en royas), e incluso mediante esclerocios. Como en otros hongos, la fragmentación del micelio es un método de dispersión frecuente.

Sin embargo, lo más típico es la reproducción sexual (aunque existen especies que no la presentan). El micelio secundario puede agruparse en "tejidos" especializados plectenquimáticos, aún dicarióticos, y el micelio se denomina entonces terciario. Da lugar a cuerpos fructíferos, los basidiocarpos o basidiomas, algunos de los cuales son bastante grandes, hermosos y comestibles: las conocidas setas.

En el campo es frecuente encontrar grupos de setas dispuestas en anillo, los corros de brujas, debido al crecimiento en todas direcciones del micelio y la aparición de basidiocarpos en la periferia. En cambio, otros basidiocarpos son muy diferentes a las setas : leñosos, gelatinosos, inconspicuos. Los basidios se disponen sobre o dentro del basidiocarpo, a menudo en una capa fértil, el himenio. Entre los basidios pueden existir estructuras estériles, como los basidiolos (recuerdan a los basidios, pero que no producen esporas) o los cistidios, de mayor tamaño y muy útiles como carácter taxonómico. Cada basidio dará lugar a 4 (pero pueden ser 2, 8 ó más) basidiósporas externas.

Partes

En un basidio se distinguen las siguientes partes : probasidio, o lugar donde ocurre la cariogamia; metabasidio, o lugar donde ocurre la meiosis; y esterigmas, los pedúnculos sobre los que se disponen las esporas. Con frecuencia, probasidio y metabasidio coinciden en la misma célula; es el caso de los holobasidios, que no presentan septos .

En otros casos se presentan septos primarios (asociados a la meiosis), tanto longitudinales como transversales, y se habla de fragmobasidios. Por último, hay basidios de forma bastante curiosa, como los basidios en diapasón de ciertos hongos gelatinosos. El término heterobasidio se ha usado para referirse, en general, a los basidios diferentes a los típicos holobasidios .

Las basidiósporas suelen dispararse violentamente del esterigma (balistósporas); el resto de esta unión se denomina hilo. En ciertos casos, como los cuescos de lobo, las esporas se descargan pasivamente (estatismósporas). Las esporas pueden sufrir una germinación directa (dan el micelio primario, sin más) o indirecta (dan esporas secundarias o geman).

Fuentes