Saltar a: navegación, buscar

Burmés

Gato Burmes
Información sobre la plantilla
Burmes.jpg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Mammalia
Orden:Carnívora
Familia:Felidae

Gato Burmés. Es una antigua raza proveniente de Birmania. Se trata de un gato muy sociable y cariñoso, de ahí el merecido sobrenombre de “gato de compañía”. Se dice que su personalidad es comparable a la de un perro, ya que le encanta vivir en familia y no le gusta que lo dejen solo mucho tiempo.

Origen

El Gato Burmés es el resultado de la mezcla en la crianza entre un gato de los monasterios de Birmania, donde se les trataba como divinidades, con otras razas de gatos, concretamente fue con una gata de Birmania llamada por el nombre de Wong mau, la cual se trajo desde Rangún a los Estados Unidos de América por parte de un profesor de la Universidad de Harvard, llamado G. Thompson, el cual luego de tener a ésta gata en Estados Unidos la juntó con un gato siamés para criar, luego de haber realizado varios apareamientos y generaciones de nuevas crías se obtuvo el resultado que el doctor estaba buscando, con lo cual se obtuvo el Gato Burmés de pura raza.

Todo éste proceso se realizó en un laboratorio, por tal motivo se hace alusión a que es un gato de laboratorio, de hecho es el único gato que se ha desarrollado en un laboratorio, el gato como tal se conoce desde 1930, pero la gata con la cual se hizo la mezcla, procedía desde Birmania muchas décadas atrás en el tiempo, se hace alusión a ésta clase de gatos en poemas tailandeses que datan del año de 1350, de tal manera todos los gatos de ésta raza contienen la línea de sangre de la gata asiática, pero el origen como tal se da en los Estados Unidos de América.

Características

Es muy juguetón, afectuoso, cariñoso y noble. Su pelo tiene una textura muy suave, es corto y fino como de satín], y de color café oscuro o sable brillante. El pelo y el color de sus ojos dorados de forma almendrada hacen un contraste muy bello. Los ojos de color pálido, verde, azul y bicolor, son indeseables.

La cabeza es redonda sin angulaciones, con una separación considerable entre los ojos que se estrecha hacia el hocico. Las orejas son de tamaño mediano, erecto e inclinado ligeramente hacia delante, de base ancha y con las puntas redondeadas.

Su cuerpo es de tamaño medio, musculoso y compacto. Los machos son un poco más grandes que las hembras. El pecho debe ser amplio y redondo, al igual que la espalda. Los miembros son proporcionales al cuerpo y los pies redondos. La cola debe ser de longitud media, recta y afilada en la punta.

Tiene una mirada muy especial que varía entre individuos, según su carácter o por el efecto de la luz artificial, que provoca un cambio en el color de sus ojos.

Carácter

Es sumamente dulce, le encanta jugar con su dueño con la particularidad de que no expone sus garras al jugar, por lo que no corres el riesgo de sufrir arañazos al juguetear con él. Tiene buena convivencia con los perros si crece junto con ellos o si no se les relaciona para enfrentarlos, aunque es demasiado celoso de otros gatos, por querer ser el único dentro de la casa. No le agrada quedarse solo en casa, se recomienda no dejarlo sin compañía por largo tiempo. Es fascinante e inteligente, inventa sus propios juegos, sólo tienes que ofrecerle pelotitas de papel, estambre o tela.

Cuidados específicos

El Burmés no necesita una atención demasiado meticulosa, bastaría con cepillarlo de vez en cuando para evitar la acumulación de pelo muerto.

Salud

Hasta el momento no se le atribuyen al Burmés afecciones características, la selección natural ha convertido a este gato en una raza muy sana y longeva.

Véase también

Fuentes