Saltar a: navegación, buscar

Cacique Maracay

Maracay
Información sobre la plantilla
Maracay1.jpg
NacimientoCaracas, Bandera de la República Bolivariana de Venezuela Venezuela
OcupaciónCacique indígena

Maracay fue un acique indígena perteneciente a la de la tribu de los Araguas en Venezuela. Fue un valiente guerrero que logró vencer al militar español Juan Rodríguez Suárez (1510-1561).

Historia

El cacique Maracay dominó sobre la extensión que hoy ocupa el estado Aragua y parte de otros estados colindantes en Venezuela. Su mejor aliado el cacique Turiamo, lo acompañó en muchas batallas.

Es especialmente conocido Maracay por la gran derrota que le propinó a Juan Rodríguez Suárez en la batalla sostenida contra los soldados del mencionado capitán, degeneró en duelo entre cacique y conquistador. La destreza y fortaleza de Maracay acabó pronto con su contrincante, quien debió retirarse vencido a su campamento. El nombre Maracay serviría luego para denominar una nueva tribu descendiente de la que él era originario.

Muerte

Murió muy joven. Después de haber vencido a Rodríguez Suárez fue traicionado por uno de sus compañeros indios y entregado a los españoles, que le dieron muerte mientras se encontraba dormido.

En honor a su memoria se encuentra ubicado un monumento esculpido en bronce en la ciudad Aragua.

Leyenda del indio Maracay

El espiritismo le concede el poder de liberar de las traiciones, protege durante la noche, provee una buena muerte.Las personas que creen en su leyenda le piden a través de la oración siguiente:

En este momento pido humildemente luz positiva para el Indio Maracay a la inmensidad de nuestro Señor Jesucristo. Maracay en este momento te imploro nos llenes de protección en todo momento no permitas que seamos víctima de traiciones y dobles caras como lo fuiste tu, que a pesar de tu valentía, valía y poder como guerrero no tuvieron otra oportunidad de vencerte sino atacarte dormido. Vigila hermano mío nuestro sueño para que no puedan atacarnos en descuido. Protégenos en todo momento de día y de noche y no permitas que plaga alguna, ni viva ni muerta pueda darnos ataque. Amén

Fuentes