Saltar a: navegación, buscar

Campaña de alfabetización en Alquízar

Campaña de Alfabetización en Alquízar
Información sobre la plantilla
Fecha:1961
Lugar:Playa de Guanímar, La Europa, Bejerano, Finca Izquierdito, El Carmen, Los Cuatro Caminos,y el kilómetro 7 de la carretera de Alquízar a Artemisa, escuela urbana Enrique Hart
País(es) involucrado(s)
Bandera de Cuba Cuba
Ejecutores o responsables del hecho:
Ángel Olivar Frey, Rosario Martínez, Dania Fleitas, Caridad Robaina, Aldo Delgado Icart, Filiberto Martínez, Oscar Barreras.

Campaña de alfabetización en Alquízar.

  Organización de la Campaña de alfabetización en Alquízar

Al triunfo de la Revolución Cubana, se organizó en Alquízar la Junta Municipal de Educación, la cual fue integrada por Ángel Olivar Frey, en el cargo de director; Rosario Martínez, secretaria, Dania Fleitas y Caridad Robaina, oficinistas; Aldo Delgado Icart, Inspector Municipal; Filiberto Martínez, responsable de archivo y Oscar Barreras, auxiliar.
Una vez creada en Alquízar la Junta de Educación, sus integrantes comenzaron a darle atención a las escuelas, sobre todo a 26 que se encontraban ubicadas en las zonas rurales y cuyas construcciones estaban en muy malas condiciones.
Entre 1959 y 1960 el gobierno revolucionario creó en Alquízar ocho escuelas, una primera urbana, y siete en la Playa de Guanímar y en los barrios rurales más poblados, es decir en La Europa, Bejerano, Finca Izquierdito, El Carmen, Los Cuatro Caminos,y el kilómetro 7 de la Carretera de Alquízar a Artemisa. La urbana es la actual Enrique Hart, ubicada en el área de desarrollo del municipio.
Era necesario no solo en Alquízar  erradicar el analfabetismo, por lo que nació la Campaña de Alfabetización en el año 1961, llamado año de la educación, acción que venía preparándose cuidadosamente, a fin de llevarla a vías de hecho, en aras de logar la calificación de las fuerzas de trabajo y por el desarrollo científico técnico.
Como parte de los preparativos de la revolución dentro de la gran revolución, el 12 de octubre de 1960 en el Hotel Habana Libre de la capital cubana, se firma la Declaración de Principios del primer Congreso nacional de Consejos Municipales de Educación, en el que el Comandante en Jefe Fidel Castro planteó que la meta a lograr en la educación era alfabetizar a todo el que necesitara y que tenía que seguir el siguiente año.

Representantes de los Consejos Municipales

En el referido congreso de los Consejos Municipales de Educación estuvieron en representación de Alquízar: Rolando Muñoz, Presidente del Consejo Municipal de Alfabetización; Ángel Oliva Frey, Director del Departamento Municipal de Educación y Reynaldo García, delegado obrero.
El Consejo Municipal de Alquízar ocupó el antiguo local de la Academia de Orientación, situado en la calle 82, en él radicó la dirección de la Campaña de Alfabetización. Se incorporaron como miembros del consejo los campesinos Ulises Fernández, por la Policía Nacional Revolucionaria y y Rosa garcía por la Federación de Mujeres Cubanas.
Como uno de los pasos previos al inicio de la Campaña de Alfabetización fue la realización de un censo, el que arrojó 1705 analfabetos, 508 alfabetizadores y 109 maestros en Alquízar.

Proceso de Alfabetización

El proceso de alfabetización en ese municipio, se hizo de forma organizada y constantemente controlada, con ese fin se crearon las unidades de alfabetización, integrada cada una de unos 50 analfabetos y 25 alfabetizadores, es decir dos por uno, formados en pequeños grupos. Los responsables eran los jefes de unidad, quienes se reunían todas las semanas, estudiaban el modelo a seguir y lo llevaban al organismo correspondiente.
Teniendo en cuenta las características de las Playa Guanímar, el Departamento de Pesca envió a cuatro brigadistas conocedores de la vida en el mar, para que alfabetizaran a los pescadores y sus familias a la vez que le ayudaban en las labores de pesca.
A La Campaña se incorporaron todo los que deseaban enseñar, entre los que se encontraban alumnos de sexto grado, jóvenes, hombres y mujeres con estudios elementales o más completos, fue algo masivo, que se convirtió en una tarea del pueblo. Totalizándose 508 alfabetizadores y 109 maestros, quienes no solo se ciruncribían a las tareas propias de la educación, sino que cooperaban en las labores de corte y alza de la caña y otras que realizaban sus alumnos.

La Comisión de Alfabetización organizó las brigadas Conrado Benítez, las que fueron muy bien acogidas por la población y contaron con el apoyo de varias organizaciones recién creadas en el territorio alquizareño.
La organización de la Brigada Conrado Benítez, prendió en los alquizareños. La Asociación de Jóvenes, la Secundaria Magoon Villena, el Departamento Municipal de Educación, desplegaron una gran actividad bajo la constante dirección del Consejo de Alfabetización y con el porte de otras organizaciones revolucionarias se integraron varios jóvenes a esta brigada.
Los miembros de dicha brigada se dividieron en dos, un grupo de 270 marcharon a otras provincias del país, mientras 67 se quedaron en el municipio y fueron ubicados en El Tumbadero, Playa Guanímar, San Andrés y La Paz.

Fuente

http://www.ariguanaboradioweb.cu