Saltar a: navegación, buscar

Polilla (Candelilla minador)

(Redirigido desde «Candelilla minador»)
Para otros usos de este término, véase Polilla (desambiguación).
Candelilla minador
Información sobre la plantilla
Candelilla minador.jpeg
Plaga que ataca principalmente al cultivo de la papa, aunque se puede presentar en otras solanáceas como el tabaco y el tomate.
Clasificación Científica
Nombre científicoPhthorimaea operculella
Reino:Animalia
Filo:Arthropoda
Clase:Insecta
Orden:Lepidoptera
Familia:Gelechiidae

Candelilla minador. Insecto que se incluye en el orden Lepidoptera y la familia Gelechiidae. Se encuentra ampliamente distribuida en el mundo infestando especialmente a la papa tanto en de campo como en almacén.

Ciclo de vida y reproducción

La duración promedio en días de los estados de desarrollo de esta especie alimentadas con hojas de berenjena y bajo condiciones de laboratorio es la siguiente: período de incubación: 5 días; periodo larval: 12.37- 14.57 días; periodo pupal: 6.52- 8.16 días y el ciclo huevo adulto es de 23.89 a 27.73 días.

Estados de desarrollo
Período
Tiempo
Incubación
5 días
Larval
12 a 15 días
Pupal
6 a 9 días
Huevo adulto
23 a 28 días

La hembra oviposita durante la noche, colocando los huevos en grupos, en fila o individualmente de preferencia en lugares ocultos o superficies rugosas. En las hojas los huevos pueden ser colocados tanto en el haz como en el envés, a lo largo de las nervaduras o dispersos por toda la superficie.

Los adultos durante el día por lo general permanecen quietos o se desplazan muy poco sobre todo cuando son molestados. Se ocultan en la cara inferior de las hojas, en grietas de tallo o en el suelo confundiéndose con los terrones o los desperdicios.

El proceso de cópula se inicia al primer o segundo día de emergencia, al atardecer o por la noche. El periodo de cópula varia desde 20 minutos hasta 3 horas.

Las larvas recién emergidas, poseen una gran movilidad e inician su alimentación preferentemente cerca de la nervadura principal o nervaduras secundarias, pudiendo también hacerlo indistintamente en cualquier zona de la hoja.

Distribución

Se encuentra ampliamente distribuida en el mundo infestando especialmente a la papa tanto en el campo como en almacén. Además de este cultivo infesta a la berenjena, tomate, tabaco, pepino, tomatillo, chamico, tabaco silvestre, etc.

Principales lesiones

En el tabaco aparece en plantaciones tardías o en aquellas que suceden al cultivo de la papa con la cual se rota. Las pequeñas larvas presentan un aparato bucal masticador; al principio son grises se vuelven carmelitas y finalmente se tornan gris oscuro. En ocasiones minan el caquis de la hoja, penetran a través de las dos epidermis de la hoja (la de haz y del envés) y se alimentan del mesófilo, donde forman minas o galerías, especialmente, a lo largo de las venas. Esas minas son irregulares y anchas la presencia de este insecto es numerosa cuando hay grandes sequías. Durante esos periodos llegan a convertirse en una plaga peligrosa, aunque generalmente carece de importancia.

Principales daños que ocasiona

Inicialmente la larva fabrica una tenue y reducida cubierta de tejido con finos hilos de seda blancos, bajo la cual empieza a perforar la superficie de la hoja e ingresa posteriormente al parénquima donde fabrica galerías.

Las minas al inicio son de forma alargada o en forma de U o V. Los excrementos quedan dentro de las minas o pueden sobresalir a través del orificio por donde penetro la larva.

En ocasiones la larva hace varias perforaciones antes de ingresar al mesófilo, dejando excrementos dispersos alrededor de ellas. Las minas se magnifican con el desarrollo de la hoja y de la larva, observándose durante este ultimo estadio grandes lagunas transparentes que dejan ver al trasluz manchas oscuras constituidas por los excrementos y que deforman la hoja, sobre todo cuando están cerca de la nervadura central, o sino la marchitan, pudiendo entonces migrar a otra parte de la planta.

Cuando la larva se introduce a la nervadura central, construye una mina en forma longitudinal continuando con el peciolo hasta llegar al tallo, donde prosigue haciendo galerías.

En el campo se observan plantas marchitas como consecuencia del daño realizado en el cuello del tallo, caracterizado por galerías efectuadas inmediatamente debajo de la corteza, en forma de un anillamiento, circundando toda la medula e introduciéndose en ella causando en algunos casos la muerte de la planta.

Además cuando la larva penetra al fruto a través del pedúnculo o de la unión del pedúnculo con la zona de inserción del fruto, realiza galerías en la parte interna, pero de preferencia en la parte apical. Cuando la larva se introduce al pecíolo o al pedúnculo del fruto a través de la superficie de estos órganos, pude observarse sus excrementos alrededor de los orificios de entrada.

La larva en sus dos últimos estadios y cuando esta fuera de lámina, se moviliza en forma moderada o se mantiene quieta y si es molestada reacciona mediante movimientos rápidos y zigzagueantes de su cuerpo. Si es molestada dentro de la mina, regurgita un líquido verdoso que forma una gota que cubre toda su cabeza.

Al aproximarse aprepupa, la larva sale de la parte afectada y abandona la planta fabricando un cocon o capullo de color blanco confeccionado con finos hilos de seda, pudiendo hacerlo al pie de la planta o en algún lugar oculto; dentro de este cocon la larva entra en estado de inactividad o prepula y posteriormente muda a pupa.

Fuentes

Suárez Pérez, R; Serrano Romero, S; Hernández Alvides, J y de Arma Arredondo. Libro: Plagas, enfermedades y su control. Editorial Pueblo y Educación. 1989