Carlos de Austria

(Redirigido desde «Carlos I de Austria»)
Para otros usos de este término, véase Carlos I (desambiguación).
Carlos de Austria
Información sobre la plantilla
Rey de Hungría y Emperador de Austria
Carlos de Austrias.jpg
Nacimiento 17 de agosto de 1887
Castillo de Persenbeug,Austria Bandera de Austria Austria
Fallecimiento 1 de abril de 1922
Padre Archiduque Otto
Madre María Josefina de Sajonia

Carlos de Austria. Emperador de Austria y rey de Hungría. Fue el último emperador del Imperio Austro-Húngaro.

Síntesis Biográfica

Carlos de Austria nació el 17 de agosto de 1887 en el Castillo de Persenbeug, en la región del Austria Inferior. Sus padres eran el archiduque Otto y la Princesa María Josefina de Sajonia, hija del último rey de Sajonia. El emperador José I era el tío abuelo de Carlos.

Carlos recibió una educación expresamente católica y desde su niñez fue acompañado con la oración por un grupo de personas, porque una religiosa estigmatizada le había profetizado grandes sufrimientos y ataques contra él.

Muy pronto creció en Carlos un gran amor por la Santa Eucaristía y por el Corazón de Jesús. Todas las decisiones importantes provenían de la oración.

Matrimonio

El 21 de octubre de 1911 se casó con la princesa Zita de Borbón-Parma. Durante los diez años de vida matrimonial feliz y ejemplar la pareja recibió el don de ocho hijos.

Carlos como Rey

El 28 de junio de 1914, tras el asesinato del archiduque Francisco Fernando, heredero al trono, en un atentado, Carlos se convierte en el heredero al trono del Imperio Austro-Húngaro. Mientras se encarnizaba la primera Guerra Mundial, con la muerte del emperador Francisco José, el 21 de noviembre de 1916, Carlos se convierte en emperador de Austria. El 30 de diciembre es coronado Rey apostólico de Hungría.

Este deber Carlos lo concibe, también, como un camino para seguir a Cristo: en el amor por los pueblos a él confiados, en el cuidado por su bien y en la donación de su vida por ellos.

El deber más sagrado de un rey - el compromiso por la paz - Carlos lo puso al centro de sus preocupaciones a lo largo de la terrible guerra. Fue el único, entre los responsables políticos, que apoyó los esfuerzos por la paz de Benedicto XV. Por lo que respecta a la política interior, incluso en tiempos extremadamente difíciles, abordó una amplia y ejemplar legislación social, inspirada en la enseñanza social cristiana. Su comportamiento hizo posible al final del conflicto una transición a un nuevo orden sin guerra civil. A pesar de ello fue desterrado de su patria.

Por deseo del Papa, que temía el establecimiento del poder comunista en Centroeuropa, Carlos intentó restablecer su autoridad de gobierno en Hungría. Pero dos intentos fracasaron, porque él quería en cualquier caso evitar el estallido de una guerra civil. En abril de 1919 el parlamento austriaco le privó de todo derecho al trono de Austria. Fue desterrado a Suiza, desde donde trató de recuperar, por dos veces, el trono de Hungría en 1921. Capturado por Horthy, fue entregado a los aliados y desterrado a Madeira, donde pasó un año viviendo en paupérrimas condiciones hasta morir de neumonía.

Muerte

Sumergido en la pobreza, vivió con su familia en una casa bastante húmeda. A causa de ello se enfermó de muerte y aceptó la enfermedad como un sacrificio por la paz y la unidad de sus pueblos. Murió el 1 de abril de 1922 con la mirada dirigida al Santísimo Sacramento. Tras la muerte de Carlos, su viuda, Zita von Borbón-Parma, adoptó el luto, que conservó hasta su muerte en Suiza, a la edad de 96 años.

A principios de octubre de 2004, entre una fuerte polémica, Carlos I fue beatificado por el papa Juan Pablo II, al considerar probada su milagrosa intervención en la curación de la monja María Zita Gradowska en 1960.

Fuentes