Saltar a: navegación, buscar

Carolina Coronado

Carolina Coronado Romero de Tejada
Información sobre la plantilla
CarolinaCorona.jpg
NombreCarolina Coronado Romero de Tejada
Nacimiento2 de diciembre de 1820.
España Bandera de España
Fallecimiento15 de enero de 1911

Carolina Coronado Romero de Tejada. Fue una escritora española, famosa desde muy niña. Considerada como la equivalente extremeña de otras autoras románticas coetáneas como Rosalía de Castro, y autora de tal notoriedad que llegaría a ser calificada con el título de "Bécquer femenino". Fue tía de Ramón Gómez de la Serna.

Síntesis Biográfica

Nació en Almendralejo en Badajoz, 2 de diciembre de 1820. Su familia era adinerada y su ideología era progresista, por ello su padre y su abuelo fueron perseguidos. Su familia se trasladó a Badajoz, allí fue educada como las niñas de la época, pero desde que era pequeña ya era amante de la literatura leyendo libros de cualquier género u obra que podía conseguir. Por ellos ella es capaz de componer versos con muchísima facilidad, pero con errores léxicos. Estos versos están cargados de sentimientos, escribió su primera composición cuando tenía 10 años.

Padecimientos

Ella padecía catalepsia crónica. Se obsesionó con la idea de que iba a ser enterrada con vida, esta obsesión le llevó a embalsamar el cadáver de su marido con el fin de no enterrarlo. Ella se dirigía a él con el apelativo de "el silencioso". Carolina se casa con Justo Horacio Perry en 1852, siendo él secretario de la embajada de EE.UU. Tras su matrimonio dejó la Poesía por la prosa.

Fases de su vida

En esta segunda fase de su vida Carolina desarrolló una intensa actividad de anfitriona, antes en Madrid, más tarde en Lisboa: por su salón pasaron personalidades progresistas de la altura del Duque de Rivas, Quintana, Zorrilla, Castelar, [Gallego, Nocedal y otros. Dos años después de su matrimonio se murió su hijo Horacio, y su hija Carolina murió a los veinte años después.

Muerte

Carolina murió el 15 de enero de 1911 y su cuerpo, junto con el de su marido, fue trasladado a Badajoz por su hija Matilde, la única que le sobrevivió, y por su yerno, el Marqués de Torres-Cabrera. Fue enterrada en el Cementerio de Badajoz.

Trayectoria

Ella, en su época, era famosa por su belleza y elegancia, su talento y sus ideas anticonformistas. Fue una dama con una vida discreta, su dinero deslució tras su muerte. Carolina en sus poemas era activa y creativa. Escribió y publicó sus poemas, algunos de ellos tradicionales otros bastante inovadores con cierta temática libertaria, poemas que se editaron en un primer momento en revistas y más tarde en volumen; se dedicó a la prosa novelística, al artículo y al ensayo de costumbre, y hasta al texto dramático, sabemos efectivamente que compuso varias obras teatrales Alfonso IV de León, Un alcalde de monterilla y El divino Figueroa aunque sólo una de ellas se estrenó El cuadro de la esperanza en 1846.

Obras

Poesía

  • - Poesías, edición, introducción y notas de Noël Valis, Madrid, Castalia, 1991. - Se va mi sombra, pero yo me quedo, edición por Luzmaría Jiménez Faro, Madrid, Torremozas, 2001. - Poesías, edición y prólogo Mercedes Rodríguez Pequeño, Dueñas (Palencia), Simancas ediciones, 2003.

Novelas

Jarilla, 1850. Paquita y Adoración, 1850. La Sigea, 1851. Luz, 1851. La rueda de la desgracia. Manuscrito de un conde, 1873. El oratorio de Isabel la Católica,1886. Harnina (inacabada), 1880.

Ensayos

Los genios gemelos. Primer paralelo: Safo y Santa Teresa de Jesús, 1850. Un paseo desde el Tajo al Rhin, descansando en el Palacio de Cristal, 1851. Galería de poetisas contemporáneas (varios escritos publicados entre 1846 y 1862).

Teatro

El cuadro de la Esperanza, (inédito, fecha probable 1847-1848).

Prosa

  • - Obra en prosa. Novelas, teatro, ensayos, artículos y cartas, Edición, introducción y notas de Gregorio Torres Nebrera, Mérida, Editora Regional de Extremadura, 1999, 3 voll. - Jarilla, edición e introducción de Monroe Z. Hafter, Badajoz, Diputación de Badajoz, 2001.
  • Cartas de Carolina Coronado a Juan Eugenio de Hartzenbusch, porIsabel Fonseca Ruiz, en Homenaje a Guillermo Gustavino, Madrid, asociación Nacional de Bibliotecarios, Archiverso y Arqueólogos, 1974, pp. 171-199; y por Isabel María Pérez González, La condición femenina en las cartas de Carolina Coronado a Juan Eugenio de Hartzenbusch en «Revista de Estudios Extremeños» Badajoz, 1992, pp. 259-314.

Texto Representativo

La Rosa Blanca

¿Cuál de las hijas del verano ardiente, Cándida rosa, iguala a tu hermosura, la suavísima tez y la frescura que brotan de tu faz resplandeciente?

La sonrosada luz de alba naciente no muestra al desplegarse más dulzura, ni el ala de los cisnes la blancura que el peregrino cerco de tu frente.

Así, gloria del huerto, en el pomposo ramo descuellas desde verde asiento; cuando llevado sobre el manso viento

a tu argentino cáliz oloroso roba su aroma insecto licencioso, y el puro esmalte empaña con su aliento.

Fuentes