Saltar a: navegación, buscar

Casa de la Corporación Artex (Santiago de Cuba)

Casa de la Corporación ARTEX en Santiago de Cuba
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Edificio)
CorpARTEX-Stgo.jpg
Descripción
Tipo:Edificio
Localización:Santiago de Cuba, Bandera de Cuba Cuba
Uso inicial:Vivienda
Uso actual:Centro de Recreción de la Corporación ARTEX.

Corporación ARTEX (Casa de los Hermanos Tejeda). En la segunda mitad del Siglo XIX, fue residencia de los hermanos Tejeda, dos reconocidos pintores santiagueros, considerados entre los fundadores de la Academia de Bellas Artes de Santiago de Cuba. Parte de su obra se conserva en el Museo Bacardí. El lienzo La Confronta de José Joaquín Tejada, elogiado por José Martí, recrea un pasaje de la vida cotidiana de la Barcelona del Siglo XIX.

Ubicación

Heredia (Catedral) número 304 entre Porfirio Valiente (Calvario) y Pío Rosado (Carnicería).

Arquitectura

El edificio, de un solo nivel, constituye un ejemplo de los modelos arquitectónicos asumidos en la decimoctava centuria, cuenta con una fachada simétrica que ostenta una portada flanqueada por sendas pilastras rematadas por un entablamento moldurado de filiación barroca popular. El acceso a desnivel fue un pretorio saliente, mutilado por la pavimentación de la calle.

El esquema en planta muestra un lote rectan­gular con patio interior. El volumen edificado que enfrenta la calle esta cubierto por un techo de armadura, conformado por alfardas escuadra-das de cedro. Al frente del salón principal tenemos un arco de medio punto realizado en tablas y tapajuntas, solución típica santiaguera, reiterada por su capacidad de soportar la frecuente actividad sísmica.

Al pasar la galena puede apreciarse la existencia de dos martillos perpendiculares al cuerpo principal, ambos de dos niveles con balconajes que recrean, por disposición, composición y altura, un ambiente intimista que se completa con el aporte de los detalles decorativos de las terminaciones de vigas, alfardas y demás componentes de madera.

La composición armónica de sus techos inclinados de tejas criollas reafirma la importancia de su diseño para la recolección de las aguas de lluvia, solución esencial para garantizar las actividades domesticas del diario acontecer de la ciudad colonial. Su última restauración se produjo en 1986, llevada a cabo por los arquitectos María Teresa González del Foyo y Omar López Rodríguez.

Fuente