Catedral Metropolitana de Sao Paulo

Catedral Metropolitana de Sao Paulo
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Catedral)
00000 1468053573 717670.jpg
Descripción
Tipo:Catedral
Estilo:Neogótico
Localización:Sao Paulo, Bandera de Brasil Brasil
Datos de su construcción
Inicio:1913
Otros datos
Arquitecto(s):Maximilian Emil Hehl


Catedral Metropolitana de Sao Paulo

La Catedral Metropolitana de Sao Paulo es uno de los cinco templos góticos más grandes del mundo con una capacidad para albergar a 8000 personas. Si bien su construcción es gótica, su gran domo está inspirado en el de la renacentista Catedral de Florencia. La Catedral se encuentra en el Centro Histórico de Sao Paulo y está dedicada a la Asunción de María.

Historia

Su construcción comenzó en 1913 y se prolongó por cuarenta años. Con 111 metros de largo, 46 de ancho, dos torres de 92 metros de altura y una cúpula magistral. En su acabado, fueron usadas 800 toneladas de mármol. En la cripta están sepultados varios personajes importantes de la historia de Brasil, como el indio Tibiriçá y el Regente Feijó, entre otros. Su órgano, de origen italiano, es el más grande de Latinoamérica.
Entrada a la Catedral

Su edificación se realizó sobre los cimientos de dos catedrales antiguas. La primera, levantada en barro prensado, se había comenzado a construir en 1598 y fue terminada en 1616. Luego se demolió en 1745 para ser sustituida por una nueva con estilo barroco, la cual se concluyó en 1764, estando activa hasta 1911 que se construyó la actual.

El diseño inicial de esta última catedral fue creado por el arquitecto e ingeniero alemán Maximilian Emil Hehl, quien únicamente ejerció su profesión en Brasil y murió mucho antes de que esta edificación fuera terminada

Luego la construcción fue intervenida por la justicia en julio de 1999, cuando un ladrillo cayó del techo próximo al altar. Luego de pasar por obras de emergencia, fue parcialmente reabierto en octubre de 1999. Dada la última reforma, surgieron ideas para la restauración de la catedral. Por ello, fue nuevamente cerrada en mayo de 2000, con la aprobación del proyecto de recuperación. El edificio pasó por una completa restauración: se repararon los vitrales, se restauraron las dos campanas, se puso en condiciones tanto la red hidráulica como la eléctrica, se solucionaron los problemas que amenazaban la estructura como rajaduras y filtraciones, y se lavó y pintó el edificio, entre otras cosas. Ya restaurada, la catedral pasó a tener 14 torreones, previstos en el proyecto original, elaborado en 1912 por el arquitecto Maximilian Emil Hehl. Aun con las torres ya existentes, los torreones no habían sido concluidos para la inauguración de la catedral, en 1954. En 2002, reabrió las puertas luego de las obras que costaron R$ 19,5 millones. El sótano de la catedral de São Paulo, es otro de sus atractivos, se ubica justo debajo del altar, es muy amplio y fue decorado con esculturas de Francisco Leopoldo e Silva, un reconocido artista de la época.

Galeria

Fuentes