Saltar a: navegación, buscar

Cerro Pelado (buque)

(Redirigido desde «Cerro Pelado»)
Buque Cerro Pelado
Buque Cerro Pelado
Descripción:
Buque Insignia de los X Juegos Centroamericanos y del Caribe
Tipo:
marítimo


piedetabla=

El Cerro Pelado. Buque que transportó a Puerto Rico a los deportitas cubanos para participar en los X Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1966, durante la travesía fueron asediados por aviones yanquis y en respuesta a todas las agresiones la delegación deportiva cubana redacta la declaración del Cerro Pelado, la cual proclama el derecho de Cuba y los pueblos a participar libremente en eventos deportivos.

Orígen del nombre de la embarcación

El Cerro Pelado es el nombre de la embarcación que transportó a la delegación cubana a Puerto Rico para poder participar en los X Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1966. Onelio Pino, uno de los timoneles que condujo el histórico Yate Granma para iniciar la guerra revolucionaria, se encargó de dirigir el buque insignia.

El buque Cerro Pelado lleva ese nombre en honor a una de las batallas más importantes del Ejército Rebelde contra la tiranía del régimen de Fulgencio Batista en Estrada Palma, actual municipio de Bartolomé Masó, en la provincia de Granma, en el lugar conocido como El Cerro, dejando 67 bajas al enemigo y solo 5 a los rebeldes.

Travesía y arribo a Puerto Rico

El mes de Junio de 1966 quedó grabado para la historia por uno de los grandes acontecimientos del deporte cubano y del buque insignia Cerro Pelado, el cual salió de Santiago de Cuba, con 315 atletas, entrenadores personal médico y árbitros con vistas de romper las barreras del bloqueo yanqui.

El gobierno de los Estados Unidos trataba de impedir la participación cubana en los X Juegos Centroamericanos y del Caribe con sede en San Juan Puerto Rico, mediante la negación de visas para los deportistas y representantes de la Mayor de las Antillas. Posteriormente los cubanos recibieron la visa pero no la autorización para pisar suelo boricua en aviones o barcos cubanos, "sólo en vuelos comerciales".

El 10 de junio, con la presencia de los vuelos rasantes de los aviones estadounidenses, que trataban inútilmente de intimidar a los cubanos, se decidió por parte de la delegación deportiva escribir un documento denominado “Declaración del Cerro Pelado”, con el objetivo de denunciar ante el mundo el absurdo e ilegal comportamiento del Departamento de Estado Norteamericano y al mismo tiempo proclamar la inquebrantable determinación de todos los miembros de la embajada deportiva de llegar a la capital puertorriqueña, aunque fuera nadando, para competir en los Juegos, en una de sus partes la declaración planteaba:

"Los atletas cubanos sabemos cómo actuar, no solamente por defender un derecho nuestro; si no un derecho de todos los pueblos y por el prestigio del deporte que debe existir como vínculo entre los pueblos". Este texto se gravó en la cubierta del buque, así como fue divulgado denunciando la injerencia norteamericana en unos Juegos y exhortó a los organismos internacionales a frenar y no ser partícipes de los ardides estadounidenses para tratar de excluir a Cuba de las competiciones.

El escrito ratificó la posición de principios del deporte cubano, al proclamar el derecho de la mayor de las Antillas a participar en la justa, que comenzaría el 11 de junio y devino ideario frente a intereses mezquinos opuestos al deporte limpio y sano para todos los pueblos.

Desde 1965 el gobierno de Estados Unidos había estado tratando de evitar la presencia de Cuba en la cita centrocaribeña y llegó a insinuar a los organizadores que no debían de invitar a Cuba a los Juegos.

Ante el escándalo internacional y las numerosas protestas en todos los continentes, el gobierno yanqui se vio obligado a entregar las visas para que los cubanos desembarcaran, lo que hicieron casi simultáneamente al comienzo del acto inaugural del certamen.

El Cerro Pelado fue obligado a anclar a casi cinco millas de las costas puertorriqueñas y en horas tempranas de la mañana del día 11 de junio de 1966,la delegación fue trasbordada en alta mar al remolcador Peacock, en condiciones riesgosas y difíciles. Todos bajaron a tierra en lanchas con banderas puertorriqueñas, no estadounidenses como quería el gobierno Yanqui. Finalmente los miembros de la delegación cubana, llegaron a tiempo a la ceremonia inaugural y enarbolaron la enseña nacional en el Estadio Hiram Bithorn.

Resultados de Cuba en los X Juegos Centroaméricanos y del Caribe

Cuba se ubicó segunda en el evento, con 78 preseas, 35 de oro, 19 de plata y 24 de bronce, superada por México, Puerto Rico quedó en tercer lugar, estos resultados demostraron la calidad del deporte cubano. En el atletismo Enrique Figuerola llegó a marcar el fabuloso tiempo de 10,1 en 100 metros, el cual no fue reconocido por excesivo viento a favor.

El boxeo, la esgrima, las pesas y la lucha libre resultaron triunfos para Cuba, pero el oro del polo acuático fue de los más disfrutados por el progreso del equipo con apenas cuatro años de práctica.

El voleibol, también se destacó y el béisbol recuperó el cetro, ganado por última vez en Guatemala 1950.

XXII Juegos deportivos del 2010

Tal parece que la historia se repite, debido a las trabas que el gobierno de los Estados Unidos ha puesto a Cuba para los próximos Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez, Puerto Rico, pero esta vez, al no contar con seguridad para la delegación deportiva cubana, el Comité Olímpico Cubano y el Instituto Nacional de Deporte, Educación Física y Recreación (INDER) el 26 de febrero del 2010 informaron a la Organización Centroamericana y del Caribe (ODECABE) que no participará en los XXI Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Véase también

Fuentes