Saltar a: navegación, buscar

Certificados para Radioaficionados

Diplomas o Certificados para Radioaficionados.
Información sobre la plantilla
Iota.jpg
Los Diplomas o Certificados son instituidos por asociaciones nacionales de radioaficionados, como la Federación de Radioaficionados de Cuba (FRC) o internacionales como la IARU.
Diplomas o Certificados para Radioaficionados.Los Diplomas o Certificados son instituidos por asociaciones nacionales de radioaficionados, como la Federación de Radioaficionados de Cuba (FRC) o internacionales como la IARU, Radio Clubes locales, instituciones, grupos de radioaficionados con un interés común o incluso, por radioaficionados de manera individual.

Optar por los Diplomas o Certificados, es otra faceta interesante, hacia la que los radioaficionados pueden inclinarse, dentro del gran espectro de posibilidades que ofrece este hobby. Estos, o al menos, el derecho a ellos, se obtienen al cumplir ciertas condiciones, que generalmente consisten en trabajar en unos casos, o en otros además, confirmar ciertas y determinadas estaciones. Hablamos anteriormente de “obtener el derecho a ellos”, porque generalmente, no solo basta con cumplir las bases, sino además, hay que abonar cierta cantidad de dinero por ellos.

Los más conocidos

La mayoría de los Diplomas más conocidos, como el WAC (Worked All Continents), que se obtiene al confirmar contacto con cada uno de los continentes, el WAZ (Worked All Zones), cuando se confirman las 40 zonas CQ, o el WAS (Worked All States), cuando se confirman todos los estados de EEUU, al margen de que obtenerlos no suele ser un trabajo de “tres días”, puede ser mucho más sencillo, si los comparamos con otros, que forman parte de programas más complejos y abarcadores y que a su vez, otorgan variantes de diferentes “clases”, placas y hasta trofeos, en este grupo encontramos el IOTA (Islands On The Air), el propio DXCC (DX Century Club), el WAE (Worked All Europe) o el “The Holyland Award”. Sin dudas, de estos programas, el más conocido y ambicionado por todo coleccionista y en el que todo Diexista ansía tomar parte, es el DXCC, de hecho, sobre la base del listado de entidades de este programa, “corre” la actividad Diexística mundial.

El DXCC

En 1935, Clinton B. DeSoto / W1CBD, en un artículo publicado en la revista QST, titulado “How to count countries worked, a new DX scoring system”, planteó el problema que presentaban los Diexistas, al no existir un sistema a través del cual contabilizar los DX trabajados. De esta manera, propuso la solución y como su regla básica, que cada entidad geográfica o política, fuera considerada como país, regla que ha pasado la prueba del tiempo, desde que en 1937 se publicara la primera lista de entidades del DXCC. La actividad del programa recesó durante la 2da. Guerra Mundial, para reiniciarse en 1947. El DXCC otorga 18 diferentes tipos independientes de Certificados, más el “Honor Roll”, como mínimo, se deben tener confirmadas 100 entidades del DXCC. Para formar parte del “Honor Roll” de deben tener confirmadas al menos, la totalidad de la lista vigente menos diez, ejemplo: el total de entidades actuales es 341, para estar incluido en el “Honor Roll”, se debe confirmar más de 332 entidades. Es auspiciado por la American Radio Relay League (ARRL).

El IOTA

Sin dudas, uno de los programas más populares es el “Islands On The Air” o como es más conocido: “el IOTA”. Fue creado por Geoff Watts, un radioescucha Inglés, a mediados de los años 60 del pasado siglo. Se obtiene, al confirmar contacto con al menos 100 islas incluidas dentro del directorio creado por este programa, para lo que deben cumplir ciertos requisitos y a las que se les otorga un número de referencia. Además del “IOTA 100” que es el “primario”, también se otorgan otros 20 Certificados separados en dependencia de la cantidad de islas confirmadas (200, 300, hasta 1000), otros Certificados por los grupos confirmados en determinadas regiones geográficas (África, Asia, Europa, etc.), una Placa de Excelencia, por trabajar 750 grupos IOTA y por último, un Trofeo por trabajar 1000 grupos IOTA. Algunos de los criterios que determinan que una isla pueda formar parte del programa son, por ejemplo, que deben ser de origen natural, estar ubicadas en mar abierto, nunca en lagos o ríos, a una distancia mayor de 200 metros de la tierra principal medidos en marea baja y deben aparecer nombradas en un mapa de escala 1:1.000.000. En nuestro archipiélago contamos con siete números de referencia para este programa: NA-015, NA-056, NA-093, NA-204, NA-086, NA-201 y NA-218, como es lógico suponer, las primeras dos letras determinan el continente al que pertenece el grupo, en este caso, Norteamérica.

Diplomas cubanos

Nuestra Federación de Radioaficionados de Cuba también cuenta con un interesante y colorido programa de Diplomas, con el que por lo general, los radioaficionados cubanos, sean o no coleccionistas, adornan las paredes de sus “cuartos de radio”. De ellos, hay dos que son relativamente fáciles de lograr y para los que no hay que dedicarse a la práctica del DX: el “Cuba” y el “Grupo DX de Cuba”, para el primero, solo es necesario trabajar y confirmar los ocho distritos de Cuba y para el segundo, trabajar y confirmar a diez estaciones miembros del GDXC. Los otros dos Certificados que otorga la FRC son el “América” y el “Caribe”, para los que sin dudas, si hay que invertir un poco más de tiempo. En el “América”, se precisa la confirmación de contactos con estaciones en al menos, 30 entidades ubicadas en el continente americano y para el “Caribe”, la confirmación de QSO con entidades ubicadas en el Mar Caribe o que sus costas limiten con él. En estos dos últimos, se otorgan en tres clases (A, B y C), dependiendo de la cantidad de entidades confirmadas. Las opciones para quienes se decidan a la colección de Certificados o Diplomas, como también se conocen, son sin dudas muchas y muy variadas. Además del lógico reto que se infiere de la consecución de cada una de las bases, nunca se estará exento de aprender y sobre todo, ampliar nuestra cultura y conocimientos, a través de la lectura de textos y la investigación, que sobre el tema en particular, se pudiera generar. Indudablemente, motivos más que suficientes.

Fuentes