Saltar a: navegación, buscar

Charleston

Charlestón
Información sobre la plantilla
Datos Generales
Orígenes culturales:Estados Unidos
Fecha de origen:Años 20

El Charleston. Estilo de baile como mucho que se practicaba en los años 20 fue una gran ayuda para divertirse después de la catástrofe de la Primera Guerra Mundial. Se origina desde 1903 como danza folclórica negra en la ciudad de Charleston Carolina del Sur, Estados Unidos.

Dentro de este trabajo vamos hablar de donde esta ubicado esta ciudad y como era la época en este entonces. También como se propago este baile por Europa, quien fue su autor y como termino su radiante etapa.

Y por último se verá como eran estos “locos años 20”, y la manera de vivir con alegría, después de pasar la guerra y como se divertían, con este curioso baile llamado Charleston y como se bailaba y como se vestían para bailarlo y donde se bailaba.

Historia

Se origina desde 1903 como danza folclórica negra en la ciudad de Charleston Carolina del Sur, Estados Unidos. Presenta semejanzas con algunas danzas de Trinidad, Nigeria y Ghana. Llegó a convertirse en moda popular a raíz de su presentación en el musical negro Runnin' Wild (1923), y tuvo una gran difusión en Europa después de la Primera Guerra Mundial. Al hacerse mundial, perdió parte de su exuberancia original.

Se origina desde 1903 como danza folclórica negra en la ciudad de Charleston Carolina del Sur, Estados Unidos. Presenta semejanzas con algunas danzas de Trinidad, Nigeria y Ghana. Llegó a convertirse en moda popular a raíz de su presentación en el musical negro Runnin' Wild (1923), y tuvo una gran difusión en Europa después de la Primera Guerra Mundial. El Charleston fue un ritmo y también un símbolo que caracterizó a una época de despreocupación. Tiempo de mujeres de pelo y polleras cortas, mucho antes de que la crisis del 30 y la Segunda Guerra Mundial llegaran para arruinar el panorama.

Después de los horrores de la Primera Guerra Mundial, la gente joven sólo quería pasarlo bien. Se deshicieron de todos los convencionalismos para adoptar una vida más frívola. Nuevos estilos de música y baile se importaron de América. Hombres y mujeres bailando sin parar los nuevos ritmos del jazz y el Charleston fueron en su día considerados una influencia diabólica para la juventud. El baile dejó de ser un pasatiempo para convertirse en una competición. La gente joven salía todas las noches. Las mujeres se maquillaban, fumaban y la moda evolucionaba, incluso algunas llevaban pantalones. Todo lo que importaba era divertirse y disfrutar.

Socialmente, los años veinte fueron años felices, años locos; los años del tango y del Charlestón, del deporte y del cine, de los night-clubs y cabarets. Las implicaciones de aquel cambio eran, con todo, muy significativas y en cierta medida, trascendentes. La aceptación de los ritmos musicales populares se tradujo al mismo tiempo en una expansión generalizada y en la pérdida de su particular conceptualización peyorativa. La música se convierte en un bien de consumo inmediato, festivo, proceso al que ayuda la invención de elementos de transmisión como la radio, el fonógrafo o el cine musical. Jazz, boogie-woogie, charleston, foxtrot... son nuevas maneras de entender la música y el baile. Sus apariciones se suceden, en un intento desenfrenado por mostrar una alegría de vivir que parece contagiosa, donde lo frívolo y lo festivo ocupan un lugar de primer orden. El papel de la mujer en los bailes acentúa su sensualidad, reforzada con ropajes más ajustados, maquillajes exagerados, el uso de pantalones y el cigarrillo entre los labios.

Como se Baila

Se baila solo, con pareja o en grupos. Se utilizan patadas y pasos como el Susy Q y el giro sobre un pie tocándose el talón del otro y aplaudiendo alternadamente. También se camina un paso al frente tocando el suelo, regreso y atrás mientras los brazos se mueven como un péndulo.

Archivo:000159630.png

Susy Q: Paso de Charleston donde a partir de un demi-plié en la II posición de pies se mueven las rodillas hacia adentro y hacia afuera mientras se cruzan las manos abiertas y se vuelven a su posición original

Demi-plié:(Francés: medio pliegue) Un doble de las rodillas a la mitad.

El Charleston llega a Europa

El 3 de enero de 1926 es el día en que el Charleston llegó a Europa y se impuso como el baile de moda más popular.

En el Hotel Metropole de Londres, un grupo americano lo presentó como parte de una revista, y lo que había sido un éxito en los Estados Unidos se transformó en locura mundial. El Charleston fue un ritmo y también un símbolo que caracterizó a una época de despreocupación. Tiempo de mujeres de pelo y polleras cortas, mucho antes de que la crisis del 30 y la Segunda Guerra Mundial llegaran para arruinar el panorama.


Música y baile debe su nombre a la ciudad de Charleston, ubicada en Carolina del Sur, Estados Unidos. Fue fundada en 1670 con el nombre de Albermarle Point, pero un año mas tarde se la rebautizó Charles Town en honor al rey Carlos II. Hacia 1923, el célebre pianista de jazz James P. Johnson compuso en honor a la ciudad una pieza de ritmo fascinante que llamó Charleston South Carolina. Los negros bailaron el nuevo ritmo, que se hizo rápidamente popular. En vista del éxito, Johnson compuso otra canción que bautizó Charleston y sirvió como música para un espectáculo negro: Runnin' Wild, que recorrió triunfante el país.

Un hombre llamado Ned Wayburn, que afirmaba ser el creador de los famosos pasos de baile del Charleston, los presentó a fines de 1923 como parte de la revista de Follies. Hacia 1925 no había orquesta de baile en los Estados Unidos que no hubiera adoptado el charleston en su repertorio. Fue entonces cuando saltó a Europa, convertido en género universal. Pero la moda fue decayendo, y ya en 1927 el Charleston fue desapareciendo empujado primero por el Black Bottom y más tarde por el Quickstep.

La alegre manera de vivir

Después de los horrores de la primera guerra mundial, la gente joven sólo quería pasarlo bien. Se deshicieron de todos los convencionalismos para adoptar una vida más frívola. Nuevos estilos de música y baile se importaron de América. Hombres y mujeres bailando sin parar los nuevos ritmos del jazz y el Charleston fueron en su día considerados una influencia diabólica para la juventud. El baile dejó de ser un pasatiempo para convertirse en una competición. La gente joven salía todas las noches. Las mujeres se maquillaban, fumaban y la moda evolucionaba, incluso algunas llevaban pantalones. Todo lo que importaba era divertirse y disfrutar. Al comenzar los años 20, una generación de jóvenes, especialmente en los países vencedores de la guerra, está aprendiendo una nueva forma de entretenerse.

Fuentes