Saltar a: navegación, buscar

Cirilo Esmer Hernández Martínez

Cirilo
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo
NombreCirilo Esmer Hernández Martínez
Nacimiento1942
Iguará, Yaguajay, Sancti Spíritus, Bandera de Cuba Cuba
Residenciacubana
Nacionalidadcubana
Ciudadaníacubana
OcupaciónInstructor de la Brigada circense "Los Mambisitos"
Conocido porEsmel Cordero
PremiosVanguardia Nacional del SCTC durante diecisiete años

Esmer Cordero. Uno de los grandes promotores del arte circense infantil en Cuba desde Iguará, su pueblo natal, de donde han salido varios artistas destacados gracias a su labor permanente y entusiasta en la forja de nuevos valores. Con sus 69 años aún se siente con fuerza suficiente para continuar legando el mismo amor que siente desde niño por el mundo del circo. Este destacado miembro de la UNEAC ostenta importantes reconocimientos por tan noble esfuerzo.

Aspectos relevantes de su vida

Cirilo Esmer Hernández Martínez (Iguará 1942) constituye un paradigma de amor al arte circense. Luego de 30 años de labor profesional decidió retirarse de la cuerda floja y el malabarismo en 1986, pero por poco tiempo. Tres años después reinicia su labor como profesor instructor de la Brigada Circense “Los Mambisitos” que él organiza con niños de Iguará, su pueblo natal, a raíz de la creación del consejo Popular de la Cultura. Por su destacada trayectoria docente educativa se mantiene como Vanguardia Nacional del SCTC durante diecisiete años. Actualmente vive en su finquita, rodeado de árboles, animales de crianza y tierra fértil donde siembra todo el año para garantizar los alimentos del agro necesario para vivir.

Su pasión por el circo

Su pasión por el circo se inicia en la década de 1950, Iguará pertenecía al circuito norte del ferrocarril y por esa vía llegaban las presentaciones frecuentes de circos que recorrían distintas provincias, su sueño era trabajar en un circo. Ya a los 16 años estaba inmerso en el mundo circense. En 1958 vino a Iguará el circo camagüeyano Miriam, allí conoció al equilibrista que le vendió a su madre los aparatos de la cuerda floja. Meses después, el 23 de enero de 1959 se presentó ante el empresario del circo Nelson y lo contrató. A partir de aquí su vida cambió de un hijo de campesino a la de un artista de circo.

Su labor como artista circense

Esta experiencia que traspasó varias décadas de su vida fue de muchas giras y cambios de un circo a otro. En los primeros años pasó por los circos Nelson, Llerandi, Dufflar, Santos y Artigas, hasta 1968 que se nacionalizan los circos. A fines de ese año comienza a trabajar en el Circo Nacional de Cuba, colectivo en el que trabajó un año y en 1969 se integra a la brigada circense de la antigua provincia de Las Villas donde permanece hasta su jubilación en 1986.

La brigada circense infantil

La idea de hacer una brigada circense infantil ocurrió en 1989 cuando se crea la Casa Comunal de Cultura de Iguará. Fue entonces cuando le propusieron a Esmer hacer números de malabares en la institución recién creada lo que aceptó de inmediato y comenzó a entrenar a niños de cuarto a sexto grados. Al mes se hizo la primera presentación pública de Los Mambisitos, nombre que los identificó porque por esos días se celebraba la Jornada Nacional de Antonio Maceo y el Che.

Instructor de la brigada circense “Los Mambisitos”

Hasta el presente ha preparado más de un centenar de muchachos que trabajan diferentes especialidades entre las que se destacan: cuerda floja, malabares, contorsionismo, trios de acrobacia, ridillo oscilante, payasos, animadores, danza y asistentes. De ellos nueve lograron cursar estudios en la Escuela Nacional de Circo y en la actualidad recorren el mundo llevando el nombre de Cuba en cada una de sus presentaciones. Por ejemplo uno de ellos, Yoel Rodríguez, ha actuado en números países con el número de marabales realizado con botella llena de ron Havana Club.

Principales reconocimientos y condecoraciones

Error al crear miniatura: Falta archivo
Esmer con medallas
Error al crear miniatura: Falta archivo
Diploma
Vanguardia Nacional por 17 años consecutivos. Miembro de la UNEAC. Premio nacional por la Cultura Comunitaria 2000. Premio “Romance de la niña mala” 2004. Premio nacional de teatro “Olga Alonso” 2004. Reconocimiento por sus 50 años de vida artística. Reconocimiento a la brigada circense “Los Mambisitos” por sus 20 años de vida artística. Distinción “Héroes del Moncada” a la brigada circense Los Mambisitos en el año 2008. Premio Provincial Cultura Comunitaria 2010. Miembro de honor del ICA en el 2010.

Qué representa para Esmer el circo

Ahora que han pasado tantos años el arte circense lo es todo para Esmer, sigue en activo para trasmitir el mismo amor que siente por él a los muchachos que acuden para que los introduzca en ese mundo, refiriéndose a este aspecto plantea: Me parece volver a vivir aquellos días en que me trepaba sobre la soga en los portales de mi casa bajo los regaños de mi padre. Estaba convencido que llegaría a ser equilibrista, flotar a gran altura desafiando los peligros del oficio. Con mis 69 años de edad aún tengo suficientes fuerzas para continuar esa hermosa labor de educar bajo la disciplina y el rigor del circo.

Fuente

  • Revista BABEL “Boletín Informativo de la UNEAC Sanctis Spiritus. No1 enero- marzo2004.
  • Entrevista a Cirilo Esmer Hernández Martínez