Saltar a: navegación, buscar

Coma

Coma
Información sobre la plantilla
Coma.png
Concepto:Signo gráfico que representa una pausa más breve que la del punto.

La coma (,) es un signo gráfico que representa una pausa más breve que la del punto, y se utiliza con frecuencia en toda clase de textos.

Uso de la coma

Se usa coma en los siguientes casos:

  • Para separar las palabras de una enumeración.
    • Ejemplo: Las riquezas, los honores, los placeres y la gloria pasan como el humo.
    • Ejemplo: Antonio, José y Pedro.
    • Ejemplo: Realizó muchas actividades durante el día: cortó el césped, limpió la casa y lavó la ropa.
    • Ejemplo: Se planteó varios objetivos: estudiar música, terminar su carrera, comprar su departamento y casarse con la mujer de sus sueños.
    • Ejemplo: Fueron a recogerlo al aeropuerto sus padres, su hermano, su sobrino y su hijo menor.[1]
  • Para aislar los vocativos que van en medio de las oraciones.
    • Ejemplo: Luchen, soldados, hasta vencer.
    • Ejemplo: Por eso te ruego, oh, dios Odín, que los perdones a todos.
  • Cuando el enunciado que sucede a la conjunción final «y» no se corresponde gramaticalmente con los elementos enumerados por tratarse de una conclusión o una consecuencia,[1] o sea cuando esta conclusión o consecuencia no pertenezca a la misma serie o enumeración, y la secuencia que encabezan enlaza con todo el predicado anterior, y no con el último de los términos coordinados:[2]
    • Ejemplo: Lo tomó del brazo, lo miró fijamente, y comenzó a exponer con algo de nerviosismo.
    • Ejemplo: Entró a su habitación, tomó su abrigo y las llaves, y salió a toda prisa.
    • Ejemplo: Juan fue con su padre al cine, y María prefirió quedarse en casa.[2]
    • Ejemplo: Pagó el traje, el bolso y los zapatos, y salió de la tienda.[2]
    • Ejemplo: Luis no ha venido hoy, y, que yo sepa, nadie sabe dónde está. [En este caso porque precede a un inciso. Aunque también las comas que encierran el inciso pueden remplazarse por rayas]:[2]
    • Ejemplo: Luis no ha venido hoy, y ―que yo sepa― nadie sabe dónde está.
  • Aunque no es obligatorio, es usual colocar una coma antes de la conjunción y cuando el enunciado que le precede es relativamente extenso (y, sobre todo, cuando tienen sujetos distintos):[1]
    • Ejemplo: Por las mañanas, solía correr por el litoral acompañado de su gran amigo, y regresaba listo para empezar a trabajar.
    • Ejemplo: La niña iba todos los días al colegio acompañada de su madre, y su hermano pequeño se quedaba en casa con la abuela.[2]
  • Cuando la conjunción «y» tiene valor adversativo (equivalente a «pero»), puede ir precedida de coma:[1]
    • Ejemplo: Le advertí que se protegiera del sol, y no me hizo caso.
  • Debe escribirse coma delante o detrás de la conjunción y si inmediatamente antes o después hay un inciso o cualquier otro elemento aislado mediante comas:[1]
    • Ejemplo: Conversa con él, Mariana, y trata de convencerlo.
    • Ejemplo: Tendrás que esforzarte, desde luego, y obtener buenas calificaciones.
  • Cuando en una oración compuesta los elementos enumerados se separan unos de otros por punto y coma, se coloca coma antes de la conjunción que introduce el último de ellos:[1]
    • Ejemplo: Claudia llevó el vino; Daniela, el postre, y Sofía, la comida.
  • Para separar oraciones muy breves pero con sentido completo.
    • Ejemplo: Llegué, vi, vencí.
    • Ejemplo: Acude, corre, vuela.
  • Para separar del resto de la oración una aclaración o explicación.
    • Ejemplo: Por último, todos nos fuimos a casa.
  • Para indicar que se ha omitido un verbo.
    • Ejemplo: Unos hablan de política; otros, de negocios.
    • Ejemplo: Perro ladrador, poco mordedor.
  • Cuando se invierte el orden lógico de los complementos en la oración.
    • Ejemplo: Con esta nevada, no llegaremos nunca.

Historia de la coma

El uso de los signos de puntuación se normalizó con la invención de la imprenta, hacia el año 1440. Era necesario separar los caracteres para darle ritmo a las palabras. Hacia el 1600, se hace referencia a la «puntuación para los ojos», para señalar no solo la duración de las pausas, sino para delimitar nexos entre los elementos del discurso. La coma adquiere ahora una doble función: rítmica y lógica.

La coma en las ciencias

En literatura, la coma tiene la función de separar la parte principal del discurso de la subordinada. La coma es el instrumento justo para organizar el discurso. A través de los siglos, se convirtió en la gramática interior de cada uno, con ella se habla, se razona y se piensa.

En matemáticas, la coma tiene la función de separar la parte decimal, de la parte entera.

Fuentes

  • «Coma», artículo publicado en el sitio web Roble.PNTIC.MEC.es
  • «Coma», artículo publicado en el sitio web CSH.IZT.UAM.mx
  • «Coma», artículo publicado en el sitio web Eleonora Castelli.