Contaminación marina-costera

Contaminación marina-costera
Información sobre la plantilla
CONTAMINACION MARINA.jpg
Localización geográfica / administrativa
Cuerpo de agua
Accidentes del cuerpo de agua
-----

Contaminación marina-costera.Introducción directa o indirecta por parte del hombre, de sustancias o energía en el ambiente marino.

Generalidades:

Desde luego que el océano se puede también contaminar por fuentes naturales (erupciones volcánicas, filtraciones submarinas de petróleo, desgaste de la corteza terrestre). La contaminación y destrucción de los fondos costeros de reproducción y cría, junto con la pesca excesiva, han reducido la captura de muchas especies de peces comercialmente importantes. Aunque ha aumentado la captura total por buque en las últimas décadas, es posible que mejoras en la navegaci6n electrónica, instrumentos especiales para detectar peces y la eficiencia de los instrumentos de pesca hayan ocultado las decrecientes poblaciones en algunas áreas. A fines de la década de 1980 empezaron a disminuir las capturas en varias pesquerías importantes, y en 1990 disminuyeron en el ámbito mundial por primera vez en 13 años. Esta situación puede revelar fluctuaciones naturales en las existencias de peces y una reducción de pesca dictada por los esfuerzos de conservación, pero la causa también puede ser la explotación excesiva, la destrucción de los hábitats costeros y la contaminación del agua. Los procesos vitales de los mares se concentran en su mayoría en aguas litorales, por lo tanto los trastornos adquieren en ellas efectos de proporciones exponenciales para todo el ecosistema marino. Alrededor de las tres cuartas partes de la contaminaci6n que acaba en los mares de todo el mundo proviene de actividades humanas en tierra. Resulta curioso que sean precisamente los mismos ríos que hacen productivas las aguas litorales los que con sus vertidos industriales y de comunidades humanas infestan los océanos de contaminación. La mayor parte de los desechos orgánicos, sedimentos, agentes patógenos, productos tóxicos persistentes y polución térmica provienen de fuentes de base terrestre. Incluso la contaminación por el petró1eo y sus derivados que habitualmente se asocia a catástrofes marítimas como la del Exxon Valdez, en realidad tiene su origen tanto en tierra como en el mar. De todos los tipos más significativos de contaminación, só1o la introducción de especies extrañas (polución genética) proviene casi en exclusiva de fuentes marinas. Un gran número de recursos de agua dulce se comparten entre dos o más naciones. El empleo y la protección de esos recursos dependen de la cooperación entre naciones a lo largo de sus riberas.

Contaminación por elementos nutritivos

Playas sucias.jpg

Varios estudios indican que en algunas áreas las contaminantes originadas aguas arriba son responsables de un 70% de la contaminación causada por elementos nutritivos. Este exceso de elementos nutritivos sobre fertiliza el mar, provocando florecimientos algares que agotan el oxígeno. Estos florecimientos pueden causar muerte masiva de peces e invertebrados, cambios en la composición de las comunidades bénticas y sofocación de los arrecifes coralinos. Ciertas algas producen por naturaleza sustancias tóxicas. Los moluscos bivaldos que se alimentan de dichas algas acumulan toxinas y pueden provocar envenenamiento paralizante y diarreico cuando son ingeridos por los seres humanos. En ciertas partes, las toxinas han restringido las pesquerías.

Contaminación por productos químicos tóxicos

Los metales pesados y compuestos orgánicos sintéticos son absorbidos por los organismos marinos mediante la cadena alimenticia, una gran cantidad de productos químicos se acumulan en los peces depredadores. Dichos productos pueden causar lesiones y tumores en los peces y acumularse en los humanos que ingieren el pescado. Se pueden acumular elevados niveles de compuestos orgánicos sintéticos (v.g. DDT, bifenilos policlorados) en los mamíferos marinos que se alimentan en aguas contaminadas y se sospecha que dichos compuestos reducen la resistencia de los animales a las enfermedades. En años recientes, ha habido brotes de males virales fatales en mamíferos. Los metales pesados se concentran principalmente en los sedimentos y en la materia orgánica en suspensión, de los cuales se alimentan las especies detríticas, filtradoras y suspensívoras. Entre los efectos que las altas concentraciones de metales pesados producen se pueden citar:

  • reducción de la diversidad del sistema.
  • bioacumulación de metales pesados en los tejidos de los organismos

marinos a lo largo de la cadena trófica hasta llegar al hombre.

  • mutaciones en las poblaciones que va en detrimento de la viabilidad

genética y de la calidad del producto.

  • patologías en peces bénticos y pelágicos: lesiones en el hígado, erosión de las aletas.

Destrucción de los hábitats costeros

Los hábitats costeros, especialmente las tierras húmedas, los manglares y plantas que crecen en la arena se están eliminando con el fin de crear áreas urbanas, industriales y recreativas, así como para establecer estanques para acuicultura. Los contaminantes, la acumulación de sedimentos por la erosión aguas arriba, el uso de la dinamita, el veneno en la pesca y la minería de materiales de construcción destruyen los arrecifes de coral. Es difícil obtener mediciones de la pérdida de hábitats costeros. En los países tropicales la pérdida de manglares promedia más del 50 % del área preagrícola. Es importante la pérdida de hábitats costeros porque el 90% de la pesca marina del mundo se reproduce en esas áreas. Los peces del mar profundo se alimentan frecuentemente de aquellos que desovan en las áreas costeñas. Se estima, en algunas áreas, que entre 75% - 90% de la pesca comercial corresponde a especies que dependen para su supervivencia (v.g. reproducción, cría, producción de alimentos o migración) de las tierras húmedas de los estuarios o esteros. El deterioro de los hábitats costeros puede tener consecuencias a largo plazo para las poblaciones. Los sedimentos entran al océano por procesos de escorrentía. Generalmente son acarreados por los ríos que llegan al mar. Estos sedimentos se establecen en los estuarios y zonas aledañas a la costa. Estos sedimentos sumergen la vida marina. Los sedimentos absorben un alto porcentaje de sustancias químicas, y las transfieren directamente a aquellos organismos de interés comercial, que desarrollan gran parte de su ciclo de vida dentro o sobre los sedimentos, entre ellos podemos hallar desde crustáceos (camarones, langostas, cangrejos), los moluscos (almejas, pianguas), hasta peces y anélidos. La decoloración de los arrecifes coralinos tiene su origen en la contaminación y la sedimentación. Se advierte que el calentamiento mundial podría dañar seriamente a los corales.

Amenazas a la superficie del océano

Aunque la alta mar parece estar relativamente limpio, estudios realizados recientemente indican los posibles peligros a plantas y animales microscópicos que viven en el océano y constituyen una parte importante de la cadena alimentaria oceánica. Los contaminantes tienden a concentrarse en la capa superior del océano, una zona decisiva para la reproducción y la alimentación de muchas especies de importancia comercial.

Biodiversidad

La diversidad biológica del mundo es un recurso enorme y subvalorado. Incluye todas las formas de vida, desde el menor de los microbios hasta el mayor de los animales, y los ecosistemas que ellos integran. Es para la Humanidad fuente de bienes y servicios, que le dan alimento, energía, materiales y genes que protegen las cosechas y curan enfermedades. La mayor parte de las especies se encuentran cerca del Ecuador, donde sus bosques tropicales y los arrecifes de coral tienen la máxima diversidad.

Las especies mueren al destruirse sus hábitats, la explotación excesiva con intereses comerciales han puesto en peligro a un gran número de especies. La contaminación industrial y agrícola ha cobrado su precio, así como la introducción de especies en competencia dentro de ecosistemas establecidos han tenido efectos devastadores. Actualmente, la pérdida de diversidad biológica de la Tierra es uno de los asuntos ambientales y de desarrollo más apremiante.

Hasta ahora, los esfuerzos dirigidos especialmente a la protección de la diversidad biológica en el medio marino han sido limitados. En primer lugar, porque su biodiversidad no se considera amenazada. En segundo lugar, el carácter de propiedad común que tienen los espacios y los recursos marinos, incluyendo la noción generalizada de que los océanos son infinitos e inagotables; y en tercer lugar, la falta de tradición en la administración de las zonas marinas.

En general el método tradicional de designación de áreas costeras y marinas protegidas deja de lado la interdependencia del área protegida con los ecosistemas vecinos a ella y los efectos socioeconómicos que trae su designación y gestión.

La efectividad de un área protegida depende del tamaño del área, de las actividades que están limitadas y de la capacidad que tiene el área para restringir, evitar o reducir las actividades generadoras de contaminación y de otras formas de deterioro ambiental ubicadas en la costa.

El alto grado de comunicación entre los mares facilita el intercambio genético y de especies, así como la transmisión de sustancias contaminantes a través del medio acuático, por lo que la integridad de las comunidades marinas es difícil de mantener y los efectos de la contaminación marina sobre las especies, son difíciles de contrarrestar.

Fuentes