Saltar a: navegación, buscar

Depresión canina

Depresión canina
Información sobre la plantilla
Bulldog-francespeque-a.jpg
La depresión canina en la mayoría de los casos es por falta de atención de sus dueños.
Depresión canina. Estado patológico canino con disminución general de toda la actividad psíquica, afectando especialmente al componente afectivo.

Características

La depresión en los perros es el resultado de una situación traumática en su entorno. Los cambios repentinos son los que contribuyen en mayor medida a esta situación, por ejemplo la llegada de otro perro o un bebé al hogar, una mudanza, un cambio en la rutina de su amo, la pérdida de un animal de compañía o de un integrante del hogar, la vivencia de una situación estresante como el enfrentamiento con otro perro, o incluso los cambios en el clima como la llegada del invierno.


Sin embargo, la depresión también puede estar relacionada con las decisiones de los amos respecto a la vida sus mascotas, como por ejemplo no fomentar la socialización con otros canes, no incentivar el ejercicio o sobre-protegerlos. Estas conductas, que evidencian la falta de un buen guía, suelen derivar en enfermedades mentales que pueden traducirse en mal comportamiento o depresión.


Tipos de depresiones caninas

  • Depresión endógena: ausencia aparente de motivaciones externas, es decir, su causa es genético (hereditario).
  • Depresión exógena:consecuencia directa del entorno.

Síntomas

  • Apatía general.
  • Desinterés por cosas que antes le interesaban.
  • Falta de respuesta ante estímulos gratificantes.
  • Somnolencia.
  • Inapetencia.
  • Sed excesiva.

Causas

  • Situaciones de aburrimiento (sin nada con que estimular al perro)
  • La inactividad mental.
  • Reclusiones solitarias.
  • Familias desorganizadas
  • Ansias de compañía
  • Falta de afecto.

Tratamiento

  • Dedícale tiempo a tu mascota, juega con ella, haz las cosas que más le gustan (camina, salir en auto, correr, hacer ejercicio). Pasa más tiempo abrazándolo y acariciándolo, mantenlo ocupado.
  • Si lo tienes que dejar solo en casa, déjale la radio o la televisión encendidas para evitar que se sienta solo. También existen juguetes interactivos que le servirán de entretenimiento.
  • Premia a tu perro cuando demuestre un comportamiento positivo, bríndale golosinas cuando esté feliz y no para hacerlo feliz ya que si está deprimido asumirá que es bueno seguir estando así y será aún más difícil sacarlo de ese estado.
  • Llévalo a que sociabilice con mas perros en el parque en caso de que no tenga compañía de otras mascotas en casa.


Si la depresión es causada por un desequilibrio químico los médicos podrán recetar medicamentos, recuerda que nunca debes medicar a tu mascota sin consultar con el veterinario.

Otras opciones pudieran ser:

  • Sobrellevar la soledad estimulándole con música durante las ausencias.
  • Relación directa con su propietario.

Fuente