Saturno (mitología)

(Redirigido desde «Dios Saturno»)
Para otros usos de este término, véase Saturno (desambiguación).
Saturno
Información sobre la plantilla
Deidad
Saturno (mitología).jpg
Religión o Mitologíamitología romana
SincretismoCronos
Día celebraciónfiesta saturnales, del 19 al 25 de diciembre
Patrón(a) o Dios(a) dedios de la agricultura y de la cosecha
País o región de origenromano
Venerado enBandera de Imperio Romano Antigua Roma

Saturno. (mitología romana) dios de la agricultura y de la cosecha en la religión romana, Saturno era invocado en el momento de las siembras. Este dios corresponde al dios griego Cronos, dios del tiempo, con frecuencia los mitos de ambos se entremezclan.

Mito

Saturno es el menor de los hijos de Urano y de Tellus, el Cielo y la Tierra. En virtud del derecho de primogenitura, Titán, el mayor de los niños de Urano, debía suceder a su padre en el trono. Pero Saturno, el más ambicioso de todos, consiguió que su hermano Titán le dejara reinar en su lugar con la condición de que Saturno, hiciera perecer a sus hijos varones, con el fin de dejar Saturno, a su muerte, el trono del Olimpo a los hijos de Titán.

Saturno se casó con Ops, con quien tuvo varios hijos. Cumpliendo lo pactado con su hermano devoró a todos sus hijos recién nacidos ávidamente. Sabiendo además que un día sería a su vez destronado por uno de sus hijos, exigía a su esposa que le diese a los recién nacidos. Sin embargo, Ops logró salvar a Júpiter. Júpiter, educado en secreto, una vez adulto, hizo la guerra a su padre. Derrotándole le fuerza a devolverles la vida a sus hermanos y a sus hermanas y expulsándole del cielo. Así la dinastía de Saturno perduró en detrimento de la de Titán.

Huyó a Italia, en la región del Lacio, donde se hace rey y gobernó durante la edad de oro, un tiempo de paz y felicidad completas. Los pueblos de las montañas vecinas se reúnen en Lacio para vivir una vida cómoda, sin injusticia ni deshonor, regulada por una eterna primavera en la que no existen las catástrofes agrícolas. Allí las cosechas son buenas y abundantes.

Saturno se quedó, tras el fin de "la edad de oro", como el dios protector de las siembras, como recuerdo de la eterna primavera. Ya que Júpiter, enfadado por la felicidad de su padre, lo manda a los Infiernos. La primavera eterna es destruida y se crean las cuatro estaciones del año.

Descendencia

Culto

Fiestas saturnales

Durante las fiestas llamadas saturnales el 19 al 25 de diciembre, cuya institución se remontaba a mucho más allá de la fundación de Roma, consistían principalmente en representar la igualdad que reinaba originalmente entre los hombres, se rememoraba la edad de oro durante siete días. Todas las actividades se suspendían y se postergaban ejecuciones y operaciones militares.

Era un periodo de buena voluntad, dedicado a los banquetes y al intercambio de visitas y regalos. Un rasgo peculiar de este festival era la libertad que se daba a los esclavos, quienes durante este tiempo ocupaban el sitio preferencial en la mesa familiar y eran servidos por sus amos.

Esta fiesta es la única manifestación religiosa que los romanos consagran a Saturno. Fiesta de libertad, de felicidad, e incluso de exceso, esta fiesta representa el ideal de vida que simboliza la edad de oro perdida.

Rituales

En sus rituales los cartagineses ofrecían a Saturno, sacrificios humanos, específicamente recién nacidos. Estos sacrificios, según la tradición, eran acompañados por flautas y tambores, haciendo tal ruido que los gritos del niño sacrificado no podían oírse.

Templos

En Roma Saturno tenía un templo en el extremo occidental del Foro Romano, donde se guardaba el tesoro público, debido a que en la época de Saturno (es decir, la edad de oro) no se cometían robos, y también se depositaban numerosas leyes. Su estatua estaba sujeta con cadenas de las que no se libraba hasta el mes diciembre.

Saturno solía ser representado con barba, sosteniendo una hoz y una espiga de trigo.

Fuentes