Saltar a: navegación, buscar

Dog fribee

Dog fribee
Información sobre la plantilla
201007-dogfrisbee-ustecky-psi-festival-6856.jpg
Otros nombres:DiscDog
Accesorios:Perro, Disc
Olímpico:No
El DogFrisbee (o DiscDog) es una disciplina deportiva en la que perro y humano interactúan con uno o varios discos (frisbees). Para ello, el participante humano del equipo realizará diversos lanzamientos de disco al perro, que tendrá que atraparlos correctamente a lo largo de toda la pista.

El DogFrisbee es un deporte que trabaja el vínculo con el perro, ya que la motivación de perseguir un disco volador les divierte mucho, haciendo a los dueños partícipes de ese juego. Es un deporte ideal para disfrutar con tu perro a la vez que hace deporte, manteniéndolo en una perfecta forma física y mental. Es un deporte muy asequible de practicar, ya que solo requiere de unos cuantos discos especiales para perros, un terreno libre y ganas de pasarlo bien con nuestro mejor amigo.

Historia

Los inicios del frisbee tienen una historia muy dulce. Las tartas americanas se distribuían en moldes de metal, siendo uno de los principales productores la empresa Frisbie Pie Company de Bridgeport, Connecticut.

Los estudiantes, tras comerse los pasteles, comenzaron a jugar a lanzarse dichos moldes, que no volaban del todo mal. Walter Frederick Morrison y Warren Franscioni observaron que los jóvenes disfrutaban mucho lanzándose los platos, con lo que decidieron fabricarlos en plástico, mejorando su capacidad de vuelo. En 1957, la empresa Wham-O patentaría el nombre de Frisbee (por lo que en ocasiones se prefiere el uso libre de la palabra "Disc"), iniciando de esta forma la aficción al deporte. El precursor del DogFrisbee es Alex Stein, un estudiante universitario que un día probó suerte lanzándole frisbees a su perra Ashley (una Whippet blanca y negra), y no tardó en darse cuenta de que disfrutaban juntos jugando con los discos. El 5 de agosto de 1974, durante el descanso del partido de béisbol que enfrentaba a los Dodgers y los Reds, Alex saltó junto a su perra Ashley al centro del campo, y comenzaron a jugar con el disco.

Inicialmente, el público disfrutaba tanto de la demostración que los agentes de seguridad del estadio no intervinieron, pero cuando Alex llevaba 8 minutos jugando con los frisbees, decidieron interrumpir su actuación y detenerlo. Tras esto, Alex y Ashley se volvieron mundialmente conocidos, apareciendo en numerosos programas de televisión de la época, convirtiéndose en la mascota de los Rams y actuando en la Casa Blanca. Ashley ostenta el honor de ser la primera protagonista no humana de la revista People. Incluso obtuvo su propia tarjeta de crédito y una cuenta corriente, y la revista Life le dedicó un reportaje especial.

Modalidades

El DogFrisbee tiene dos modalidades principales, estas modalidades pueden recibir distintos nombres dependiendo de la organización a la que pertenezca cada competición, y es posible que las normativas varíen sutilmente en cada una de ellas (duración de las modalidades, número de rondas a realizar, sistema de puntuación, etc). Las modalidades generales son:

Freestyle

En esta categoría, el equipo formado por perro y humano realizan una coreografía con música durante un período de tiempo predeterminado. Durante la rutina, el jugador utiliza varios discos para realizar distintos tipos de lanzamiento, llevando a cabo asombrosas figuras en conjunción con su perro para que éste los atrape. Estas figuras incluirán lanzamientos en diversas posiciones corporales, en las cuales el perro realizará espectaculares saltos por encima del cuerpo del participante, realizará giros y efectuará diversos trucos y habilidades, atrapando discos en posiciones muy bien ensayadas y perfeccionadas con anterioridad. Es la modalidad preferida por el público, ya que la rutina coreográfica de cada jugador es única y demuestra la relación y grado de entendimiento entre perro y dueño, buscando sorprender a los jueces y público asistentes con sus ejercicios.

Toss&Catch

En esta modalidad, se da un intevalo de tiempo para ejecutar una serie de lanzamientos consecutivos en línea recta con un solo disco. El can deberá perseguir el disco, atraparlo antes de que toque el suelo, y devolverlo lo más rápidamente posible para que su dueño pueda realizar un nuevo lanzamiento. En esta modalidad se puntúa la distancia a la que el perro es capaz de atrapar el frisbee, obteniendo en ocasiones puntos extra por atraparlo en el aire, sobre una línea central.

Fuentes