Saltar a: navegación, buscar

Ecocardiograma

Ecocardiograma
Información sobre la plantilla
Ecocardiograma1.jpg
Concepto:Es un examen que emplea ondas ultrasonoras de alta frecuencia, emitidas por una sonda de grabación (transductor), que chocan contra las estructuras del corazón y de los vasos sanguíneos, y al rebotar producen una imagen móvil, permitiendo ver al corazón en movimiento. Dicha imagen aparece en una pantalla de vídeo pudiéndose grabar en una cinta o imprimirse, y es mucho más detallada que la imagen producida por rayos X, y no involucra exposición a la radiación.

Ecocardiograma. Se conoce también como un “eco.” Puede ayudar a su doctor a determinar si está teniendo dificultades con sus válvulas, a ver cómo está funcionando su corazón, y a observar el movimiento dentro del corazón. Esta prueba también puede mostrar problemas cardíacos que han existido desde su nacimiento.

Utilidad

El ecocardiograma permite visualizar muchas de las estructuras del corazón, aunque en ocasiones la imagen puede quedar dificultada por la interposición de las costillas, tejidos corporales o grasa cutánea. Cambiando la posición y el ángulo de la sonda, se consigue observar el corazón y los principales vasos sanguíneos desde varios ángulos, para obtener una imagen detallada de las estructuras y de la función cardiaca. Es muy útil para diagnosticar muchas enfermedades cardiacas y vasculares.

Funcionamiento

Se emplean ultrasonidos de alta frecuencia, emitidos por una sonda. Los ultrasonidos se reflejan en los tejidos y son recibidos por la sonda. El aparato de ecocardiografía elabora la imagen con la información recibida por la sonda y la emite en una pantalla de vídeo.

Tipos de ecocardiograma

Transtorácico

Se realiza a través de la pared torácica. El paciente debe desvestirse de cintura para arriba y tenderse sobre la espalda en una mesa para exámenes. Luego, se le colocan electrodos para obtener una imagen electrocardiográfica del corazón. Se pasa la sonda por el tórax aplicando un gel conductivo. La sonda se desliza por las costillas y el esternón para obtener las imágenes. El ecocardiografista puede solicitar al paciente que respire de determinada forma para mejorar las imágenes.

Transesofágico

se realiza a través de una sonda que se introduce por el esófago y permite obtener imágenes de mayor claridad. Es útil ante la sospecha de determinadas patologías. Se introduce al paciente una sonda a través del esófago para visualizar las estructuras cardiacas después de anestesiar la parte posterior de la garganta. El procedimiento dura en torno a 20 minutos. El ecocardiografista obtendrá imágenes de diferentes planos para disponer de toda la información posible.

Causas posibles para realizar un ecocardiograma

  • Estudio de posibles derrames pericárdicos u otras enfermedades del pericardio.
  • Sospecha de lesiones valvulares: tipo estenosis (cierre de las válvulas) o insuficiencia (debilidad en el cierre de dichas válvulas).
  • Para el estudio de arritmias.
  • En pacientes portadores de prótesis valvulares.
  • En pacientes que han sufrido un infarto agudo de miocardio.
  • Estudio de miocardiopatías (miocardiopatía alcohólica, hipertrófica).
  • Ante la sospecha de endocarditis.
  • En los pacientes que han sufrido un infarto cerebral, en los que se sospecha que el corazón pueda estar participando mandando émbolos hacia el cerebro.
  • En los pacientes con hipertensión arterial mal controlada y severa, para descartar posibles consecuencia de la misma a nivel cardíaco.
  • En los pacientes que por la clínica se sugiera la existencia de taponamiento cardíaco, o disección aórtica.

Riesgos para el paciente

No se utilizan rayos X ni radiaciones. El ecocardiograma transtorácico es una técnica muy utilizada porque es no invasiva, no supone un riesgo para la salud y no tiene contraindicaciones. Cuando se realiza un ecocardiograma transesofágico el sujeto debe estar en ayunas y hay que explicarle en que consiste y contar con su colaboración durante la prueba. Se recomienda no ingerir alimentos 1-2 horas después de realizarla. Excepcionalmente con el ecocardiograma transesofágico puede haber complicaciones en el esófago derivadas de la introducción de la sonda. El ecocardiograma transesofágico puede estar contraindicado en ciertos pacientes con problemas esofágicos. En los casos que el ecocardiograma de estrés, sobre todo cuando se administran medicamentos, hay que tener presentes posibles efectos adversos como la aparición de dolor torácico, sensación de falta de aire, arritmias, etc. No obstante, son poco frecuentes.

Fuentes