El año de la muerte de Ricardo Reis

El año de la muerte de Ricardo Reis
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo

Es una de las novelas más famosas y mejor consideradas del Nobel portugués José Saramago.
Título originalO ano da morte de Ricardo Reis
Autor(a)(es)(as)José Saramago
Editorial:Arte y Literatura
ImprentaInstituto Cubano del Libro
EdiciónMarietta Suárez Recio
Diseño de cubiertaEnrique Mayol Amado
Primera edición1984
ISBN959-03-0149-5

El año de la muerte de Ricardo Reis. Es una de las novelas más famosas y mejor consideradas del Nobel portugués José Saramago (1922), una obra al mismo tiempo tierna y estremecedora, que inmortaliza la ciudad de Lisboa y pone en pie la figura de uno de los grandes poetas portugueses: Fernando Pessoa, también conocido como Ricardo Reis o Bernardo Soares.

Argumento

En la novela, Ricardo Reis regresa a su ciudad natal, Lisboa, después de pasar varios años trabajando como médico en Brasil. Reis realiza el viaje al enterarse de la muerte de Pessoa. Al llegar a Lisboa decide abandonar la medicina y se instala en un hotel, donde pasa los días leyendo los periódicos y caminado por las calles de la ciudad.

Reis lee sobre los eventos que desencadenan la Guerra Civil Española y presencia la llegada de grupos de inmigrantes españoles en busca de refugio en Lisboa. Sin embargo, Reis nunca expresa sentimientos por el conflicto y no parece entender completamente el significado de la lucha.

Reis también inicia un amorío con una de las mucamas del hotel, pero incluso en sus relaciones más intimas, es alienado continua y voluntariamente de la sociedad. El médico también tiene encuentros con el espíritu de Fernando Pessoa y las conversaciones entre ambos revelan los detalles más íntimos del personaje. Asimismo, Reis parece perder su concepción de la vida y la muerte y la diferencia entre ambas.

En la escena final de la novela, Reis muere tranquilamente siguiendo a Pessoa al cementerio.

Características

Esta novela tiene una característica especial frente a muchas otras de su tiempo: está narrada en todo momento utilizando el presente. Es cierto que Saramago escribe en muchos momentos en presente y luego continúa la narración en pasado (el tiempo común para los narradores, pero no por eso el obligatorio), pero en este caso no sucede lo mismo, en estas quinientas páginas el tiempo empleado para narrar es siempre el presente, salvo quizás en alguna pequeña alusión al pasado histórico. Cuenta también con la ambientación, aunque más bien indirecta, en la Guerra Civil española, pero no es la historia del mundo lo que a José Saramago le interesa plasmar en una novela que está dedicada exclusivamente a dos asuntos: la inmortalidad y descripción mágica de Lisboa, y la inmortalidad de Fernando Pessoa.

Es una historia muy interesante, que nos hace pensar mucho y en alguna ocasión será capaz de sacarnos sonrojos y lágrimas.

El narrador

El narrador se nos presenta atípico. Dice desde una distancia irónica, nos acompaña como espectro lector que se hubiera sentado en nuestro hombro a explicarnos cuanto sucede al personaje protagonista a lo largo de los nueve meses que dura su estancia terrenal en Lisboa. Lejos de contribuir con ello a empequeñecer a la criatura, consigue hacérnosla más próxima, porque lo que hace queda relativizado, difuminado en las aconteceres comunes, y es más héroe si cabe que si hubiera sido pintado con tonos románticos.

Fuentes

  • Saramango, José: El año de la muerte de Ricardo Reis. Editorial Arte y Literatura, 1984