Saltar a: navegación, buscar

El agua y el amor

El agua y el amor
Información sobre la plantilla
El agua y el amor.jpg

El agua y el amor. Leyenda mexicana Maya sobre el Dios de la lluvia y el amor.

Sinopsis

Cuentan que hubo un rey que estaba totalmente enamorado de una muchacha, allí siempre estaban pendientes de Chac y su influencia con las lluvias porque para los Mayas es el Dios de la lluvia, ellos tenían muchas sequías y entonces este rey se olvidó de su pueblo cuando la madre de su amada la escondió en un lugar que solamente ella conocía y nadie podría encontrarla, la búsqueda comenzó con todo el pueblo como ayuda, él le rogó a los Dioses para poder verla otra vez, allí es que un campesino dijo haber escuchado a una chica, entraron al lugar y solo vieron picos de hielo, allí pusieron una escalera porque se seguía escuchando a una chica y estaba escondida, ella volvió con su rey y los aldeanos encontraron en el mismo lugar 7 estanques de agua que les sirvieron para ya no necesitar constantemente la lluvia.

Bolochen fue este pueblo que aunque creció en torno a nueve pozos, periódicamente padecía de sequía. Tenían como jefe a un astuto y valeroso guerrero que se enamoró de una hermosa doncella. La madre de la chica se sintió temerosa de perderla, pues era un amor correspondido y decidió esconderla en el lugar más recóndito que conocía.

La desaparición de la doncella

La desaparición de la doncella provocó que el jefe se olvidase de su pueblo; rogó a los dioses y pidió ayuda a sus gentes para la bús¬queda de la joven. Alguien escuchó un sollozo en una gruta cercana; el rastreo se centró en ella. El guerrero entró y sólo encontró una enorme sima de bordes de cristal, pero el sollozo se percibía. Decidieron construir una enorme escalera con árboles y lianas. Efectivamente, en el fondo se encontraba la muchacha. Fue sacada y con ella volvió la alegría. Dentro de la gruta encontró siete estanques formados en la roca: Chacha (agua roja), Pucuelha (tiene olas como el mar), Sallab (salto de agua), Akabha (agua oscura), [[Chocoha] (agua caliente), Ociha (agua lechosa) y Chimaisha (con muchos insectos).

Desde entonces no importa nada, ni tan siquiera se acordaban de Chac y de las jugarretas que de vez en cuando les hacía cuando les castigaba con la sequía.

Fuentes