Saltar a: navegación, buscar

El coloquio de los perros

El Coloquio de los Perros
Información sobre la plantilla
Coloquio de los perros.jpg
El coloquio de los Perros. Se trata de una biografía aunque uno de los personajes interviene en la obra pero no se sabe nada de él, porque él no cuenta nada sobre su vida.
Título originalEl Coloquio de los Perros
Autor(a)(es)(as)Miguel de Cervantes
GéneroNovela
PaísBandera de España España

El Coloquio de los Perros. La corrupción social denunciada por Berganza en la narración de su vida, las cínicas disquisiciones filosóficas de ambos perros sobre las convenciones sociales y la maldad en el mundo.

Argumento

Peralta lee el libro dónde Campuzano escribió la conversación entre dos perros, mientras Campuzano duerme. La lectura comienza con Berganza, que cuenta su vida a su compañero Cipión. Berganza cree haber nacido en Sevilla, quizá en el matadero, donde tuvo su primer amo, el matarife Nicolás el Romo. Escapó de la crueldad del jifero y vivió después con unos pastores en el campo, como guardián del rebaño.

Al no poder descubrir al amo las fechorías de los pastores-lobos, vuelve a Sevilla y sirve a un rico mercader. Por lealtad a su amo rechaza los sobornos de la criada y, ante la segura venganza de la negra, se marcha y encuentra como nuevo amo al alguacil amigo de Nicolás el Romo. Abandona aquel mundo de alguaciles, escribanos, prostitutas y rufianes asociados en el robo, y se une a una compañía de soldados, en Mairena del Alcor. Cuando el tamborilero y el "perro sabio", adiestrado en espectaculares prodigios, llegan a Montilla, la bruja Cañizares reconoce en Berganza al hijo de la Montiela, cuyos dos niños habían sido transformados en perros por la bruja La Camacha. Una vez descubierta y humillada la bruja Cañizares, el perro huye y va a arar a un campamento de gitanos, cerca de Granada.

Por miedo a que en sus trapacerías lo utilicen como "perro sabio" se marcha y sirve, en las afueras de Granada, a un hortelano morisco. Mal alimentado entre los de aquella raza, consuela su estómago con los mendrugos de un poeta, y sale adelante como "entremesista y farsante de figuras mudas", hasta que, herido en la representación de un entremés en Valladolid, cansado de todo, Berganza entra al servicio de Mahudes, en el Hospital de la Resurrección.

Personajes de la obra

  • Cipión: Es un perro, es el maestro del debate, pues sus opiniones marcan como se debe seguir el diálogo; la superioridad de Cipión es reconocida y aceptada por Berganza.
  • Berganza: Es el otro perro. Es el que cuenta su vida y es el discípulo, por decirlo de alguna manera, de Cipión.

Fuentes

  • El Coloquio de perros

Enlace externo