Saltar a: navegación, buscar

Elpidio Sosa

(Redirigido desde «Elpidio Sosa González»)
Elpidio Sosa
Información sobre la plantilla
Elpidio Sosa.jpg
NombreElpidio Casimiro Sosa González
Nacimiento4 de marzo de 1929
Sagua la Grande, Villa Clara, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento26 de julio de 1953
Santiago de Cuba, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
Conocido porSosita

Elpidio Casimiro Sosa González. (Sosita).Combatiente del asalto al Cuartel Moncada que cayó en esa acción contra la dictadura de Fulgencio Batista.

Primeros años

Nació el 4 de marzo de 1929 en la ciudad de Sagua la Grande provincia de Villa Clara. Su infancia y su juventud transcurrieron en Sagua, alternadas con frecuentes viajes a Isabela. Formaba parte de una humilde familia. Era un jovencito tranquilo, callado, entusiasta, que ansiaba estudiar y superarse. Estudia hasta el octavo grado en la Escuela Superior de Varones de Sagua, después aprende inglés, mecanografía y taquigrafía en la Academia Pitman de su ciudad natal.

Inicia su vida laboral a los 19 años como viajante de comercio para la firma "Hilos Capitolio", de Sol No. 370, en La Habana, para ayudar a su familia y costearse los estudios. A los 20 años, en 1949 la familia se traslada para La Habana para el apartamento No. 5 de la calle Marques González.

Combatiente revolucionario

Establecido en La Habana hacia 1950, enseguida contacta con miembros de la juventud ortodoxa, entre los que se encuentran Fidel, Abel, Calixto García, Jesús Montané y otros jóvenes que luego integrarían la generación del centenario. Con ellos discute, aprende, realiza prácticas de tiro y toma conciencia del momento que vive su país.

Ultimándose la fase organizativa del asalto al Cuartel Moncada agudiza la falta de dinero y Elpidio desarrolla una acción de desprendimiento total que lo distinguió en unión de otros jóvenes. Se dirige al propietario del "Bar Oriente" de San Miguel y Consulado, donde trabajaba como dependiente gastronómico, y le propone la venta de su plaza por 300 pesos, dinero que aportó a la causa revolucionaria. Este gesto fue reconocido por Fidel Castro Ruz, en su alegato de autodefensa "La Historia me Absolverá" cuando destacó:

"Con mayor orgullo que nunca digo que consecuentemente con nuestros principios, ningún político de ayer nos vio tocar a sus puertas pidiendo un centavo, que nuestros medios se reunieron con ejemplos de sacrificio que no tienen paralelo, como el de aquel joven, Elpidio Sosa, que vendió su empleo y presentó un día con trescientos pesos para la causa..."
"Autor de la cita"

Rápidamente siente inclinación por las ideas revolucionarias. Sus lecturas acerca de la situación de los trabajadores, la discriminación social y racial, dejan en él profundos sentimientos de patriotismo y rebeldía. Sus estudios en la ciudad de Sagua la Grande le forjan el carácter y motivan, con mayor fuerza, sus ansias de libertad.

Participación en el Moncada

Según relata un estudio de la sección de investigaciones históricas del comité provincial del partido, en la Ciudad de La Habana «la confianza que Fidel y los demás dirigentes del Movimiento tenían en Elpidio_Sosa se evidencia en el hecho de que él es uno de los escasos compañeros que conocerá el verdadero objetivo de la acción.

Está entre los pocos que conocen el verdadero objetivo de la acción, y por tal motivo, de acuerdo con las instrucciones, debía partir la noche del 14 de julio con Abel Santamaría y Ernesto Tizol, hacia Santiago de Cuba, a fin de alquilar la finca “Siboney”, donde bajo la cobertura de una granja de pollos se establecería el cuartel general de los insurgentes. La víspera del asalto, Sosa hace gala de su natural jovialidad y coopera en la elaboración de una suculenta comida, que para muchos de los comensales sería la última.

Con los primeros claros del amanecerse producirá la salida la salida de la caravana para fortaleza militar, donde una página heroica empezaba escribirse con la sangre y el valor de aquellos jóvenes. Solo uno de sus hermanos conoce la verdad, cuando Sosita le dice: «Voy a la muerte; tengo la seguridad de que voy a morir, pero la causa que defendemos no admite demoras. Estoy enfermo de asco desde que se encaramó en el poder el tirano. No puedo ni quiero hablar de eso; lo que hay que hacer, se hará. Y quizás no podré verlo, pero surgirá una Cuba nueva, limpia y diferente». Con solo 24 años, Elpidio Sosa cae combatiendo en los muros del Cuartel Moncada, por los ideales que tanto defendió durante toda su vida. Cuentan que siempre le gustaba decir:

"Yo soy un hombre que quiere luchar; yo quiero participar en la historia."

Muerte

Muere el 26 de julio de 1953.

Enlaces externos

Fuentes

  • Archivos de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado.
  • Mártires del Moncada. La Habana: Eds. R., 1965.