Saltar a: navegación, buscar

Enfermedad meningocócica

Enfermedad meningocócica
Información sobre la plantilla
Enfermedad meningo.jpg
La enfermedad meningocócica continúa siendo un importante problema de salud a nivel mundial. La presencia de casos esporádicos y/o agrupaciones de casos (cluster) originan gran preocupación y alarma en las comunidades donde se detectan, debido a la relativamente alta letalidad de ciertas formas clínicas

Enfermedad meningocócica. Esta enfermedad es producida por Neisseria meningitidis (meningococo), es un diplococo gramnegativo, frecuente en la faringe del hombre que puede producir bacteriemia y meningitis, con manifestación en forma epidémica, casos endémicos esporádicos o en brotes localizados.

Epidemiología

La enfermedad meningocócica es una entidad frecuente en todo el mundo. En Cuba a partir del año 1976 se detectó un aumento en el número de mortalidad y gravedad de su presentación con su mayor incidencia en niños y jóvenes, y poseen un importante riesgo las colectividades cerradas (cárceles, internados, etc.). Alcanzó tasas de incidencia altas en el año 1979, con predominio del tipo C y a continuación el B serogrupo A, con gran resistencia a las sulfamidas por lo que fue suprimida su quimioprofilaxis. Desde 1985 han ido decreciendo las cifras anuales de casos y defunciones, debido a las medidas epidemiológicas y las vacunaciones preventivas. Lo más importante es evitar la mortalidad lo cual será posible solo con el diagnóstico precoz y una terapéutica oportuna.

Etiología

La enfermedad meningocócica es producida por diplococos gramnegativos inmóviles, oxidasa positivo capsulados que no forman esporas, que se aíslan fácilmente a partir de una muestra reciente de siembra en agar chocolate caliente e incubada de 18-24 h. Se dividen en grupos serológicos basándose en las diferencias antigénicas de sus polisacáridos capsulares. Los grupos A, B y C son los mayores causantes de enfermedades, los grupos X-Y-Z-29E y W135 son los que producen enfermedades más graves. Hay otros grupos que habitan en la orofaringe, pero no causan enfermedad habitualmente. Inmunidad. La aparición de la enfermedad depende del estado inmunitariodel huésped, la inmunidad natural puede deberse a la colonización en la orofaringe durante los primeros años de vida por una bacteria relacionada con la Neisseria lactamica, aunque se dice que suele ser inespecífica. La deficiencia de uno de los factores terminales del complemento C5, C6, C7, C8 y C9 es un riesgo para episodios repetidos de bacteriemia por neisseria patógena, lo cual debe buscarse siempre en enfermos con segundos episodios

Diagnóstico

Se determina por: 1.Interrogatorio y examen clínico. 2.Exámenes complementarios. El diagnóstico definitivo se realiza con el aislamiento de la Neisseria meningitidis en sangre o en el hemocultivo. Además puede realizarse: 1.Cultivo del líquido sinovial. 2.Técnica de contrainmunoelectroforesis. 3.Aglutinación con látex. 4.Gota gruesa en sangre periférica. 5.Cultivo de la lesión petequial. 6.Frotis coloreado con gram (diplococo gramnegativo intra o extracelular). 7.Hemograma (leocucitosis con neutrofilia). 8.Técnicas de neuroimagen: la TAC y la RMN tienen poca importancia en el diagnóstico, aunque pueden detectar complicaciones.

Tratamiento profiláctico

  • Control de vectores.
  • Acunación.
  • Medidas higiénicas ambientales.
  • Medidas de control epidemiológico. Notificación inmediata al departamento epidemiológico municipal correspondiente.
  • Contactos familiares con fiebres o sospechosos: indicar rifampicina a razón

de 600 mg (2 cáp. cada 12 h por 2 días).

Fuente

  • Matarama Peñate, Miguel. Diagnóstico y tratamiento Medicina Interna/ Miguel Matarama Peñate _Cuba: Ed, Ciencias Médicas 720p