Saltar a: navegación, buscar

Esopo

Esopo
Información sobre la plantilla
Esopo.jpg
NombreEsopo, Αἴσωπος
NacimientoAlrededor del 600 a. C.
OcupaciónFabulista

Esopo. Es el fabulista griego por excelencia, en la actualidad se siguen incluyendo sus pequeños cuentos en los libros infantiles, enfatizando en la moraleja de cada uno de ellos de una manera clara y sencilla.

Biografía

Pocos datos existen sobre la biografía de Esopo, y ya en la época clásica su figura real se vio rodeada de elementos legendarios. Según los autores aunque todos ellos coinciden en que vivió alrededor del 600 a. C. Heráclides Póntico, lo menciona como una persona natural de Tracia, nacido esclavo de Jantos y posteriormente liberto de Idmon.

Según una tradición muy difundida, nació en Frigia, aunque hay quien lo hace originario de Tracia, Samos, Egipto o Sardes. Sobre él se conoció una gran cantidad de anécdotas e incluso descripciones sobre su físico recogidas en la Vida de Esopo, escrita en el siglo XIV por Planudo, un monje benedictino, si bien es dudosa su validez histórica.

Se cuenta que Esopo fue esclavo de un tal Jadmón o Janto de Samos, que le dio la libertad. Debido a su gran reputación por su talento para el apólogo, Creso le llamó a su corte, le colmó de favores y le envió después a consultar al oráculo de Delfos, a ofrecer sacrificios en su nombre, y a distribuir recompensas entre los habitantes de aquella ciudad. Irritado por los fraudes y la codicia de aquel pueblo de sacerdotes, Esopo les dirigió sus sarcasmos y, limitándose a ofrecer a los dioses los sacrificios mandados por Creso, devolvió a este príncipe las riquezas destinadas a los habitantes de Delfos.

Obra

La obra de Esopo fue recopilada primero por Demetrio de Falero, luego por Fedro, Babrio, Jean de La Fontaine y Félix María Samaniego.

Las fábulas de Esopo pertenecen a lo que se denominó la época arcaica, éstas toman su fuerte en los relatos populares y es considerada por algunos autores como una sátira. La estructura de la fábula esópica ha sido definida por varios autores, pero la más completa se le atribuye a Nojgaard quien distingue en la narración elementos o momentos imprescindibles:

  • La situación de partida en que se plantea un determinado conflicto, entre dos figuras generalmente animales.
  • La actuación de los personajes, que procede de la libre decisión de los mismos entre las posibilidades de la situación dada.
  • La evaluación del comportamiento elegido, que se evidencia en el resultado pragmático, el éxito o el fracaso producido por tal elección.
  • En sus fábulas hay una enseñanza moral, no una doctrina. Recogen experiencias de la vida cotidiana que forman un conjunto de ideas de carácter pragmático.

Fábulas de Esopo

  • La zorra y la cigüeña.
  • De gansos y grullas.
  • El águila y el escarabajo.
  • El águila y la zorra.
  • El campesino y la serpiente.
  • El cuervo enfermo.
  • El cuervo y la zorra.
  • El granjero y la víbora.
  • El invierno y la primavera.
  • El león enamorado.
  • El león y el ratón.
  • El león y el delfín.
  • El lobo y el busto.
  • El niño que se ahogaba.
  • El parto de los montes.
  • El perro y la campanilla.
  • El ratón de campo y el ratón de ciudad.
  • El viejo y la muerte.
  • El viento del Norte y el Sol.
  • La cigarra y la hormiga.
  • La comadreja y las gallinas.
  • La gallina de los huevos de oro.
  • La liebre y la tortuga.
  • La perra que llevaba un trozo de carne.
  • La primavera y el invierno.
  • La rana que quiso ser buey.
  • La rana y la zorra.
  • La zorra y las uvas.
  • Las ranas y su rey.
  • Zeus y la serpiente.
  • El griego y el espartano.

Fuentes